Reseña de Litus

Este es un título un poco engañoso. Sí, es la reseña de la película Litus, pero yo quiero aprovechar también para hablar del modelo que usa esta película: grabar en un único espacio reducido.
En el caso de Litus, ese espacio es justamente el apartamento de nuestro protagonista que tiene el mismo nombre del film.
Un grupo de amigos se encuentran para charlar y contar anécdotas. Sin salir del piso, la trama es suficientemente potente para mantenerte alerta y enganchado a cada diálogo, casi la única herramienta que sostiene la obra.
Para que esto funcione, es imprescindible que haya secretos y mentiras que ir desvelando continuamente para mantener la intriga ya que no se puede rellenar minutos con acción (casi) o otros elementos.
A mi me encanta este patrón, es una forma de narrar genial que apesar de estar muy limitada y por lo tanto se hace fácilmente repetitiva.
La película que más me ha gustado de este tipo es: El hombre de la tierra (man in the earth). Una excelente película sobre un hombre que dice no envejecer desde la época de los cromañones e intenta demostrarlo junto con su grupo de amigos en su casa el día que decide mudarse de ciudad.
Pero esa es otra historia.
En Litus nos encontramos con algo más humano, con una drama del que no se ha hablado hasta la saciedad como tantos otros. Se trata del drama de estar bien, no tener ningún problema concreto y a pesar de eso no querer vivir más…. Tener una fuente de tristeza interna de la cual se desconoce su inicio y con la que no se sabe cómo combatir. Un daño extendiéndose por las sociedades actuales con cada paso que damos hacia la comodidad, riqueza, ocio y trabajo sin fin.
La verdad es que no hay mucho más uqe decir de está peli. A mi parecer es una buena peli de domingo y palomitas con un regustín dulce a reflexión sobre el rendirse, sobre el luchar, la amistad, las relaciones humanas, el amor, el dolor…
Yo la vi en el avión de vuelta a España. Catorce horas de viaje me dio tiempo a ver cuatro películas si mal no recuerdo, escribir dos relatos cortos y leer tres capítulos de la conjura de los necios, novela que no creo que reseñe, me está costando mucho de terminar y hay muy pocas partes de verdad me hayan enganchado y divertido, aunque sí las hay.
No dejéis de ver pelis sin acción, valen la pena, ofrecen mucho más de lo que unos ojos acostumbrados a explosiones y tiros puedan ver.

Reseña de Litus