Poema al futurismo del futuro

Poema corto al futurismo del futuro. Perteneciente al relato “Hoy pan mañana cable”, todo de mi autoría.

 

Breve poema al futurismo del futuro

Hablar de vena es hablar de cable
ser humano es ser cambiante.
Exploramos el arte

traemos de esos mundos
ríos de ideas montañas vivas y eléctricas
incertidumbres y nuevas deidades.

Seremos nuestra propia estrella
nuestros aires de grandeza
la fórmula secreta

Todo el vacío del metal
la carne que no se pudre
el fuego que no se apaga.

La época dorada del silicio, la alquimia desvelada.

Poema al futurismo del futuro

Reseña creativa: Hojas de hierba

Hojas de hierba, libro de poemas de Walt Whitman, poeta (con todo lo que eso incluye).

El poeta que amaba, incluso con todo el sufrimiento que conlleva. Whitman le cantó a la vida, un canto hermoso, justo, pleno. Como briznas de hierba crecen sus poemas.

En la antología que tengo (más bien pobre) y de la que hago reseña, hay algunos de sus poemas más famosos. Sin duda alguna, el más importante (no tiene porqué ser el mejor) es Canto a mí mismo. El cual os recomiendo leer varias veces. En un largo poema pero se puede resumir con sus primeros versos:

Me celebro a mí mismo,
Y cuanto asumo tú lo asumirás,
Porque cada átomo que me pertenece, te pertenece también ti.
Holgazaneo e invito a mi alma,
Me tumbo y holgazaneo a mi antojo… mientras observo una brizna de hierba veraniega.

Quiero compartir con vosotros un corto poema que recité y acompañé con alegres sonidos grabados en mis lares.

Como siempre, si a lectura es común que tenga múltiples interpretaciones, la poesía (la madura, vivida y sufrida y amada) es una plurirealidad en sí misma. De tal modo que reseñar un libro de poemas se convierte en algo empíricamente creativo, pues no vale la pena hacerlo como si se tratara de una novela basada en la trama.

E aquí, mi poeña creativa:

Porque cada átomo que me pertenece, te pertenece también a ti
y en ese escuchar me encuentro.
El río resuena dentro de mí y los peces dentro de él
es así como ale-ta-zos remueven mi sangre roja caliente y valiente
como la barba me crece, fuerte e incansablemente
es de esperar que la tierra proveerá otra flor más
otro lló delicado y perfecto donde el rocío se pegará.
Podrían ser rosas tus manos y pincharme tus pelos y me harían sonreír,
mi angustia, tu frustración
el hambre que muerde tu estómago, sus huesos pronunciados, los míos.
Cada orgasmo contra el techo es el placer en mi sexo
todos tus jadeos y los otros
donde el cansancio es felicidad y marca una era que parece terminar siempre demasiado pronto.
Quisiera cantarme a mí mismo como no sabría hacer Narciso.
Oíd hermanas, los pájaros se organizan para danzar hacía otra primavera
verdes hojas les llegan desde el otro lado del mar que nada separa.
Tocad cada arbusto que sin envidias crecen a la sombra,
sed pacientes, venimos a jugar y todos crecemos.
Soplamos pinos y ahora soy un juglar sin miedo en el bolsillo
cantando en el bosque que me tiene de cobijo.

Canto a mí mismo… a los destellos y manchas que personas son.
A la madre de palabras dulces.
Al afecto que no será negado.
A las dudas diurnas y a las nocturnas también.
Todo aquello que se va aglutinando en el final del río y forma el delta…
El canto a mí mismo, que todo lo impregna cuál llanto alegre del parto.

El nacimiento es un dolor que la vida compensa.

Quiero ser honesto y decir que esto no es una buena reseña pues Walt Whitman impregnaba sus poemas de experiencias personales, su país y sus tierras y gentes. Demasiado alejado de mi corazón está todo su mundo para hablar correctamente de sus poemas, y me ciño a su parte más humana, sin patrias. Por eso mi poeña creativa tiene más de poema que de reseña, y quiero terminar pidiendo perdón por ello e insistir en que leer a Whitman es tumbar su maltrecho corazón por los golpes y puñaladas de la vida, en un primaveral campo de hierba, en un día románticamente perfecto; sentir la brisa fresca llevarse los problemas, y sentir que te une a todo…

Reseña creativa: Hojas de hierba

8 Versos desesperados y cerramos

A veces, incluso yo quiero escribir algo más… Normal, aceptable, que guste a personas fuera del mundo alternativo.
Este es un poema corto, trabajado, no experimental, apoyado e inspirado en el cool jazz de Chet Baker. Profundizando en la melancolía que tan bien creo conocer…
Espero que os guste; yo, lo disfruté…

 

8 desesperados versos

Contar sílabas me enloquece,
estoy siendo dependiente,

de una rima que no llega,
medio triste y medio en vela.

Como poco y suena Baker,
bebo menos, vendo miel.

Noche seca, versos muertos,
casi tristes, mudos aciertos.

Las trompetas son más grises
cuando fuman los poetas tristes.

Y quise embellecer,
como un gusano de seda.

Se acabó la miel,
solo quedan cubitos de hiel,

apurados versos,
¿A qué horas de cierras?

Si la obra nunca acaba,
la rima siempre llega.

 

Omduart

8 Versos desesperados y cerramos

I’ve the key but where’s the real lock?

That’s my first english poetry

I don’t know the sureness but I’m not unique, I’m not the only one. We’re students and the lesson is never ending. We ‘re the masters without certitude. We ‘re a couple of eyes of the universe even if they are almost always blind. We need more light to find the right lock, even if we, I, have the key.

encounter-with-silence-02
Encounter with silence, By Mark

The first encounter to the lock.

I was meeting the Mark Boston in Chisholme house (Hawick, Scotland). He is a brilliant artist. He was working in the Loving Vincent, the film.

I feel a truth inspiration with him work art.

Thanks Mark

I’ve the key but where’s the real lock?

You cannot catch the Chicken

Poetry born in Chisholme

Encounters from the threshold of the unlikely, by Mark the painter

Encuentros desde el umbral de lo improbable

UCannotCatchTheChicken.jpg
Encounter with lone chicken, by Mark

El alma del pollo salta más arriba y sí puede volar. Alargas brazos y mangas, automatizas. Piensas y dejas de pensar, meditas… Soy un pollo, soy el pollo superviviente de la masacre, soy libre…

Todas mis fuerzas se juntan hasta transformarme en Shiva, brazos por todas partes persiguen al pollo, el alma del pollo inalcanzable hasta que coinciden. Física cuántica interviene para elegir ese instante esa realidad hablante, esa daliniana situación esos ojos de dinosaurio y darte la ilusión de la captura.

La gallina bajó la cabeza, se quedó quieta, muy quieta…

Poema by Omduart

Dibujo by Mark

You cannot catch the Chicken