MAVERICKS, una ópera en un acto

Raúl Campos escribió esta ópera para que su hermano la hiciera música. Eso aún no pasó, así que aprovecho para hacer llamamiento, si lees la obra, presiona a Ferran Campos a que culmine la obra.

Mavericks, además de ser un lugar muy hermoso conocido por ser un punto importante en el mapa para surfistas, también es la destinación de los protas de la novelita. Digo novelita por su tamaño en páginas, no por su valor, que es bastante mayor.

Da obertura una hermosa cita de Julio Cortázar, un fragmento de su más famosa novela, ‘Rayuela’:

Un ojo sensible descubre el hueco entre ladrillos, la luz que pasa.

Julio Cortázar, Rayuela cap. 66

Normalmente obviaría esa parte, pero a parte que me gustó mucho la cita, pasa que tengo rayuela desde hace quizá un año y aún no la he leído a pesar de ser una novela importante para mi. Con permiso de monsieur, me explayaré un poco. Conocí la novela en mis tiernos inicios como escritor cuando estaba estudiando un curso de escritura creativa. Mi maestro de entonces me dijo que no la leyera porque me confundiría ya que para él, lo más importante era aprender la base, conocer las reglas para después romperlas y para ello debía leer novelas que sigan la norma con claridad y claro, rayuela no es eso. Sin embargo, lo que más me atraía de la literatura era el hecho de poder hacer combinaciones nuevas y sorprendentes con tan solo palabras, ofrecer laberintos donde provocar una carrera con el lector. Y sin embargo aún no la he leído…

¿Debería anteponerla en la lista de pendientes? Podéis dejar vuestras respuestas en comentarios aquí o por mensaje en mis redes o por donde os vaya bien si queréis. Gracias. Sin más demora: MAVERICKS.

Un cielo azul de fondo con las letras delante: Raúl Campos, MAVERICKS, Ópera en un acto.
Más abajo se ve dibujada una ciudad de fondo continuando hacia abajo hay arena de playa y unas cuantas tablas de surf.

Mavericks empieza como una ola amable presentando la mar de actores. Todos muy interesantes y atractivos, siendo mi favorito y como no podría ser de otra forma el Abogado Zen. Con unas pinceladas quedan retratados elegantemente y con precisión cada personaje y sin dejar de empujar la historia hacia adelante. La verdad es que Raúl Campos, siendo principalmente poeta tiene una prosa de calidad y muy bien ordenada. La historia es la siguiente: El abogado zen trama un plan y para ello necesita que la aviadora aventurera y su amante el surfero camello vayan a recoger un paquete en Mavericks. Una trama aparentemente sencilla pero de esas que se enredan con cada nuevo detalle iluminado para el lector.
Es una lectura muy amena, divertida y super visual. Yo, de verdad lo digo, me encantaría verla en teatro, enserio que visualizo cada escena y sería una gozada verlo actuado. Aunque para mi, sin cantarlo estaría mejor porque personalmente no me gustan las óperas. ¡Pero! así está diseñado el texto y seguro que funcionaria. Ferran, ponte las pilas.

¿Así tratas a tu ángel de la guarda?
Abogado Zen – MAVERICKS – Raúl Campos


Ya en la primera escena Raúl muestra su faceta poética y remarca cada frase como lo haría Shakespeare, con mucha lírica y buen gusto. Esa comparación avergonzará un poco a Raúl, pero es que si escribes teatro con lirismo y calidad irremediablemente un tipo como yo, de poca o nula cultura teatral no tendrá más opción que hacer dicha comparativa. Así que bueno, animo a la peña a leerlo cuanto antes mejor, lectura refrescante para el veranito caluroso. Podéis conseguir el libro en físico por 4,5€, casi un regalo. Y GRATIS EN DIGITAL. Todo aquí:

https://www.bubok.es/libros/269463/Mavericks-Opera-en-un-acto

También podéis conocer un poco más a Raúl y sus obras aquí:

https://www.bubok.es/autores/raulcamposval

Ah, por cierto, Raúl también tiene un canal de youtube donde sube unas reseñas muy originales de 1 minuto además de ser un fiel colaborador del programa literario-humorístico La mierda postmoderna junto a Daniel, Raw, Andrea y yo mismo. Todo por aquí:

Su canal:

https://www.youtube.com/user/raulcamposval

La mierda postmoderna:

Y hasta aquí llegamos hoy, espero que os animéis a leer Mavericks, una una ópera en un acto divertidísima y fresca.

MAVERICKS, una ópera en un acto

Rescaten al poeta

¡Rescaten al poeta!

Gritó el mismo, descorazonado, desde el agujero embarrado.
Nadie entendía su lengua, acostumbrada a voltear ríos de licores malos. O quizá fueran de aire, igual de tóxicos y mortales. Odas al poeta, nunca antes de su muerte, por eso se le deja ahí, en una proto-tumba embarrada.

A veces corre, otras muchas llora, grita, odia con toda el alma y sufre. Todo lo puede porque todo lo asume como un brutal machetazo en el pecho. Nada te destruye más fiero que un verdadero poema de verso libre después (y solo después) de sentir la métrica sacudirte las neuronas como fórmula matemática.

¿Y qué será de toda esa poesía desperdiciada en el olvido? Desde una niñez desesperada, verde, sangrando.

¡Rescaten al poeta! Gritó el mismo, descorazonado, desde el agujero embarrado.

Nada hay por salvar, no hay peligro de extinción. Un grito ahogado por el miedo a que la próxima vez que el corazón se rompa, no se pueda rearmar; pero siempre se puede, aunque quede asimétrico, desnivelado, mal cicatrizado.

Seguimos, seguimos, que aún no hemos alcanzado el horizonte y todavía estamos vivos, pudiendo decidir los errores que cometeremos…

Yo creo que suena, que vibra, la ilusión de triunfo al mirar hacia adentro y ver que hay sangre, tripas, hígados y demás amasijos de carne que las células, tan vivas, componen y hacen trabajar armoniosamente a pesar del veneno constante… Hermoso triunfo. Aquí tumbado, el una mugrienta acera, con menos de dos monedas en el sombrero y viendo pasar turistas y vendedores ambulantes. Salven al poeta, denle un sitio donde escribir y la recompens seráa en forma de comprensión de la existencia y todos los traumáticos episodios de tu vida. No le den alcohol, lo que necesita es un abrazo, un poco de pan y que le lleven unos kilómetros más cerca de su próximo objetivo en este viaje infinito.

¡Salud! Por la poesía y sus criaturitas perdidas obligadas a otros quehaceres más rentables para seguir con vida.

Rescaten al poeta