Reseña de Pornoburka de Brigitte Vasallo

Mini descripción de la propia autora.

Una novela cómica desde el enfado. Una historia escrita desde la ficción para reivindicar el derecho al respeto cultural, religioso, social, sexual, humano. El tema central de la novela es el carnaval de máscaras que es la raza humana, donde cada cual se construye a sí mismo creyendo que eso es lo correcto y lo justo, en un barrio de Barcelona, el Rabal, el antiguo y más sincero barrio chino. A cada página, Brigitte aprovecha la oportunidad para dibujar el paso del tiempo en una comunidad cada vez más trastornada por un ayuntamiento que se cansó del tipo de personas que vivían en la zona, a su manera y posibilidades que ellas mismas tenían que buscarse.

Algo muy interesante que plantea la escritora es el hecho de la meta-literatura cuando habla de una performance denominando Pornoburka. Este show se hizo de verdad en el MACBA, se trataba de una presentación performática del libro organizada por Colectivo Cautivo.

Creo que mi escena favorita es la fantasía sexual exagerada de Jor-dee, quién es un catalán, gay, blanco y joven que se queda embobado observando a un más joven paquistaní, llamado Lahore, inmigrante, trabajador en un supermercado como chupa con verdadera y muy improbable pasión un plátano. Se trata de una escena de humor que con sencillez y risas muestra claramente lo que creo yo es el mensaje central de la novela. La perspectiva de unas personas que, sin dejar de ser una fantasía en su mente, creen que es cien por cien real la forma en que viven, piensan y son los demás, los extranjeros. Aquí, en ese instante entra un burka azul, desbaratando la idea de libertad barcelonina, entre homosexuales, inmigrantes que se buscan la vida trabajando muy duro, policías, charnegos que construyeron una ciudad que ya no les pertenece, putas, yonkies, delincuentes de poca monta y un largo etcetera que da para ocupar toda la rambla/frontera del rabal. Una cosmovisión acotada que no permite empatización fuera de la misma. Pues una mujer es libre de chupar dos pollas desconocidas por noche por su placer y disfrute, pero no lo es cuando decide ponerse un vestido que le cubra la cara, aunque ello no tenga porqué limitar su libertad.

En definitiva, se trata de una narrativa pulida, muy divertida, especialmente si se conoce un poco Barcelona. Intuyo después de ver varios vídeos donde Brigitte hace conferencias, que hay una cierta cantidad autobiográfica, mezclada con la ficción. Como escritor me pareció un poco floja técnicamente, y es que su autora no es escritora de raza, en el sentido de que no escribe para ofrecer el mejor de los libros que es capaz sino más bien es una activista, cuyo objetivo principal es transmitir ideas. Con eso quiero decir que sí escribe bien y logra su objetivo a la perfección y muy buen humor, pero no se interesa por el aspecto más literario, cosa que se nota en algunos fragmentos donde se podrían usar herramientas más adecuadas o precisas, o una forma de marcar la voz de los personajes más poderosa y definida.

Insisto, es una buena novela que he disfrutado mucho y la que recomiendo. Fácil lectura, te atrapa con fuerza (he llegado tarde al trabajo por terminar el que ya era el cuarto “último” capítulo que leo y paro).

Algo que también quiero recomendar es conocer mejor a Brigitte Vasallo, es una mujer muy inteligente e interesante, lúcida y gran conocedora sobre género y relaciones afectivas; tan es así que (Para los que necesitan crédito y validez de licenciaturas) da clases en la universidad autónoma de Barcelona.

Aspectos que destacaría fuera de la esencia del mismo es el uso de varias lenguas. Tiene fragmentos en catalán, gallego e inglés, todos muy bien meditados pues siendo solo castellano-hablante puedes comprenderlo perfectamente. Como catalán, me resultó sencillo, divertido y muy bien escogido, incluso la parte gallega es fácilmente entendible. Otro aspecto interesante es las escenas de fantasía que son espectaculares, petardas, a veces casi sexys y siempre hilarantes y divertidas.

Y nada más queda que dejar info varia, cosa que siempre hago linkeando palabras clave.

Aquí un vídeo presentando el libro:

Link de compra en físico online:
https://www.traficantes.net/libros/pornoburka

Reseña de Pornoburka de Brigitte Vasallo

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos

Esas palabras que se popularizan hasta romperlas el sentido, no me gustan.
No debería permitirse, incluso creo, como posible solución, incentivar la inventiva de un o unos nuevos vocablos para expresar con más precisión y evitar la generalización con el uso de la misma palabra.

Facha tú, yo soy patriota, facha tú, mi enemigo.

Cid campeador (F)

Históricamente, facha es la deformación de la palabra fascista, que proviene del italiano fascio y significa «Haz» y a su vez tiene origen en la palabra latina, fasces, que simbolizaba la autoridad del imperio romano. ¿Dónde llegamos con todo esto? El fascismo es una estructura de gobierno basada en la autoridad y el reaccionismo lo que se traduce como dictaduras y constante búsqueda de enemigos con los que batirse para seguir siendo quién tiene el poder, la razón y el derecho de gobernar sin necesidad de opiniones ajenas al propio estado. Lo que complica las cosas es el hecho que esto tenía todo su sentido cuando Benito Mussolini creó el concepto desde el orgullo para con sí mismo y su régimen, pero la palabra sigue y él se quedó atrás. La colaboración de Mussolini al alzamiento nacionalista de Franco en España llevó también la palabra y parte de la filosofía fascista, adaptándose al estilo español pero con las mismas bases: enaltecer el sentimiento patrio, buscar enemigos del mismo, movilizar a las masas y crear obediencia fiel a la ideología que se imponga. Con todo esto, nos encontramos que no hay una forma clara de definir lo que es un facha, teniendo palabras más concretas para cada característica de lo que es, y ahí nacen los problemas con la palabreja, haciendo de fácil defensa para el verdadero fascista en una época donde su forma de pensar está ensuciada por los hechos que acarreó. Aquí un ejemplo de cómo alguien se defiende de dicho término peyorativo:

Partido joven de derechas «fuertes»

No cabe duda de que VOX defiende todos los valores que tiene el fascismo excepto el autoritarismo no apoyado por la democracia representativa. Destaco el uso de la palabra facha que tiene la izquierda para hablar de la derecha, lo cual acepto que es injusto y desconsiderado en muchas ocasiones, pues todo fascista es patriota pero no todo patriota es fascista, del mismo modo se puede decir respecto el racismo o la homofobia, pudiendo resumirlo todo en miedo/odio a lo que es diferente a mi pensamiento. Siempre me ha parecido graciosa la forma que tenemos de enfrentarnos a las contradicciones que tanto sufrimos (o disfrutamos) lo seres humanos. Sin duda alguna la gente de izquierdas sufre mucho la contradicción de buscar la libertad para todas las diferencias sociales imponiendo su visión de la misma y la derecha sufre del mismo mal entendiendo la libertad como la restricción de la libertad ajena (perdón por la repetición). Con todo, la palabra facha se usa al final para definir a alguien a quien odiar socialmente porque siempre es tu enemigo. Lo mismo pasó y pasa con la palabra nazi, abusando de su verdadero significado hasta perderlo por completo y ser solo un peyorativo genérico para cualquiera que piense diferente a uno mismo. Injusto, estúpido, lingüísticamente feo.

Yo quisiera proponer desde el ámbito literario nuevas opciones para definir el fascismo actual (una que es democrático y apoyado en la economía y entorno político global) y otra para hablar de alguien peyorativamente en un debate. Se me ocurren estas:
Para el fascismo actual:

  • Limonismo, de la raíz Limo que significa frontera en esperanto. pudiendo acortar con solo limo o limolo.
  • La konstata, que viene de permanencia, también en esperanto.
  • Mendinismo, como último término que propongo viniendo de la palabra Orden en esperanto, mendi.
  • Fachócrata.
  • Demofascio
  • Modfachista, acortando, Modfa.

Para una palabra peyorativa que se refiera a un odio social, diferencia de pensamiento no debatible:

  • Peyón, más inclinado a su uso desde la derecha hacía la izquierda.
  • Castín, más inclinado a su uso desde la izquierda a la derecha.
  • Pejora, con un uso más neutro o despolitizado.

Quiero terminar hablando de las famosas dos Españas y lo que creo que es el conflicto actual que existe entre la izquierda y derecha y lo que hace que no avancemos como por ejemplo con los países nórdicos dónde los extremos se perdieron y ahora se mueven mayormente en varios intermedios, reduciendo el odio y convirtiendo todo en lo que es mejor para los habitantes del país. En el siguiente vídeo se ven reflejadas de forma clásica, clara y simple:

Si es que lo que pasó es que los vencedores quisieron seguir siéndolo cuando perdieron su mayor fuerza representativa que es en estos casos(las dictaduras) siempre que fue Francisco Franco. Cuando eso ocurre la tendencia es que esa dictadura perezca de alguna o otra manera. En España, Franco pudo gobernar con bastante facilidad una vez ganado la guerra civil y eso le permitió que al final de su vida pudiera orquestar una serie de actos para que su España siguiera siendo como era con él en vida, una narrativa que todo el mundo aceptara y no se aprovechara su muerte para rebelarse. Eso fue la transición, una democracia parlamentaria y monárquica pactada entre la dictadura anterior, los nuevos poderes políticos y monárquicos y los ciudadanos españoles. Todos aceptaron, siendo siempre el mayor recordatorio parte de la derecha de estar ahora en una democracia sana y fuerte (ahí nace el fascismo democrático que simplemente elimina el concepto de imposición y acepta el democrático como antes de la dictadura). Ahí se conserva el origen de una guerra sin terminar… Pues en las guerras civiles el vencedor impone las reglas y escribe la historia y en algún momento u otro debe ser apreciado y aceptado por una gran mayoría o por lo contrario derrocado y satanizado su ideología por completo. Aquí pasó que hubo demonización del franquismo sin que él mismo perdiera poder social en ningún momento legando las posiciones en distintos puntos sociales ya sean estos militares, policiales, políticos y judiciales, quedando así un rencor, un odio abierto, una división ideológica que se confronta irremediablemente…

Mis propuestas pasan desde lo más extremo, una segunda guerra civil llevada a la erradicación del abuelo, dejando un vencedor vivo sin rencores ni enemigos. A una mucho más saludable que sería tener los COJONES de dejar de ser un capullo SORDO y CIEGO de mierda y ser capaz de hacer una verdadera auto crítica desde la derecha y la izquierda por igual, ilegalizar los partidos clásicos: PP y PSOE por alejarse en demasía de lo que es representar a los ciudadanos y tener un exceso de nombre propio, actuando más como una organización lucrativa y grupo de presión. Financiar universidades para mejorar las carreras sociales y políticas y llevar un potente trabajo para conocer España en profundidad, compartir dichos conocimientos y posterior animar al amor y no al odio como hasta ahora, incentivar el turismo nacional, crear comedia basada en reírse de TODOS los «defectos» que pueda tener cada región española, buscando con ello vernos entre iguales, en definitiva NO OBLIGAR A SER ESPAÑOL, PROVOCAR QUE SE QUIERA SERLO, no imponer españolidad sino compartirla, eliminar todo rastro de fascismo en la simbología patriótica, que la patria sea de quien la ame y no basada en todo aquel que la odia y de la que hay que defender. Ahí está, para mí perspectiva, la raíz gran parte de los conflictos españoles y lo que hace que no crezcamos más fuertes y sanos como nación. Os dejo de despedida la canción viral de Sofía Rincón, la fundadora del movimiento La derecha como performance, quién me inspiró para escribir este artículo y me hizo pensar muchísimo acerca de España, el patriotismo, la derecha, la izquierda, el fascismo… Al final lo importante seguirá siendo generar cultura y humor que también es cultura.

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos

Hablaba de montañas y ríos

Hablaba de montañas y ríos como de granos llenos de pus y venas llenas de sangre.

Hablaba de como la rabia aumentaba tanto la presión, que tenía que abrir la presa y dejar que fluyera todo fuera.
No era cirujano, ni un chamán Azteca pero nada le impidió abrirse las venas a cortes gritando sortilegios arcaicos. Alguna deidad escucharía sus palabras ensangrentadas; al menos se quitaría toda esa presión, toda esa rabia de las venas.

«A ti me encomiendo, embrujado por mis semejantes, esculpido en irrespetuosa piedra mi cuerpo impuro ensucia la equidad. No hay amor en mi, no hay más que la tradición de papá de pegar a mamá. Agujerear. Trepanar su cabeza buscando sueños que no se encontraron nunca en su interior.
Aquí libero los ríos de mis venas a la enormidad del mar de estrellas.

 

Cortes en brazos, piernas, pechos, cabeza e incluso escroto y glande. Por cada corte nacía un afluente que regaba el suelo. Se dejó caer y miraba las estrellas. Vio que todo seguía ahí, de la misma forma que lo haría sin él. Sin su sangre impura, sin su vergüenza.
¿Que importaba expresarse con un bisturí o con un micrófono? Él optaba por su cuchillo y sus rezos, mucho más fiables.
Otros amigos le podían hablar de conferencias de LGBT y él les hablaba de Huitzilopochtli y cómo pedía a sus sacerdotes ser seres mágicos, amantes de cuerpos masculinos como los suyos. Diferenciar el poder del guerrero de el poder verdadero del hombre.

Nunca se despedía nadie de él sin darle un fuerte abrazo. En cada despedida daba la impresión que sería la última. Él les sonreía y les decía que amaba la vida más de lo que creían, pero su consciencia de la pequeñez que representa lo hacía demasiado libre como para encerrar su sangre en sus venas.

–Historia inspirada tras performance: La masculinidad debe ser destruida–

Hablaba de montañas y ríos