El joker/ El Guasón

El joker, un Tyler Durden/Travis Bickle simple y maquillado y la opción redentora del Holywood.

Celebro el triunfo de la película El Joker (El guasón en latino-américa). Sin duda es algo positivo, principalmente porque es una de esas obras que les demuestra a los cobardes inversores holywoodienses que no hay motivos para hacer basura repetitiva llena de explosiones, tíos y tías buenas, tiros y más tiros y rayos y mucha riqueza sin fin. Se puede reventar taquillas con una buena historia, bien contada, como demuestra Todd Phillips.

Mi opinión final es el regusto que me queda al terminarla y ver que básicamente vi fight club o taxi driver pero simplificada y actualizada. Eso no quita que sea buena y necesaria.

Y es que es eso y nada más, por mucho que se enfaden los comic fans (a los que me cuesta horrores respetar (por favor, si eres uno de ellos te pido que me calles la boca compartiendo nombres de joyas del cómic que yo desconozco (no vale Alan Moore).
El Joker es el espíritu de una persona que vive en la actual sociedad de consumo que ya está extendida a una gigante parte de la raza humana y tiene que aguantar la frialdad, el maltrato y la presión que supone vivir aquí, además de la injusticia (yo creo que la justicia no existe, cosa probada). Es muy enloquecedor tener que aguantar tanta mierda, a tanta gente cuyo modus operandi consiste en aprovecharse del esfuerzo de los demás una y otra y otra vez (bien recompensado por el sistema de «meritocracia» actual) y un sin fín de porquería más. Pues bueno, fight club ya habla de todo eso y te sigue contando más cosas interesantes sin restarle valor a este tema, el disgusto y disconformidad social por un sistema enloquecedor por exceso de contradicción y humillación en muchas formas. En cambio el Joker no tiene más «chicha», lo cual es normal pues al fin y al cabo es un personaje diseñado como un villano, por lo tanto aunque su desarrollo está bien hecho y es importantísimo para que batman no sea un multimillonario traumatizado ridículamente vestido que va por las calles de noche dando ostias a delincuentes de poca monta; no es protagonista desde su nacimiento, sino a posteriori por ser realmente un personaje con el que se puede empatizar mucho mejor que el hombre murciélago (me cae muy mal Batman, peor que Superman al que aborrezco muchísimo).

Se nota cuando no me apasiona la obra de la que hablo porque desvarío mucho más… perdón.

Hay algunos detalles que me parecieron preciosos. Como la representación de la ya mítica escalera por donde sube amargado y al final la baja feliz, transformado, bailando, libre. Y es que se trata de las escaleras de la cordura social. En cuanto decide que tiene razón, que la gente siente lo mismo que él pero tiene demasiado por perder para aplicarlo, que se va liberando conforme es rechazado, vilipendiado y humillado y puede por fin asumir en plenitud la idea que ya le iba corriendo por la cabeza…

El chiste no es algo divertido, es algo terrorífico, horrible, repugnante, increíblemente trágico que se convierte en gracioso por la imperativa necesidad de supervivencia, relativismo, intención positivista (incluso partiendo del pesimismo la comedia siempre va hacia ser positivos(no necesariamente optimistas))…

La vida es una broma como dijo el comediante, que es un Joker clarificado y mejor diseñado para expresar esa idea desde su inicio (y basado en el Joker).

Bueno, quisiera decir más, pero ya está todo dicho en miles de canales de youtube/blogs y demás, por eso yo me he dedicado a decir lo malo más bien para darle perspectiva.
Una buena peli, simple para que triunfe cómodamente, representativa de un sentimiento compartido por muchas personas y por lo tanto empática y con acción justa (ni más ni menos), bien narrada y con una fotografía excelente. El actor principal mola un montón y entendió muy bien el espíritu que tenía que transmitir, y Philips supo elegir muy bien. Y nada más, solo espero no quedar demasiado postureta contracultural… a mi me encanta que el cine más convencional y enfocado en la taquilla y no en el lado cultural del arte nos de obras como esta que defienden y demuestran que al gran público también se le puede dar de comer rico y saludable no necesariamente comida basura super saborosa.

El joker/ El Guasón

Enter the void, reseña

Enter the void, una película de Gaspar Noe.

Una obra en la que entré con unas expectativas muy altas. Ya sabéis como es eso. Disfruté un buen film con el efecto negativo de esperar más.

La historia relata pausadamente como dos hermanos luchan por sobrevivir en un Tokio con estética cyberpunk. En un camino de drogas, sexo y muerte, esos temas que siempre gustan y fascinan, Noe nos deleita con unos efectos geniales y un trabajo de cámara realmente impresionante.
Me gustaría hablar más, pero es la típica obra que se sustenta en sí misma y nada de lo que diga te puede mejorar la experiencia o la intriga por la misma. Anímate a descubrirla.
Quizá lo mejor es la originalidad por las formas y lo peor es que se alarga mucho y no comprendí la necesidad de ese alargamiento más allá de generar una sensación de inmersión en ese tenebroso mundo poco pero dulcemente iluminado con neones. En un resumen simple: hay que ver esa película sin esperar nada y sin trabajo que hacer. Una bella obra de cine europeo arriesgado e impactante.
Añadiría que yo he leído el libro del que hablan en el principio. El libro de los muertos tibetano. Es bien curioso, cuando empecé el film, tuve la sensación de que Gaspar Noe había terminado la obra espiritual y tenía que digerirla: eso es Enter the void.

Grandes puntos:

-Una banda sonora excelente.
-Cámara de oro.
Efectos psicodélicos muy logrados.

No hay muerte, solo un viaje con elecciones infinitas.

Os invito a ver el trailer, pero os aconsejo no hacerlo, creo que vale la pena entrar virgen en la historia. La trama no es nada compleja realmente y la narración está apuntalada más por los efectos, lo que quiere transmitirte, la atmósfera que en los propios conflictos. Después de verla puedes ver un poco el porqué. Si vas ha hacer una peli sobre la rencarnación infinita… ¿Qué es una vida? ¿Dónde recae el valor de las acciones cuando vuelves a nacer infinitamente? Pues en aquel estímulo que perdura vida tras vida…. sea cual sea… Ese es el mensaje, quizá ese sea la niña del hoyo…

Aquí podéis descargar gratuita y legalmente la película:

Y con eso termino amigas y amigos. Cuídense y vean buen cine que lo hay a patadas.

Enter the void, reseña

El horror corporal

¡Hola, mis queridísimos e intrépidos lectores!

Veo que eso de escribir artículos no se me da del todo mal y que tienen mayor y mejor acogida que mi poesía o trabajos un poco menos convencionales y ligeramente experimentales (obviamente). Y nada, me vienen temas a la mente de los que me doy cuenta sé lo suficiente para contar unas palabras al respecto.

250px-David_Cronenberg(CannesPhotoCall)-
David Cronenberg

Hoy actualicé una entrada antigua, esta: Naked lunch, y me dí cuenta que unos años después he aprendido mucho más al respecto, sobre todo acerca del director de cine que menciono, David Cronenberg, el fundador del body horror o en español, el horror corporal. Con cada película que veo de él me gusta más su estilo, y es que tiene aquel encanto del artista sincero que no se puede falsear; ese don que a veces provoca fracasos en taquilla, pues no puedes traicionarte nunca y te debes a la sinceridad de tus pensamientos y emociones. Por años que pasen, por gran calidad que se logre con los efectos digitales, Cronenberg seguirá usando elaboradísimos efectos plásticos para sus monstruos, heridas, deformaciones y demás horripilantes expresiones de terror físico. Y aquí llega el quid de la entrada.
Como siempre, y siendo coherente conmigo y mi trabajo, relaciono lo que hablo con la literatura que es mi campo primordial. Viendo el cine de este director me he inspirado mucho… y quizás no es muy trasladable a la novela, al menos por el hecho que cuando se lee suele gustar lo sutil y no explícito, sobre todo cuando se trata de violencia. Bien, eso no significa que no se pueda transmitir el terror de sentir y ver como tu cuerpo se deforma y muta; la horrible experiencia que supone eso… Al final ¿no es ese el motivo principal por el que leer? Descubrir sensaciones que ni imaginabas, explorar posibilidades que da la vida. Escribí un relato para una convocatoria intentando reflejar el body horror con un personaje al que le cortaron su miembro viril y tiene un parásito dentro de él… Expresar eso en imagen, sin ser fácil, te da un margen de impacto mayor que en palabras, creo o me apoyo y excuso con eso. No por este motivo voy a dejar de esforzarme en precisar más, hurgar en la herida y provocar el escozor en los lectores. Aquí un fragmento de Cuerba, el relato de terror del que os hablo:

Malos recuerdos invaden mi mente. Lúgubre subterráneo con tan solo velas negras iluminando el día que renací. Mutar a ángel, lograr una alternación tan herética y contra natura que probase el gran poderío de la orden de Duusakh. El forzado desmembramiento andrógeno, sangre y sexo, abierto en vertical, cabalística de la circuncisión llevada al extremo donde predomina la verdadera magia, el profundo conocimiento del verbo, de los átomos, la ciencia religiosa elevada, el ocultismo por necesidad.

En mi opinión aún quedé lejos de lo que pretendía. Una crítica que me hicieron sobre el relato es que es demasiado explícito con la sangre y a mí me parece que no, que no transmito hasta el punto de sentir el cuchillo abriendo la carne, una quirúrgica operación tan intensa como si la vivieras de verdad. Pero lo lograré, al menos me enfoco en conseguirlo.

Para terminar quiero regresar a Cronenberg.

david-cronenberg-2-scanners.jpg
Scanners

Una de esas memorables frases que definen con pocas palabras el body horror la podemos encontrar en una de sus mejores y polémicas películas: Videodrome. En una escena muy poderosa visualmente, el protagonista grita: Long life to the new flesh! Que se traduce como: ¡Larga vida a la nueva carne! Expresando como se aceptan los cambios, las mutaciones, incluso cuando son internas y físicas. Cronenberg en uno de sus juegos con el body horror, intenta fusionar la carne con el metal; a su vez y con la misma intención, transforma la carne en metal y el metal en carne. Viendo sus películas más representativas se puede apreciar con suma facilidad eso. Por ejemplo 3xistenz, Scanners y la mencionada Videodrome. Si buscáis emociones fuertes y películas originales, Cronenberg os lo ofrece; y en un tiempo, yo también.

cronenberg_videodrome

Un saludo y felices instantes.

El horror corporal