Mi amigo Artur

RESEÑA DEL RELATO: MI AMIGO ARTUR

Hacía ya un tiempo dilatado que no leía un relato… y, ¡qué bien remediarlo!

La verdad es que la historia no me llamaba mucho así de entrada. Más segunda guerra mundial… más dolor e injusticia intragable y más y más e infinitísimo odio humano… ¡PERO! Ésta estuvo bien.

Sospecho que está feo quejarse todo el día del sufrimiento propio… y peor aún cuando se predica todos los días que hay un terror nuevo invadiendo el mundo entero y dejando en segundo y tercer plano los efectos adversos que siguen ahí a pesar del ruidoso “nuevo terror”. Por eso me sienta bien un relato así, contando la historia de la vida de siempre. La narrativa del miedo a las inevitables pesadillas y las migajas de valor que podemos usar para defendernos. A veces estamos armadas con baguettes enteras y aún así tendremos que aceptar tarde o temprano que se acabó el pan, pero que bueno estaba, cuando aún olía a recién cocinado.

Después de esta extraña introducción os hablaré de Mi amigo Artur.
Un joven rubio, hermoso, alto, músico, rebelde orgulloso y judío, demasiado judío por los tiempos que le tocó vivir, en una Krakóv invadida por nuestros queridos y preferidos villanos, los Nazis. A partir de aquí, la historia se intuye conocida y sin embargo con Lubomir de narrador melancólico, un cuenta-cuentos con una memoria viva a pesar del cuasi ineludible(o sin el cuasi) cocheo, el relato fluye y te deja apreciar la dureza de unos tiempos durísimos, la vitalidad y valentía de la juventud polonesa que partiendo de una derrota, siguen decididos a intentar disfrutar el tiempo que tienen y mantenerse fuertes ante la violencia sistemática de sus enemigos.
Todo una oda a la amistad que no pide más que un corazón sincero, un deseo del bien común (que no comunista), un agradable compartir de ese tiempo que se deforma con el dolor y el placer y el aburrimiento y sobretodo la buena lectura como la que ofrece este relato tan ameno.

Artur no pasaba por ser judío si lo mirabas a los ojos. Más bien parecía ser un distinguido oficial del Tercer Reich.

El autor, Jorge Morcillo, me intriga, pues no es o no aparenta ser un autor/empresario de los que se habla ahora y tanto me disgusta, al menos cuando eso se traduce en convertir el trabajo de escritor en una máquina de producción más en la industria que parece querer convertirse la raza humana a tiempo completo. Más allá de mis suposiciones sin fundamento, en el relato de Artur denota tener más sensibilidad que afán de realismo y documentación. Lo cual tampoco prueba mucho… así que dejaré que cada cual descubra a Jorge a su modo, como debe ser.

Por último, comentar el bonito proyecto anti-crisis, pro-cultura y adaptación a las nuevas lectoras y las de toda la vida que llegaron a estas fechas, que lleva a cabo la editorial Niña Loba.
Como cuentan ellas mismas, ahora muchas artes venden sus obras cambiando el orden de la compra. Primero obtienes, luego pagas. Algo bastante lógico para estos tiempos, donde el consumo está tan alto y está tan al centro de nuestras vidas que necesitamos saber exactamente qué compramos y porqué, desapareciendo el placer de acertar intuitivamente la obra que queríamos o basándonos en recomendaciones, reseñas y demás herramientas para simplificar o acondicionar la compra. Pero vamos, no es lo mismo comprar papel higiénico que un libro, el primero ya sabemos que haremos con él, el segundo deseamos no hacer lo mismo.
Pues con esa premisa, Niña Loba ofrece una serie de relatos al precio primero de cero euros y al precio segundo de lo que tu creas conveniente. Una buena solución para quienes tengan ingresos periódicos y los que no, también, aunque podrían vivir un sentimiento de culpabilidad. Por ahora yo sigo en la categoría de: ¡Gracias por dejarme este libro, amigo! ¡Ésta es justo la novela que quería para mi cumpleaños! o como molan los relatos a precio social de Lektu!

Por cierto ¿Alguien tiene trabajo (pagado) para un: cocinero, reseñista, profesor de yoga, tarotista (aficionado), obrero, transportista (coche o bici) y cualquier cosa(suena atractivo ¿no?) que me propongas hacer? Podéis contactar conmigo por redes o por mi correo electrónico. edu.artbalcellsARROBAgmail.com

¡Muchas gracias y por encima de todo, lean mucho y bien y diviértanse!

Mi amigo Artur

Un día de furia 1993

¡Hola hola, lectoras!

Normalmente en mis reseñas destripo un poco la obra, pero con cariño, como romper un poco el envoltorio para que se aprecie ligeramente aquello de los que os hablo. Pues bien, con esta película tengo un problema porque me muero de ganas por empezar destripando salvajemente el final.

Duke nuken, digo, Día de furia

Pero me aguantaré.

Todo empieza con nuestro protagonista, un AMERICANO, hombre, blanco y sin más expresiones que las de un cubito de hielo angustiado por estar derritiéndose dentro de su coche que está atrapado en un terrible atasco.
Una mosca le recuerda lo insignificante que es y la de mierda que aún le queda por soportar. El hombre tiene la habilidad o la maldición de transmitir un mal rollo impresionante, una sensación escalofriante de que en cualquier momento va a matar a todo ser vivo presente. Con ese título parece que no pueda ocurrir otra cosa. Toda la trama ocurre en un solo día, lo cual siempre le da un ritmo acelerado incluso en los momentos más tranquilos. La banda sonora de todo el film es una delicia, mayormente un tecno suave que acompaña muy bien la atmósfera de estar todo a punto de estallar en una orgía de violencia sin parangón. Tan es así, que quien haya jugado a algún GTA (Grand Theft Auto) pensará que es un tributo a dicha saga. La verdad es que buena parte de la peli corre mostrando un prota que parece controlado por un jugador de dichos juegos… armas, violencia gratuita, locura, más violencia y todo ello en un mundo como el nuestro y en la cotidianidad de nuestras vidas.

SIN EMBARGO, y aquí viene la genialidad que me ha hecho amar mucho esta obra, lo que va a ocurrir o incluso quién es el protagonista se mantiene en una incógnita casi absoluta. Incluso cuando te dan entender lo que pasará, lo que sientes es que en algún momento u otro todo será una explosión de violencia, llamas y explosiones, como cualquier pelí de acción “yankee” más y… no… es más, se ríen de eso.

Y éste tío es el poli que se va a jubilar hoy:

Su último día de trabajo, como no podía ser de otra forma, se lo pasa queriendo resolver un último caso bien complejo e irse con todo el orgullo. La verdad es que en la peli se le trata como la trama secundaria para mantener la atención y el deseo de más bien alto, pero logran que sea bien interesante y una vez más procuran machacar un poco los clichés policíacos tan sobados ya en el 1993.

De alguna forma, se podría considerar un tributo modernizado de “Taxi driver”, lo cual ya es toda una hazaña. Pero sinceramente, a mi me gustó más ésta(“Taxi driver” la vi de jovenzuelo sin apenas culturilla cinéfila), principalmente por la necesidad que tengo de optimismo… pues acaba imposiblemente bien… y hace héroes a quien nunca siento que puedan serlo por sus circunstancias, u se ríen de clichés constantemente. Adoro que una obra se ría de los clichés… es una de las maneras más cómodas y agradables de ser originales y conseguirlo.

¿Qué le da esa madre a esa hija?

Irremediablemente regreso a la necesidad de contar el final… tan inesperadamente conseguido… y es que una película que aparenta ser una chorrada para pasar la tarde resulta tener mensaje, poso, moraleja. Incluso me atrevería a decir que es feminista cuando no da casi ni una señal de ello.
Para terminar quiero resaltar lo bello del personaje principal, donde su violencia es siempre elegante, sutil incluso, consigue transmitir rabia, fuerza, capacidad destructiva al máximo nivel, pero al final solo quiere cumplir su objetivo, llegar a tiempo al cumpleaños de su hija…
Otra BUENA historia sobre la relatividad de la bondad y la maldad, la psique humana, tan compleja, delicada, contradictoria…

Creerme, son dos horas de peli muy bien aprovechadas, sorprendentes, entretenidas, y para todos los públicos a partir quizá de los 14 años o así… tampoco sé muy bien como proteger a los niños en este mundo donde todo lo que se puede hacer, se hace… da igual leyes, justicias o morales.

Un día de furia 1993

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos

Esas palabras que se popularizan hasta romperlas el sentido, no me gustan.
No debería permitirse, incluso creo, como posible solución, incentivar la inventiva de un o unos nuevos vocablos para expresar con más precisión y evitar la generalización con el uso de la misma palabra.

Facha tú, yo soy patriota, facha tú, mi enemigo.

Cid campeador (F)

Históricamente, facha es la deformación de la palabra fascista, que proviene del italiano fascio y significa “Haz” y a su vez tiene origen en la palabra latina, fasces, que simbolizaba la autoridad del imperio romano. ¿Dónde llegamos con todo esto? El fascismo es una estructura de gobierno basada en la autoridad y el reaccionismo lo que se traduce como dictaduras y constante búsqueda de enemigos con los que batirse para seguir siendo quién tiene el poder, la razón y el derecho de gobernar sin necesidad de opiniones ajenas al propio estado. Lo que complica las cosas es el hecho que esto tenía todo su sentido cuando Benito Mussolini creó el concepto desde el orgullo para con sí mismo y su régimen, pero la palabra sigue y él se quedó atrás. La colaboración de Mussolini al alzamiento nacionalista de Franco en España llevó también la palabra y parte de la filosofía fascista, adaptándose al estilo español pero con las mismas bases: enaltecer el sentimiento patrio, buscar enemigos del mismo, movilizar a las masas y crear obediencia fiel a la ideología que se imponga. Con todo esto, nos encontramos que no hay una forma clara de definir lo que es un facha, teniendo palabras más concretas para cada característica de lo que es, y ahí nacen los problemas con la palabreja, haciendo de fácil defensa para el verdadero fascista en una época donde su forma de pensar está ensuciada por los hechos que acarreó. Aquí un ejemplo de cómo alguien se defiende de dicho término peyorativo:

Partido joven de derechas “fuertes”

No cabe duda de que VOX defiende todos los valores que tiene el fascismo excepto el autoritarismo no apoyado por la democracia representativa. Destaco el uso de la palabra facha que tiene la izquierda para hablar de la derecha, lo cual acepto que es injusto y desconsiderado en muchas ocasiones, pues todo fascista es patriota pero no todo patriota es fascista, del mismo modo se puede decir respecto el racismo o la homofobia, pudiendo resumirlo todo en miedo/odio a lo que es diferente a mi pensamiento. Siempre me ha parecido graciosa la forma que tenemos de enfrentarnos a las contradicciones que tanto sufrimos (o disfrutamos) lo seres humanos. Sin duda alguna la gente de izquierdas sufre mucho la contradicción de buscar la libertad para todas las diferencias sociales imponiendo su visión de la misma y la derecha sufre del mismo mal entendiendo la libertad como la restricción de la libertad ajena (perdón por la repetición). Con todo, la palabra facha se usa al final para definir a alguien a quien odiar socialmente porque siempre es tu enemigo. Lo mismo pasó y pasa con la palabra nazi, abusando de su verdadero significado hasta perderlo por completo y ser solo un peyorativo genérico para cualquiera que piense diferente a uno mismo. Injusto, estúpido, lingüísticamente feo.

Yo quisiera proponer desde el ámbito literario nuevas opciones para definir el fascismo actual (una que es democrático y apoyado en la economía y entorno político global) y otra para hablar de alguien peyorativamente en un debate. Se me ocurren estas:
Para el fascismo actual:

  • Limonismo, de la raíz Limo que significa frontera en esperanto. pudiendo acortar con solo limo o limolo.
  • La konstata, que viene de permanencia, también en esperanto.
  • Mendinismo, como último término que propongo viniendo de la palabra Orden en esperanto, mendi.
  • Fachócrata.
  • Demofascio
  • Modfachista, acortando, Modfa.

Para una palabra peyorativa que se refiera a un odio social, diferencia de pensamiento no debatible:

  • Peyón, más inclinado a su uso desde la derecha hacía la izquierda.
  • Castín, más inclinado a su uso desde la izquierda a la derecha.
  • Pejora, con un uso más neutro o despolitizado.

Quiero terminar hablando de las famosas dos Españas y lo que creo que es el conflicto actual que existe entre la izquierda y derecha y lo que hace que no avancemos como por ejemplo con los países nórdicos dónde los extremos se perdieron y ahora se mueven mayormente en varios intermedios, reduciendo el odio y convirtiendo todo en lo que es mejor para los habitantes del país. En el siguiente vídeo se ven reflejadas de forma clásica, clara y simple:

Si es que lo que pasó es que los vencedores quisieron seguir siéndolo cuando perdieron su mayor fuerza representativa que es en estos casos(las dictaduras) siempre que fue Francisco Franco. Cuando eso ocurre la tendencia es que esa dictadura perezca de alguna o otra manera. En España, Franco pudo gobernar con bastante facilidad una vez ganado la guerra civil y eso le permitió que al final de su vida pudiera orquestar una serie de actos para que su España siguiera siendo como era con él en vida, una narrativa que todo el mundo aceptara y no se aprovechara su muerte para rebelarse. Eso fue la transición, una democracia parlamentaria y monárquica pactada entre la dictadura anterior, los nuevos poderes políticos y monárquicos y los ciudadanos españoles. Todos aceptaron, siendo siempre el mayor recordatorio parte de la derecha de estar ahora en una democracia sana y fuerte (ahí nace el fascismo democrático que simplemente elimina el concepto de imposición y acepta el democrático como antes de la dictadura). Ahí se conserva el origen de una guerra sin terminar… Pues en las guerras civiles el vencedor impone las reglas y escribe la historia y en algún momento u otro debe ser apreciado y aceptado por una gran mayoría o por lo contrario derrocado y satanizado su ideología por completo. Aquí pasó que hubo demonización del franquismo sin que él mismo perdiera poder social en ningún momento legando las posiciones en distintos puntos sociales ya sean estos militares, policiales, políticos y judiciales, quedando así un rencor, un odio abierto, una división ideológica que se confronta irremediablemente…

Mis propuestas pasan desde lo más extremo, una segunda guerra civil llevada a la erradicación del abuelo, dejando un vencedor vivo sin rencores ni enemigos. A una mucho más saludable que sería tener los COJONES de dejar de ser un capullo SORDO y CIEGO de mierda y ser capaz de hacer una verdadera auto crítica desde la derecha y la izquierda por igual, ilegalizar los partidos clásicos: PP y PSOE por alejarse en demasía de lo que es representar a los ciudadanos y tener un exceso de nombre propio, actuando más como una organización lucrativa y grupo de presión. Financiar universidades para mejorar las carreras sociales y políticas y llevar un potente trabajo para conocer España en profundidad, compartir dichos conocimientos y posterior animar al amor y no al odio como hasta ahora, incentivar el turismo nacional, crear comedia basada en reírse de TODOS los “defectos” que pueda tener cada región española, buscando con ello vernos entre iguales, en definitiva NO OBLIGAR A SER ESPAÑOL, PROVOCAR QUE SE QUIERA SERLO, no imponer españolidad sino compartirla, eliminar todo rastro de fascismo en la simbología patriótica, que la patria sea de quien la ame y no basada en todo aquel que la odia y de la que hay que defender. Ahí está, para mí perspectiva, la raíz gran parte de los conflictos españoles y lo que hace que no crezcamos más fuertes y sanos como nación. Os dejo de despedida la canción viral de Sofía Rincón, la fundadora del movimiento La derecha como performance, quién me inspiró para escribir este artículo y me hizo pensar muchísimo acerca de España, el patriotismo, la derecha, la izquierda, el fascismo… Al final lo importante seguirá siendo generar cultura y humor que también es cultura.

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos