Mamá y mi teatro

Relato a concurso.

—»La vida se compone de luces y sombras. Algo así como un teatro de sombras.

El juego consiste en saber qué ilumina y que oscurece; saber cuando hace falta sombras y cuando hace falta luz. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.»

Me contaba mi mamá cuando ella tenía treinta y dos y yo ocho años. Siento mucho no haberle dicho nunca que no lo había entendido; se esforzaba tanto…

Jugaba con la lámpara y unos pañuelos de tejido negros para mostrar en imágenes sus palabras.

A veces incluso recitaba. Todo un espectáculo.

¿Sabes? Hoy lo entendí.

¿Me estas escuchando?— dije levantando la mirada de la barra a la camarera, que lanzaba el culito de la última botella de Vodka en su vaso.

Mamá y mi teatro