Cashback, la belleza

Hoy toca reseñar una película, una que vi hace años y ayer me dio por volver a verla.

Cashback

Cashback sigue la vida de Ben, un universitario que está estudiando para ser pintor. Cuando la vi por primera vez pensé que se trataba de una comedia romántica pero más original y con una intencionalidad más estética que otra cosa. Pero hoy, creo que añade el humor estúpido (que no absurdo), el romance más sencillo a una especie de galería de fotografía buscando transmitir la belleza, como intentando estandarizarla pero no por la fuerza sino como diciendo: ¡Mira, es eso! a ver si por el otro lado lo ves mejor, sígueme!

Ella es Susy.

Ben, sufre una ruptura con su pareja por un motivo bastante peculiar, y es que él le dice a Susy que no puede hacerla feliz, que quizá sea mejor romper. Cosa que Susy se toma muy mal, probablemente porque lo entiende como que es él quien la deja con una excusa, y sin embargo lo que quiere decir Ben es que es demasiado caprichosa y una frase bonita que suelta es esta: Ella cree que el jardín de al lado siempre es más verde. Eso es algo que ocurre y se llama insatisfacción perpetua, que no tiene que ver con la ambición ni el anticonformismo. El caso es que en esa ruptura, Ben pierde algo más que una relación sentimental, pierde la capacidad de dormir, le ataca un insomnio tan fuerte que simplemente es incapaz de dormir en semanas. Aquí empieza el toque fantasioso de la peli, el cual va muy bien para ayudar a hablar más tranquilamente de la belleza, el tema principal y más importante. Todo lo demás se subyuga a eso, cosa que se puede notar con el hecho que los personajes no están muy trabajados, ni la trama que en realidad es así, un chico que rompe con su novia, le da insomnio, empieza a trabajar de noche en un supermercado, se enamora de nuevo, puede dormir otra vez, fin…
¡Lo cual es bueno! me gustan mucho las obras que son capaces de recortar en todo para centrarse en un único aspecto que es el que de verdad quieren tratar. Si se hace bien, todo lo recortado ayuda a resaltar lo importante, en este caso es la belleza en la imagen.

Una anécdota pequeñita es que yo he comprado mucho en saintsbury, el supermercado donde trabajan la mayoría de personajes importantes de la peli, se trata de uno de los supermercados más importantes del reino unido y me hizo gracia reconocer eso de mi aventurilla cuando vivía en Edinburgh.

Es posible que que me haya visto bastante identificado en Ben, que se queda embobado mirando cosas que para los demás son como vacías de sentido, como por ejemplo las partículas de polvo visibles en pocas ocasiones cuando la luz entra por una ventana a una habitación que por lo demás está oscura. Un montón de pequeñas motas flotando hacia todas direcciones, como insectos silenciosos…

Es posible que eso me haga disfrutar de una película que según como se podría considerar machista. Aunque no tenga esa intención. Pues sitúa a la mujer en el foco de la belleza y puede sentirse cosificada por ello. Si hay alguien que salva esa lectura es Sharon, una mujer que trabaja en el supermercado en horario nocturno en el que empieza Ben más adelante. Sharon es una mujer bonita, sencilla que no simple, que estudia italiano con el objetivo de dedicarse a algún empleo que le permita viajar y conocer el mundo. En una escena muy bonita por su sencillez y humanidad, Sharon y Ben están tomando algo y se cuentan sus sueños, Ben quiere ser pintor y Sharon viajar… porque Sharon, aunque Ben se obsesione con su imagen y la pinte mil veces, tiene vida y objetivos y personalidad y por lo tanto vive por sí misma y no solo como objeto de atractivo para los hombres. También está Natalie, una mujer que se dedica al striptease ya de niña, lo cual yo creo que tenía un objetivo más humorístico que otra cosa en el film y no sé hasta qué punto se podría ver con malos ojos. Natalie es una mujer que tiene las cosas claras, sabe lo que quiere y como lo quiere y hace lo que debe para ir lográndolo, lo cual también me parece un personaje femenino bien desarrollado a pesar de hacerlo muuuy poco, por lo que menciono anteriormente, todo el largometraje se ciñe a mostrar la belleza fotográfica.

Aún no he hablado de lo que quizá sea el detalle que más llama la atención, y es la habilidad que desarrolla Ben para que el tiempo transcurra más rápido cuando está trabajando en el supermercado de noche. Él es capaz de parar el tiempo, aunque dice que lo imagina tan solo, hay varias escenas que chocan con el hecho de que no lo esté haciendo de verdad, que no esté parando el tiempo. Pues logra hacer muchos retratos de personas cuando el tiempo está parado. Como digo, y por última vez, todo gira entorno la belleza y lo demás no importa.

Para terminar quiero decir que recuerda bastante a American beauty en el tono. Se podría haber llamado England beauty, ya que Cashback es del 2006 y American beauty del 1999. Sin embargo tampoco es una copia para nada.
Como digo es una comedia romántica, así está catalogada y sin embargo consigue ofrecer algo más, demostrando que se puede ser original incluso en los géneros más llenos de chichés. ¡Se puede! por favor, hacedlo, dejad la fórmula e intentad hacer algo ligeramente nuevo…

Ah, y ya por último ultimísimo un detalle que me pareció muy bonito es que hay varios desnudos y sin embargo por el tono usado, los planos y la narración en off, no quedan nada sexualizados y eso me parece a parte de un reto un regalo muy hermoso para el mundo en el que vivimos, donde ver un par de tetas solo puede relacionarse con el sexo y no es necesariamente así, se puede ver belleza, se puede ver maternidad, se puede ver incluso simple comodidad y frescor… y nada más, gracias por llegar hasta aquí, os animo a todas y todos a ver está película, apta para todos los públicos (a mi modo de ver), no hay nada de violencia y casi nada de sexo aunque incluyan desnudos.

Cashback, la belleza

La mierda postmoderna

La vida moderna, aquel programa de radio que me me daba curiosidad y una cierta gracia en sus primeros programas. Luego, me gustaba y me sacaba carcajadas. Un poco más adelante me fanatizó más allá de lo que quisiera admitir… y ya casi la mitad de sus programas después de su auge es basura que se corrompe hasta casi inventar nuevas pestes…. tanto es así que me desubscribí y lo grabé metiéndolo en un cortometraje que hice para participar en el segundo festival de cortos de la filmoteca maldita.

Pero esto es la mierda postmoderna. Un programa inventado por el escritor Daniel Turambar, con la colaboración de la escritora/poeta Andrea Dones, Raúl Raw y la mía, Omduart, además vienen invitados maravillosos de vez en cuando.

El programa se realiza todos los viernes de 8 a 9 de la tarde horario de España en el canal de Youtube y su Twitch de Daniel Turambar. Que por otro lado, Daniel sube video-relatos muy emotivos, reseñas de libros muy divertidas cuando le acompaña su compañero el tiburón. También tiene una serie de éxito para escritores novatos! buenísima y muy recomendable.

La mierda postmoderna es un experimento social, un plagio bienintencionado, un ejercicio de libre expresión y una manera agradable de esperar el apocalipsis desde la tranquilidad de tu casa.

Todo empezó con el reto del agowrimo, creo que se podría llamar, no estoy seguro. El caso es que consistía en quedar cada día un ratito para picarse unos a otros a escribir más durante todo el agosto de 2020. Creo que ya estábamos confinados y esa una forma de supervivencia y positivismo. Sacarle partido a los problemas. Incluso había un ranking, cuyo podio fue de la gran Lehna perseguida por Andrea y Daniel. Todos unos escritores geniales. El caso es que después de cada sesión escritoril, había una charleta desenfadada, a menudo out of context en el que también nos lo pasábamos muy bien y salían temas muy interesantes relacionados con la literatura aunque no fuera directamente. Y eso derivó en lo que es ahora la Vida postmoderna. Una copia sin apenas recursos pero con ilusión, conocimientos y mucho humor.
En cada programa hablamos de un tema concreto que intentamos perder de vista lo antes posible, y aun así volvemos a él misteriosamente. Daniel al mando introduce y y capitanea currándose un montón unos buenos audiovisuales iniciales y seguimos abriendo tema.

Hablamos de cosas tan interesantes como los bots que escriben poesía. Como por ejemplo éste micro-poema tan genial y perturbador:

En el mundo hay tres tipos de personas:
Los que quieren mantenerlo como es, los que quieren cambiarlo y los que quieren desayunar.
BotPoet

Hablamos de la auto-exigencia y la auto-explotación: un mismo concepto, pero uno es usado por el mercaderío y el otro por el placer de crear de un artista. Hablamos de la censura, en todas sus vertientes de la vida postmoderna. Del proceso creativo. Del dinero y la muerte del artista. El clickbait, las redes de los escritores. Desvaríamos acerca de los derechos de autor, cancelaciones, corrección política. Entre carcajadas, soltamos ideas de cómo mejorar nuestra sociedad y sobre todo nuestro modo de preparar cócteles con alcohol. Hablamos de psicología y de responsabilidad social. Hablamos de lectura y de editoriales, de premios literarios y otros temas de igual o más o menos importancia.
Lo más destacable, diría yo, es la sorprendente capacidad de soltar grandes reflexiones mezcladas con risas y absurdismo extremo. Nos han descrito como el mejor podcast para cocinar y procrastrinar de la tarde. Y eso es una medalla que llevamos con orgullo.

Aquí la lista de reproducción con todos los programas hechos hasta ahora:

Espero que algún simpático lector de este blog le dé por curiosear un viernes de esos tontos que cualquiera puede vivir y más ahora, y se pase a saludar en directo… a mi me haríais muy feliz, peña.

Un fuerte abrazo y a cuidarse mucho.

La mierda postmoderna

12+1 Una comedia metafísica

Hola, querido lector. ¿Qué tal el milagro?

Andaba nostálgico para variar y un amigo me preguntó por una recomendación fílmica para ver esta noche (ya hace unos días largos de esto) y apareció en mi cabeza ésta espectacular e infravalorada película. Por supuesto, española, pues si fuera de «Yankeelandia» sería más conocida y valorada. Aquí su ficha técnica.

Aquí su atractivo cabrón de director y guionista: El más que interesante Chiqui Carabante. https://twitter.com/ChiquiCarabante


Durante un tiempo, la consideré la película de la Vida de Brian española, y sigo pensando que esa era un poco la idea, pero el equipo cinematográfico salió bueno y no imitó, logrando una obra con personalidad propia y bien enfocada. En parte, también sospecho que el plan era hacerlo a la española, o mejor dicho con la visión que se tiene del cine español, siempre más precario, menos serio, con más tetas y menos simbólico. PERO, dándole la vuelta. Por ejemplo hay una escena donde una actriz guapísima sale desnuda interpretando la tentación del diablo. Nadie comenta lo que acabo de afirmar, simplemente, Jesús español le pide que se vaya mientras los apóstoles les cae la baba observándola. ¡PERO! que yo recuerde no se le ven los pechos. Quizá le busco demasiados gatos al pie, pero me pareció un guiño al cine español. Como diciendo, sí se puede (nada que ver con podemos). Esa es la línea de toda la película. Jesús y sus apóstoles buscando algo en el desierto, entre risas y lecciones humildes y bien intencionadas. Un film muy original en su forma.
Una comedia crítica que en una horita y cuarto tiene suficiente para hablar (y bien) de la fe, de la confianza, de la avaricia y la plusvalía, del amor, del sexo y el género, la superstición, del orgullo, de la religión, del bien, del mal y de su conjunción que es la vida. Yo, sinceramente, no sé que más se le podía pedir a una película.

12+1 Una comedia Metafísica

Se podría comparar con el cine de Jodorowski por lo simbólico y el bajo presupuesto y gran maestría del mismo para lograr un buen efecto. Además, hay mucha intencionalidad en hacer pensar, en reflexionar… lo cual siempre es maravilloso de ver en una película para mis gustos y mucho más y mejor siendo española tanto por lo poco que se hace esto y lo menos que se subvenciona.
Sin duda alguna, muy recomendable y disfrutable para aquellos espectadores que les guste buscarle los tres pies al gato o los cuatro gatos al pie…

¡El que vuelva a decir que no tengo fe, le hundo ésto en el cuerpo!

A mi amigo le gustó, pero la última recomendación que le hice antes de ésta le gustó más: era Zardoz. Quizá algún día me dé para reseñarla.
Sigo escribiendo mi novelita río… algún día la presentaré por aquí. Gracias por leer y mucho y bien cine para todas.

Ah y como regalito os dejo el link de la película subida (no sé si con permiso o sin él) en youtube:

No está doblada en latino, obviamente, probablemente no salió ni en cines españoles.

pd: No soy tan patriótico como puede parecer, pero sí me gusta apoyar la cultura, sobretodo cuando no tiene una infraestructura fuerte que la mueva y la cuide.

12+1 Una comedia metafísica

Brazil, la distopía del papel

Hoy quiero hablaros de una de mis películas favoritas. Brazil, de Terry Gillian (Phyton team), quizás la película distópica de mayor calidad en su presentación de un mundo humano conquistado por la burocracia.

Monty Phyton

A diferencia de sus trabajos con los Pyhton al completo, en Brazil el humor es certero, nada absurdo y quiere hacerte reír al mismo tiempo que te horroriza. Una muy buena mezcla entre dramas y comedias.
La narración cuenta como un hombre de imaginación oprimida se enfrenta a su realidad, una realidad gris, peligrosa, aburrida, estresante, llena de asaltos a la privacidad y un vacío existencial kilométrico.
Ante todo este flujo de emociones, nuestro querido protagonista, Sam Laurie, intenta tirar adelante… Encontrar la mujer de sus sueños, dejar su trabajo, volar…
Los planes tienden a truncarse por esos actos incontrolables que ocurren. Como una mosca cojonera que entra en una oficina.
Brazil logra un ritmo bello y natural. La sensación es como de subirse al tren de la bruja y dejarse llevar entre susto y chiste. Un espectáculo que se va mostrando y desenvolviendo dando el tiempo justo entre ellos.
Ya no mucho me queda por decir… pocas películas he visto dobladas al español que luego las vuelva a ver en versión original. O original o doblada pero cuando busco lo primigenio es que me he enamorado.
Podréis observar como Gillian y su pedazo de equipo van guiándote en este mundo distópico (Tan asqueroso y terriblemente parecido al nuestro) para mostrarte lo horrible que puede ser nuestras acciones y lo muy metida que tenemos la cabeza en un agujero y no acabamos de darnos cuenta ni tampoco de aceptar que hemos marcado un rumbo que no se parece en nada a lo que de verdad queremos… Si es que sabemos lo que es eso.
En Brazil todo ocurre a través de un papel que lo certifica y por eso la frialdad nos lleva a comer en un restaurante mientras cocineros mueren quemados y el maitre viene a consolarnos, disculparse y poner un biombo para seguir disfrutando de una comida mentirosa y una tranquilidad falsa.
Que poco nos separa…
Aquí os dejo el maravilloso temazo de la película:

¡Brazil es un estado mental!

Al poco que la empieces puedes empezar a disfrutar de similitudes con novelas. La más obvia es 1984, la distopía de Orwell. Farenheit 451 es otra que nos puede venir a la mente. A mi me ha inspirado mucho, y estoy uy agradecido que hayan artistas de la talla de Gillian para crear obras tan bellas y profundas. Eso me anima a seguir trabajando para lograr crear algo que sea impactante, bello, divertido o que provoque cualquier emoción. Aquí os comparto un…

Pequeño texto automático:
Brazil, un lugar caóticamente ordenado. Como los bosques, pero al revés. Grises, sin alegrías ni colores. Sellos rojos como la sangre provocando la muerte a cualquier inocente o pecador. Las barreras tan altas que separan incluso los sueños, las fantasías y el cielo de la imaginación está tan arriba… tan arriba…
No hay guerra, ni batallas por ganar, solo papeles por firmar unos minutos de desayuno y otros pocos para fichar. Obtener información requiere de prisiones gigantes y mesas compartidas y compartimentadas. Tengo hambre. Se estropeó la ingeniería matemática matutina, el café le falta unos minutos para cocinarse y mi ropa sigue tan sucia como la última vez que me vestí. Hay magos en otras dimensiones y algunos reparan calderas y sistemas de refrigeración. Es terrible. No quedan focas en el hielo, ni hielo, pero puedes tomarte un trago con cubitos, si puedes pagarlo.
Que Dios salve al rey, que nadie lo hará por él. Cuando ese gran demonio samurai aniquile los restos de humanidad, despertarás del sueño inducido y nada habrás producido.

Solo me queda que pediros que la veáis donde sea. Legal o ilegal, pagando o robando pero… ¡Me la ven!

Brazil, la distopía del papel

España de mierda, reseña

Este libro, este libro… funcionaría mejor como película, una road movie en toda regla, en clave de humor caricaturístico, absurdo y a veces surrealista.

undefined
Soy muy fan de su autor, tanto es así que le hice una entrevista a Albert Pla, reconocido músico español de lo que no se podría calificar como rock pero tampoco podría llevar ninguna otra etiqueta. Quizá canta-autor, después de todo, aunque colabora con decenas de músicos, él escribe, él compone, cada una de sus canciones.
Entre el humor, la infancia, la reivindicación social y lo grotesco pasado de vueltas es por donde se mueve el señor Pla en su música; por lo tanto, una novela suya no podía escapar de dichos temas centrales en su obra.
La historia inicia con Julián, el alma mater de Siniestro total, un reconocidísimo músico de rock gallego primero y español después,, Tito y el protagonista, un joven uruguayo llamado Raúl. El trío calavera está observando y cagándose en la catedral de Santiago de Compostela. Y ahí el quid de la cuestión. ESPAÑA DE MIERDA. ¿Como un artista español podría vender un libro titulado así? Pues Albert lo tiene claro. Siempre provocador, por lo menos tanto como perfeccionista. Dije que se trataba de una road movie en formato novela, así que… ¿Dónde o porqué empieza el viaje? Pues se trata de una gira, la gira de Raúl, un músico latino que ha empezado a funcionar muy bien en España gracias a un magnetismo con el público misterioso y sorprendente. Tito, un drogadicto y también mánager de músicos, ha decidido representar a Raúl y llevarle por toda España en busca de conciertos, fama, fortuna… sobre todo lo último, pues Tito tiene deudas que saldar y piernas por salvar.
Quien conoce a Albert Pla, reconocerá su estilo enseguida y podría disfrutar a lo grande con la novela como si fuera una una juerga catalana(bona nit).
Pensaba destripar un poco más la trama pero me puse a informarme un poco sobre el libro más allá de leerlo y me encontré una reseña corta, simple, en vídeo y que coincide prácticamente en su totalidad con lo que yo pienso de la novela. Aquí os lo dejo:

Como dice Charles, el libro causó polémica obvia esperada y buscada. Con el título ya es toda una movida, pero es que además está lo que ocurrió con eurovisión… nada que no diga el vídeo.
A mi me parece una idea de márqueting buena y muy bien adaptada al estilo del autor.
Bien, nada más que decir. España de mierda es un bestseller. Se lee fácilmente y no dificulta la digestión. Diversión caricaturesca, crítica social, musica y muchas drogas, es lo que encontraréis.

¡A leer!

España de mierda, reseña

El món segons Pla (relato en español)

Una entrevista imposible, esa es la que quisiera hacer hoy. Albert Pla y su abrazo al arte, tan tierno como fumar opio cómodamente tumbado en una cama. Lograr sacarle respuestas a Albert Pla es un acto heroico y exigente por su parte; él habla si quiere, si le caes bien, si te respeta, si le da el viento en una parte acalorada de su delgado y estético esquizofrénico cuerpo.

Así fue cómo pasó:

Me encontraba perdido. Yo, Diego María Botas Recio. Un mayormente humilde periodista musical. Así me suelo presentar, sin embargo y para mi vergüenza suelo ser: Diego, el yonkie ese mierda que rehuye sus deudas como un perro ladrón de su amo. O, una presentación más amable: el señor Botas, suele escribir mal, pero en un buen día, con la banda adecuada, te hace un entrevista publicable.
Así que perdido, después de un muy buen concierto, no tan memorable por sus formas y no por carencia alguna de calidad, de Los planetas o como la gente los conoce, nuestros queridos planetas…
Fui a mear, eso lo recuerdo. Se me cayó el… una cosa del bolsillo y me agaché a recogerlo pero no lo encontraba. Seguí el rastro de eso que se había roto un poco y perdía sustancia… lo encontré al fin, en la mano de un hombre que vestía con una andrajosa túnica marrón que no llevaría ni mi bisabuela la del campo. Y sí, lo creáis o no, la mano que sujetaba mi piedrita blanca era nada más ni nada menos que el hijo puta de Albert Pla.

Hombre Albert, le dije, tú por aquí, pensaba que con la familia ya no te liabas a ir a ver a otras bandas. Después de observar una oruga deslizarse por una hoja de roble, Albert me miró y me dijo, si, no salgo mucho del cau. Dijo, soy un hombre de familia. ¿Tú no eres Tito, no? me preguntó pero parecía hablarle a alguien detrás de mi. Me giré y comprobé que no había nadie, menos mal que ya bajó los efectos del concierto. No, yo soy Diego, te he visto en concierto decenas de veces, eres muy bueno, llevo tiempo queriendo hacerte una entrevista pero eres muy escurridizo.
Ahora tengo un rato, tío, aprovecha mientras me lio un cigarrito.
Esas son la clase de oportunidades que el señor Diego Botas Recio no deja escapar. Ahí voy entonces!

¿Qué me puedes contar sobre tu último libro, España de mierda? A mi me gustó bastante, podría ser mi vida, o la tuya o la de Julián de los siniestro total… o la de…
Si exacto, la de cualquier rockero español que se estime, eso quise escribir, una historia del rock en España, nuestra muy odiada España hecha un cristo… Sabes, la gente se levanta por la mañana y se pregunta que dirán en las noticias hoy. Yo, que no tengo ni televisión, me pregunto si habrá España hoy… me da que estamos a cada minuto a punto de estallar en e caos y la destrucción…

Está claro que nos odiamos mucho entre nosotros y solo nos vemos las diferencias para sacarnos los ojos…
Si, eso es. A mi me gusta la diferencia, como la que hay entre el bien y el mal o de ser así, o de ser catalán. ¿Tienes un filtro?

Pues no, pero toma un cartoncillo. Oye por cierto, esa piedra…
Ah claro, toma, ahora solo tomo caramelos, ya se lo dije a Broncano.

Gracias. ¿Sigue yendo a mover tu esqueleto que tan bien has cuidado siempre de él?
¡Claro!

¿Cómo están tus hijos? ¿Los llevas al colegio?
Después de un encenderse el cigarrito y pipar cinco veces tranquilamente me respondió:
Si, soy un gran padre. Los traigo a l’escola del somiatruites.

Una vez di gracias a Dios por permitir que artistas como tú les vaya bien y puedan seguir dándole emoción al mundillo de la música… Si todos fueran súper vendas a mi solo me quedaría el vicio…
Dímelo a mi. Si no fuera porque me dieron una oportunidad y de casualidad, la supe aprovechar, no me preguntes cómo, seguiría trabajando en el mercado y fumando porros todo el día, que por cierto, le compraba el chocolate a Estopa. Me encanta cantar.

Dime la verdad, ¿Jamás mataste a alguien?
No, jamás, ni tampoco me cubrí el cuerpo con purpurina, rosa, ni me subí a un campanario a gritar a esos hijos de la gran puta que me están jodiendo la existencia… Te lo juro Tito. El camino más salvaje no siempre implica muerte y drogas y rock and roll… mi camino me lo paso jugando por la calle, bailando a veces y cantando tanto como puedo.

Por último, Albert ¿a qué tienes miedo?
En mi obra de teatro musical lo explico muy bien… he escrito canciones bonitas que he aprendido a cantar y ahí están, volando por ahí. Bien, amigo, tengo que irme a columpiarme un rato antes de ir a hacerles la comida a mis hijitos.

Albert agitó la mano efusivamente para despedirme y me sonrió como un niño feliz e inocente… me di cuenta que se llevó la colilla del cigarrillo…
Está loco, pero también es adorable y lo queremos…

Notas con cariño:
Esto es un pequeño homenaje a un gran artista que adoro y admiro y quién le debo mucha inspiración y buenos ratos… Albert Pla es único y ojalá nos dure muchos años más creando desde lo profundo de su corazón inocente y puro y su mente retorcida y bizarra. PD: Pronto la reseña de su libro, España de mierda, que ya leí hace unos meses pero no encontré el momento de reseñarla.
Gracias a todas y todos mis queridos lectores por seguir ahí un año más, leyendo cosas poco comunes como las que intento compartir. Un abrazo sincero.

El món segons Pla (relato en español)

Congreso internacional de cambio climático

En motivo del congreso internacional que se celebrará en Madrid de 2 al 13 de diciembre, he aquí una perspectiva aproximada de la realidad desde un prisma de ficción:
Relato participante del concurso: Zenda, el cual algún día ganaré ( o en ausencia de victoria, seré leído por el jurado final más allá de esos invisibilizados lectores previos a los que mando un cálido saludo).

—Cambio climático mis cojones ardientes.

—Señor, cálmese, hay cámaras delante.

—¿Y qué? Con la de pestes que hablan de nosotros igualmente, me suda la polla y los huevos que me graben. ¡Mentirosos de mierda! ¡Viva España!

Así señores se expresó en la última rueda de prensa el señor Hortelano Heredia, político de raíces andaluzas, sin pelos en la lengua y gran vocación de gobierno.

El cambio climático es un tema preocupante para muchos pero sigue siendo discutido su autenticidad a pesar de las evidencias. Escuchamos ahora el enviado del partido poesía verde:

Son hojas cayendo en una lluvia de verano… en pleno invierno.

Es hielo resbaladizo, granizo, sólidas lágrimas.

Eran rayos cálidos y agradables antes de ser láseres quema-pieles.

Y ahora son arenosos, endebles, silenciosos.

Hay métrica, señores, pero nadie trajo flores,

vulneran derechos que nunca dejaron de ser una ilusión.

—¡Vuelve al campo, idiota!

—Es usted un iluso, la economía es lo único que sostiene el orden social.

—No sé porqué permitimos entrar a los rojos, solo existen para joderlo todo.

Vídeo promocional en la lucha contra el cambio climático

Una flor arde en combustión espontánea delante de un cerro desde donde se desbordan múltiples ríos arrasando árboles, casas, pueblerinos y ciudadanos, españoles y franceses, independentistas, ácratas, soldados y pacifistas, nacionalistas de todos los países, rocas, carteles de Repsol, banderas promocionales de Shell, globos aeroestáticos de Interbank e incluso un satélite recién lanzado de BBVA. Un eslógan se interpone escrito en comic sans de color rojo:

A todos nos arrastrará la misma corriente, independientemente de nuestra responsabilidad (que todos compartimos). Esto ya no se trata de asustar, si tu casa está ardiendo sabes que debes apagar el fuego, no importa quién lo incendió, si fue un accidente o simplemente era algo inevitable, natural…

Uníos a la campaña.

En las afueras del congreso

—Pues como te lo digo, después de una hora de perreo la muy guarra se fue al baño con otro chaval.

—Vaya mierda, Dani, pero por lo menos no te gastaste la platita en ella, venga, pon al fucking Bad Bunny.

Una realidad patética

No pensé caer tan abajo en el pozo de la desesperanza. No sé si hay algo que salvar o es mejor permitir al planeta cambiar y dar una oportunidad a otra. Quizá el post-perro, a lo mejor otro intento partiendo del mono, o unos delfines que desarrollen dedos para construir ciudades acuáticas. Puede que nuestro tiempo esté apuntito de terminar como dice la ley de la multiplicación.

Firmado: El matemático deprimido.

Iberdrola

El camino está marcado, la inversión pactada, nuestros socios se sienten optimistas y la bolsa se mantiene regular, no hay nada que temer, el mercado es fuerte y lo seguirá siendo por lo tanto seguiremos en pie, el cambio climático será tratado como un obstáculo a reducir y asumir.

Firmado: La junta de accionistas.

Entre el caos

Todo el equilibrio se tambalea desde su nacimiento, no importan las formas ni elecciones. PERO. Aquí permanecemos, vivos, con nuestro libre albedrío y reunirnos, pactar, dialogar y accionarnos es un deber.

Un par de palmeras dobladas marcan una “uve”, pero aguantan el huracán. La arena está ardiendo, tanto que parece ceniza vidriosa. El mar tiene sed de tierra y se la beberá irremediablemente. Yo, me dignifico y acepto la responsabilidad. Aquí moriré, frente el acantilado, cuando la primera gran ola llegue. Justo después de ver desaparecer el complejo hotelero de la gran playa de la concha.

Corbatas, camisas y rastas

Incluso nosotros, con nuestra roja ideología, sabemos que hay cosas que deben prevalecer a las rencillas políticas. Por eso damos la mano al liberal y al conservador. Que la tierra sea campo de crecimiento y no de muerte depende de todos.

La ciencia
¿Está conectado esto? ¿Hola? Escuchen, la realidad es…

No queremos ser
No queremos ser los abuelos arrepentidos y solitarios del fin del mundo. Por eso luchamos.
No queremos ser los testigos de nuestros errores sin remendar.
Por eso combatimos.
No queremos legar el caos ecológico, la falta de equilibrio ni la famosa huella.
Por eso nos reunimos y trazamos los planes que nos alargará la existencia hasta un futuro incierto más lejano…
Nos vemos en Madrid.
Firmado: Delegados de la humanidad

Congreso internacional de cambio climático

La comedia

Y partirse el culo

La comedia nos salvó de la auto-destrucción, le debemos mucho a esto que incluso definirlo más allá de la simple observación de: Es aquello que genera risas y alivia tensiones, es realmente difícil.

Hacen unos programas de comedia interesantes últimamente en España. Como es La vida moderna:

Adoro el humor, me encanta reírme y lo considero un ejercicio imprescindible para cualquier ser humano que pretenda sobrevivir a esta era tan sumamente sobrecargada de estímulos (muchos de ellos negativos) que te llevan a un estrés constante y varias de las veces al odio…
Por ello, algo que no comprendo es el denunciar a un cómico… si lo que hace es hacer reír, su obra es siempre y por pura lógica un ejercicio creativo para generar risa. Podrá lograrlo o no, te gustará o no, pero un cómico, por definición, no está ahí para ofender ni hacer sentir mal a nadie… por ello, quiero afirmar la legitimidad que tiene cualquier persona que se ofenda por una broma, a darle una hostia al humorista en cuestión y no el derecho a denunciarle. ¿Se entiende? No metáis el sistema en eso, no tiene derecho alguno sobre la comedia. El sistema ya regulariza muchas cosas que no debería y no necesitaríamos que lo haga, no vendáis la comedia.

Aquí comparto mi reivindicación en forma de relato:
Por una comedia que tenga derecho a la torpeza.
La comedia es acción

Este relato mío está centrado en ofender a un máximo lograble de colectivos. En especial todos aquellos que ya han denunciado en otras ocasiones a cómicos. Todo ello en forma de ficción dramática y violenta. Lo importante es conocerse, lo bonito es ser y poder reír, aunque a veces solo te provoquen náuseas o ganas de matar… Todo lo que digo es que la comedia no debería legalizarse ni prohibirse, es un ente que vive con nosotras y debemos experimentarlo así, individualmente. Si te ofendes dilo pero no denuncies. Si no te gusta haz lo que creas al respecto, pero sin jueces ni policías…

Lo importante es conocerse, lo bonito es ser y poder reír, aunque a veces solo te provoquen náuseas o ganas de matar…

Los límites de la comedia

Dejo claro mi fanatismo por Ignatius, el mejor humorista español de la historia (quizá y a pesar de su procedencia inferior canaria).
Ya se ha hablado bastante sobre la censura y en especial en estos tiempos actuales donde en principio deberíamos gozar de más libertad pues estamos en una democracia, la cual ofrece la libertad de gobernarse (y de censurarse), pero aquí estamos, con cómicos en tribunales, titiriteros en la cárcel y raperos exiliados… que tiempos más extraños. Estoy contento de ser escritor y formar parte de una de las profesiones artísticas más marginadas y de difícil subsistencia de todas. A favor, no somos nadie, eso nos hace libres de expresarnos como queramos, creerme que los artistas más perturbados, agresivos, valientes y locos somos nosotros, los junta letras, pero no lo sabéis porque no se lee mucho y de lo poco que se lee se lo lleva el 80% Reverté, Jurado y una tal princesa del pueblo… nada nuevo ni preocupante, seguiremos escribiendo para vosotros, los y las lectoras adictas a las palabras fulminantes de estos planetas de papel.

Aquí os comparto otro relato mío donde expreso lo que no debería poder ofender (mostrando una falta de respeto si te ofendes). En este continúo con la dinámica de crear un cómico participante en el Picnic con el programa de Phi Beta Lambda:

El humor binario

Y su tercera parte que da cierre a la trilogía sobre la comedia en mi universo abriéndose y compartiéndose:

La comedia soñada

Y que no se os olvide:

El humor es la mejor vaselina para hacer entrar sabiduría.
La comedia