ESPANYA EN GUERRA, Pla

Catalunya en guerra

He dudado mucho si escribir esta reseña en catalán o en castellano. La lectura de la novela de Albert Pla la hice en catalán y habla en su inicio de toda la problemática dada por el sentimiento independentista en Catalunya. Així que aniré al gra. De tan en tan deixarè anar expresions catalanes per que això sigui també una manera de parlar del tema, com els sentiments nacionalistes tenen poc sentit per mi, en un món no divisible, tot acaba formant part del mateix univers i es barreja inevitablement i cada frontera només te el seu valor per poguer entendre millor el que som i el que fem i el que es el nostre entorn... Así que aquí estamos, España en guerra, que inicia cuando el president de Catalunya declara unilaterlamente la independencia del país y el gobierno español pide ayuda a los Estados Unidos, su ejército no tarda nada en invadir Catalunya, con todas las enormes consecuencias.
Pero primero hablaré de esto: Una anécdota vivida como espectador ocurrida en mi pueblo, uno muy pequeño en Tarragona.

Estelada con la estrella superior cubierta con pintura blanca.
Símbolo de Catalunya pintado en rojo en un muro.
La estelada pintada amb pintura vermella a la pared, simbol del independentisme català, amb l’estrella tapada amb pintura blanca.

Una guerra ideológica expresada en una pared

No podemos saber con certeza ni cuándo empezó a darse este fenómeno social ni el tiempo que estuvo en activo, lo cual solo hace que acrecentar el misterio. Cuatro barras rojas, símbolo de la bandera de Catalunya, autonomía perteneciente a la zona noreste de España con su cultura y lengua propias. Y una estrella en su parte superior, que guía a Catalunya a la independencia, a formarse y constituirse como un país propio. De un dibujo en una pared, sencillo, que todo el mundo entiende, los hay que lo respetan, aprueban, se sienten enaltecidos en él y otros que les repugna e insulta, como si se tratase un secuestro. Un día la estrella amaneció apagada, cubierta de pintura blanca, dejando a Catalunya como está, siendo cuatro barras rojas sangre, quietas y sin guía a ningún lugar, cuatro barrotes. Pero al poco tiempo, la estrella volvió a brillar, un poco más grande y ahora con un resplandor extra dado por el manchurrón blanco que hacía de fondo. El suceso se repitió y repitió múltiples veces y no parecía tener fin. Era, como los lazos amarillos en los árboles y barandillas. O como las canciones nuevas en youtube o el Polonia o el a por ellos. Una guerra casi casi más bella que bélica y hasta parecía que había algo de conciencia a pesar de la constante de la humanidad, la parasitaria ignorancia.

El temps convulsos son sempre més apasionants, no per això millors o pitjos que els deserts de pau i tranquilitat on tot hi que segueix havent-hi morts, violencia i terror, en aparença tot està bé, en pau, en calma.

Una guerra cultural en una pared entre dos individuos pintores y simbolistas.

Y es que lo de: Som gent de pau, va bastante enserio… en muchos partidos de fútbol puedes ver más violencia de los aficionados que de los indepes en sus manis…
Llegados a este punto, me reafirmo como persona libre de fanatismo y con una comprensión de los nacionalismos dividida entre el amor y el miedo. Para mi, amar a tu país debe ser amar sus gentes y su bienestar, apostar siempre por la solidaridad y el cariño, la comprensión y el respeto, desde ese punto, estoy super a favor del sentimiento de unidad entre un pueblo con sus banderita, sus himnos, tradiciones y tal. Pero por otro lado está el ejército, el miedo/desconfianza al extranjero y el odio a todo aquel que a pesar de ser tu hermana del mismo país desprecias profundamente por sus ideas… exceptuando al fascismo que va siempre a parte pues está en contra de la diversidad algo que es inherente a la vida tal y como es y como debe ser. En conclusión, si es para querernos más y mejor y entendernos más y mejor, viva España y visca Catalunya, pero para replicar errores y dolores, pues tanto da un opresor que otro. Bien, dicho todo esto que espero os haya dado cierta curiosidad, empiezo con la estrictamente reseña de Espanya en guerra.

Portada de espanya en guerra. Dos soldados americanos destruyendo monumentos representativos de españa como la Alhambra o la sagrada familia.

A Albert Pla le encanta hablar del horror. Tiene canciones tratando la violación, el asesinato, tanto de animales como de personas, habla de todo tipo de horripilantes acciones humanas constantemente, y luego también se acuerda de los niños… a quien respeta mucho y les da canciones bonitas, dejando el horror para los adultos… En Espanya en guerra se muestra lo que ocurre con las guerras que provoca los Estados Unidos. Ellos van con una excusa, en este caso es apoyar España de una rebelión interna, es decir vienen en calidad de heroicos soldados que pondrán orden en un país sumido en el caos por no saber autogobernarse, desde su punto de vista ellos son claramente superiores y están ayudando a que una parte menos afortunada que ellos a recuperar la paz o aun digo más, que por fin tengan la democracia y estilo de vida más inteligente y superior guiados por ellos, los norteamericanos. Después de proclamar la independencia de Catalunya, Estados unidos despliega sus fuerzas armadas por el país, destruyen la sagrada familia, matan a centenares de personas, buscan al presidente catalán y por el camino queman pueblos enteros, violan, se drogan, roban y matan y matan y matan. Por el camino «descubren» que los catalanes como medida para defenderse han secuestrado una botella de cocacola, la primera que se hizo en Europa y los yankis la consideran una reliquia que debe recuperarse y protegerse en su país. Con esa excusa, inician la búsqueda de la botella y matan y torturan y secuestran… más y más muertes. Todo esto para no complicar la acción se narra desde la observación de un grupo de élite del ejército formado por unos depravados y ultra violentos personajes, todos acostumbrados a la barbarie y creyendo firmemente que son siempre los buenos hagan lo que hagan. En una capítulo, deciden encerrar a todo un pueblo dentro de su iglesia, en principio para interrogarles pero acaban lanzando una granada dentro… y habían niños, ancianos, hombres, mujeres, perros… todo ser vivo que ocupara el pueblo acusado de esconder una botella de cocacola o incluso tan solo la información sobre su localización.

Toda la narración va del humor grotesco al gore y de ésta a la sátira política y vuelve a girar. Reconozco que me he reído a menudo con las locuras que ocurren, sin embargo Albert Pla logra algo muy interesante y es que consigue hacerme empatizar con la gente a pesar de todo lo que hacen… es decir, la acción la llevan los estadounidenses, ese grupo de élite y básicamente se pasan la novela cometiendo atrocidades y de vez en cuando alguna no les sale bien… cada vez que pierden es como una gran alegría a pesar que a veces sus atrocidades consisten en acabar con políticos corruptos, jueces igual de corruptos, traficantes de drogas íntimamente atados a los dos grupos anteriores… gente con la cual España estaría mil veces mejor si se librase de ella… y claro, los americanos son tan brutales que consiguen que me ponga triste por matar a esa escoria… con ello, Pla, logra mostrar lo horrible que es la guerra, tan, pero tan horrible que no hay victoria posible para celebrar, todo es sufrimiento, todo es dolor, todo es pérdida… Por que después de machacar Catalunya los americanos afirman que España necesita orden y deciden quedarse más tiempo y poner ese orden. Acaban con el periodismo español y lo substituyen y así con los demás poderes del país. Tan fuertemente machacan España que el rey Felipe se ve obligado a declararles la guerra. Además, tan desesperada es la situación que se unen a la guerra multitud de voluntarios de países árabes invadidos por el país de la «libertad» pero con la condición de llamar a España Al Andalus, rechazar el catolicismo y aceptar el Islam. Ya os podéis imaginar lo que ocurre. Horror infinito, nadie tiene tanta ventaja como para ganar la guerra definitivamente y todo se torna en un saqueo constante, destrucción y violación….

Soldada del ejército de estados unidos (El batallón de los locos):¿Dónde está la botella de cocacola?
El mayor traficante de cocaína de España: La coca? La coca es en el lavabo, pasen y sírvanse. No se preocupen.
Albert Pla – Espanya en guerra

Para mi ha sido una lectura muy ligera en cuanto a vocabulario y complejidad pero muy dura emocionalmente. Salvaje. Por el camino aprovecha para tratar todo tipo de temas: la libertad, la guerra, el dolor, la justicia, el feminismo…

Podéis conocer mejor a Albert Pla escuchando su música y leyendo la entrevista que «le hice» publicada aquí mismo en mi blog: Entrevista Albert Pla. También recomiendo su primera novela, España de mierda, aquí mi reseña de la misma: Reseña España de mierda , esta primera novela es mucho más sencilla y más Albert Pla, siguiendo la gira de un músico uruguayo por España. Por último, decir que son una trilogía, así que espero con ganas la tercera parte, aunque decir tengo que no tienen nada que ver más allá del escenario.

Y nada más, peña, un abrazo y a leer, pasarlo bien y vivir está locura como buenamente podamos.

ESPANYA EN GUERRA, Pla

12+1 Una comedia metafísica

Hola, querido lector. ¿Qué tal el milagro?

Andaba nostálgico para variar y un amigo me preguntó por una recomendación fílmica para ver esta noche (ya hace unos días largos de esto) y apareció en mi cabeza ésta espectacular e infravalorada película. Por supuesto, española, pues si fuera de «Yankeelandia» sería más conocida y valorada. Aquí su ficha técnica.

Aquí su atractivo cabrón de director y guionista: El más que interesante Chiqui Carabante. https://twitter.com/ChiquiCarabante


Durante un tiempo, la consideré la película de la Vida de Brian española, y sigo pensando que esa era un poco la idea, pero el equipo cinematográfico salió bueno y no imitó, logrando una obra con personalidad propia y bien enfocada. En parte, también sospecho que el plan era hacerlo a la española, o mejor dicho con la visión que se tiene del cine español, siempre más precario, menos serio, con más tetas y menos simbólico. PERO, dándole la vuelta. Por ejemplo hay una escena donde una actriz guapísima sale desnuda interpretando la tentación del diablo. Nadie comenta lo que acabo de afirmar, simplemente, Jesús español le pide que se vaya mientras los apóstoles les cae la baba observándola. ¡PERO! que yo recuerde no se le ven los pechos. Quizá le busco demasiados gatos al pie, pero me pareció un guiño al cine español. Como diciendo, sí se puede (nada que ver con podemos). Esa es la línea de toda la película. Jesús y sus apóstoles buscando algo en el desierto, entre risas y lecciones humildes y bien intencionadas. Un film muy original en su forma.
Una comedia crítica que en una horita y cuarto tiene suficiente para hablar (y bien) de la fe, de la confianza, de la avaricia y la plusvalía, del amor, del sexo y el género, la superstición, del orgullo, de la religión, del bien, del mal y de su conjunción que es la vida. Yo, sinceramente, no sé que más se le podía pedir a una película.

12+1 Una comedia Metafísica

Se podría comparar con el cine de Jodorowski por lo simbólico y el bajo presupuesto y gran maestría del mismo para lograr un buen efecto. Además, hay mucha intencionalidad en hacer pensar, en reflexionar… lo cual siempre es maravilloso de ver en una película para mis gustos y mucho más y mejor siendo española tanto por lo poco que se hace esto y lo menos que se subvenciona.
Sin duda alguna, muy recomendable y disfrutable para aquellos espectadores que les guste buscarle los tres pies al gato o los cuatro gatos al pie…

¡El que vuelva a decir que no tengo fe, le hundo ésto en el cuerpo!

A mi amigo le gustó, pero la última recomendación que le hice antes de ésta le gustó más: era Zardoz. Quizá algún día me dé para reseñarla.
Sigo escribiendo mi novelita río… algún día la presentaré por aquí. Gracias por leer y mucho y bien cine para todas.

Ah y como regalito os dejo el link de la película subida (no sé si con permiso o sin él) en youtube:

No está doblada en latino, obviamente, probablemente no salió ni en cines españoles.

pd: No soy tan patriótico como puede parecer, pero sí me gusta apoyar la cultura, sobretodo cuando no tiene una infraestructura fuerte que la mueva y la cuide.

12+1 Una comedia metafísica

La indignación religiosa

Un día pasó algún tipo de desequilibrio o nuevo equilibrio químico en mi cerebro y dejé de odiar el Cristianismo, y luego el Islamismo, y luego el Judaísmo, a pesar de todo aquel daño generado por dichas religiones.
Eso pasó gracias a conocer a Paco, hombre blanco, heterosexual, padre de dos hijos varones, gordo, beodo, fuerte, seguidor fanático del real madrid y católico apostólico romano. Me invitó una cerveza en su bar. No es que fuera propietario, pero nadie osaría afirmar que el bar Las tres liebres no es su bar. Ni siquiera el dueño, amigo de Paco desde hace más años de los que uno puede llevar la cuenta y seguir siendo el mismo. Paco me invitó una cerveza fría, mahou, sin copa, claro. El dueño y único camarero me la sirvió sin decir nada. Paco me dijo que me veía triste y que no puede haber un español triste en un bar sin estar bebiendo y conversando con otro paisano. Tomé unos tragos y hablamos. Me contó que hoy no fue a misa porque con la crisis siente la obligación de cuidar de Fermín, el dueño de las tres liebres. Así que aquí estamos, tomando por el bien de la economía española.
Os preguntaréis en que momento entra toda la historia religiosa… el caso es que Paco tenía calor y se quitó el chaleco y ese medio tatuaje en el cual aún no me había fijado se desenvolvió del todo. Legion Española. Y sin embargo, a pesar de las diferencias por nacimiento, ideología, lógica incluso, lenguas, culturas… yo no odiaba a Paco. Ese hombre que en otros tiempos podría haber considerado mi enemigo era claramente un compañero, un camarada apoyándome. Quizá lo que nos une podría ser más fuerte que todo ese rencor que, después de todo, no nos pertenece a nosotros sino a nuestros ancestros…
Quizá una España que fuera capaz de verse por completo… un país que se atreviera a ser facha, rojo, de izquierdas y derechas, verde, plurinacional y tan cargado de odio podría llegar a ser un país para todas, españolas unidas por el bien común (que no comunista) y por el amor a nuestros paisanos, a nuestra tierra que es nuestra mientras estamos vivos…
Las iglesias son corporaciones lúdicas al fin y al cabo y luchan para sí mismas, para su grandeza… nada puede evitar la corrupción, ni siquiera un sistema de creencias basadas en el amor y la solidaridad pueden resistir una jerarquía basada en acumular poder y riquezas…La mayoría de grandes iglesias, han traicionado su fe. Los creyentes deberían sentir indignación y reequilibrar la religión.

¿Por qué, entonces, siguen habiendo tantos creyentes que obeceden, protegen y cuidan de las iglesias entorno a sus dioses y creencias?

Paco me alegró el día, y me dio que pensar… que hermoso sería dejar de insultarnos y dividirnos y encontrar la forma de amar nuestras diferencias y enriquecernos con ellas.

La indignación religiosa

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos

Esas palabras que se popularizan hasta romperlas el sentido, no me gustan.
No debería permitirse, incluso creo, como posible solución, incentivar la inventiva de un o unos nuevos vocablos para expresar con más precisión y evitar la generalización con el uso de la misma palabra.

Facha tú, yo soy patriota, facha tú, mi enemigo.

Cid campeador (F)

Históricamente, facha es la deformación de la palabra fascista, que proviene del italiano fascio y significa «Haz» y a su vez tiene origen en la palabra latina, fasces, que simbolizaba la autoridad del imperio romano. ¿Dónde llegamos con todo esto? El fascismo es una estructura de gobierno basada en la autoridad y el reaccionismo lo que se traduce como dictaduras y constante búsqueda de enemigos con los que batirse para seguir siendo quién tiene el poder, la razón y el derecho de gobernar sin necesidad de opiniones ajenas al propio estado. Lo que complica las cosas es el hecho que esto tenía todo su sentido cuando Benito Mussolini creó el concepto desde el orgullo para con sí mismo y su régimen, pero la palabra sigue y él se quedó atrás. La colaboración de Mussolini al alzamiento nacionalista de Franco en España llevó también la palabra y parte de la filosofía fascista, adaptándose al estilo español pero con las mismas bases: enaltecer el sentimiento patrio, buscar enemigos del mismo, movilizar a las masas y crear obediencia fiel a la ideología que se imponga. Con todo esto, nos encontramos que no hay una forma clara de definir lo que es un facha, teniendo palabras más concretas para cada característica de lo que es, y ahí nacen los problemas con la palabreja, haciendo de fácil defensa para el verdadero fascista en una época donde su forma de pensar está ensuciada por los hechos que acarreó. Aquí un ejemplo de cómo alguien se defiende de dicho término peyorativo:

Partido joven de derechas «fuertes»

No cabe duda de que VOX defiende todos los valores que tiene el fascismo excepto el autoritarismo no apoyado por la democracia representativa. Destaco el uso de la palabra facha que tiene la izquierda para hablar de la derecha, lo cual acepto que es injusto y desconsiderado en muchas ocasiones, pues todo fascista es patriota pero no todo patriota es fascista, del mismo modo se puede decir respecto el racismo o la homofobia, pudiendo resumirlo todo en miedo/odio a lo que es diferente a mi pensamiento. Siempre me ha parecido graciosa la forma que tenemos de enfrentarnos a las contradicciones que tanto sufrimos (o disfrutamos) lo seres humanos. Sin duda alguna la gente de izquierdas sufre mucho la contradicción de buscar la libertad para todas las diferencias sociales imponiendo su visión de la misma y la derecha sufre del mismo mal entendiendo la libertad como la restricción de la libertad ajena (perdón por la repetición). Con todo, la palabra facha se usa al final para definir a alguien a quien odiar socialmente porque siempre es tu enemigo. Lo mismo pasó y pasa con la palabra nazi, abusando de su verdadero significado hasta perderlo por completo y ser solo un peyorativo genérico para cualquiera que piense diferente a uno mismo. Injusto, estúpido, lingüísticamente feo.

Yo quisiera proponer desde el ámbito literario nuevas opciones para definir el fascismo actual (una que es democrático y apoyado en la economía y entorno político global) y otra para hablar de alguien peyorativamente en un debate. Se me ocurren estas:
Para el fascismo actual:

  • Limonismo, de la raíz Limo que significa frontera en esperanto. pudiendo acortar con solo limo o limolo.
  • La konstata, que viene de permanencia, también en esperanto.
  • Mendinismo, como último término que propongo viniendo de la palabra Orden en esperanto, mendi.
  • Fachócrata.
  • Demofascio
  • Modfachista, acortando, Modfa.

Para una palabra peyorativa que se refiera a un odio social, diferencia de pensamiento no debatible:

  • Peyón, más inclinado a su uso desde la derecha hacía la izquierda.
  • Castín, más inclinado a su uso desde la izquierda a la derecha.
  • Pejora, con un uso más neutro o despolitizado.

Quiero terminar hablando de las famosas dos Españas y lo que creo que es el conflicto actual que existe entre la izquierda y derecha y lo que hace que no avancemos como por ejemplo con los países nórdicos dónde los extremos se perdieron y ahora se mueven mayormente en varios intermedios, reduciendo el odio y convirtiendo todo en lo que es mejor para los habitantes del país. En el siguiente vídeo se ven reflejadas de forma clásica, clara y simple:

Si es que lo que pasó es que los vencedores quisieron seguir siéndolo cuando perdieron su mayor fuerza representativa que es en estos casos(las dictaduras) siempre que fue Francisco Franco. Cuando eso ocurre la tendencia es que esa dictadura perezca de alguna o otra manera. En España, Franco pudo gobernar con bastante facilidad una vez ganado la guerra civil y eso le permitió que al final de su vida pudiera orquestar una serie de actos para que su España siguiera siendo como era con él en vida, una narrativa que todo el mundo aceptara y no se aprovechara su muerte para rebelarse. Eso fue la transición, una democracia parlamentaria y monárquica pactada entre la dictadura anterior, los nuevos poderes políticos y monárquicos y los ciudadanos españoles. Todos aceptaron, siendo siempre el mayor recordatorio parte de la derecha de estar ahora en una democracia sana y fuerte (ahí nace el fascismo democrático que simplemente elimina el concepto de imposición y acepta el democrático como antes de la dictadura). Ahí se conserva el origen de una guerra sin terminar… Pues en las guerras civiles el vencedor impone las reglas y escribe la historia y en algún momento u otro debe ser apreciado y aceptado por una gran mayoría o por lo contrario derrocado y satanizado su ideología por completo. Aquí pasó que hubo demonización del franquismo sin que él mismo perdiera poder social en ningún momento legando las posiciones en distintos puntos sociales ya sean estos militares, policiales, políticos y judiciales, quedando así un rencor, un odio abierto, una división ideológica que se confronta irremediablemente…

Mis propuestas pasan desde lo más extremo, una segunda guerra civil llevada a la erradicación del abuelo, dejando un vencedor vivo sin rencores ni enemigos. A una mucho más saludable que sería tener los COJONES de dejar de ser un capullo SORDO y CIEGO de mierda y ser capaz de hacer una verdadera auto crítica desde la derecha y la izquierda por igual, ilegalizar los partidos clásicos: PP y PSOE por alejarse en demasía de lo que es representar a los ciudadanos y tener un exceso de nombre propio, actuando más como una organización lucrativa y grupo de presión. Financiar universidades para mejorar las carreras sociales y políticas y llevar un potente trabajo para conocer España en profundidad, compartir dichos conocimientos y posterior animar al amor y no al odio como hasta ahora, incentivar el turismo nacional, crear comedia basada en reírse de TODOS los «defectos» que pueda tener cada región española, buscando con ello vernos entre iguales, en definitiva NO OBLIGAR A SER ESPAÑOL, PROVOCAR QUE SE QUIERA SERLO, no imponer españolidad sino compartirla, eliminar todo rastro de fascismo en la simbología patriótica, que la patria sea de quien la ame y no basada en todo aquel que la odia y de la que hay que defender. Ahí está, para mí perspectiva, la raíz gran parte de los conflictos españoles y lo que hace que no crezcamos más fuertes y sanos como nación. Os dejo de despedida la canción viral de Sofía Rincón, la fundadora del movimiento La derecha como performance, quién me inspiró para escribir este artículo y me hizo pensar muchísimo acerca de España, el patriotismo, la derecha, la izquierda, el fascismo… Al final lo importante seguirá siendo generar cultura y humor que también es cultura.

¿Qué es un facha? vergüenzas y orgullos

Politicas, España y negocio

Este es, sino el único, o uno de los pocos post hablando de política que hago.

Hace mucho que no me inspira nada de confianza el sistema democrático. Entre las razones principales de esto, porqué tiende a la corrupción con gran velocidad y de forma inevitable. Incluso funcionando correctamente y sin fraude es un sistema injusto, pues una mayoría que es acondicionada para el egoísmo maltrato de las minorías que no protege el poder (todas excepto la adinerada).

Eso solo generalizando sin centrarse en la actualidad.

Tras las elecciones, se demuestra lo poco que importan las leyes, la constitución y todo ese montón de legalidades que parecen haber sido creadas solo para cobrar impuestos indirectos.

Me frustra mucho hablar de política… Me doy cuenta de lo mal informado que estoy a pesar de lo claro que pueda tener algunos detalles.

  • España, un país tan rico que puede ser saqueado sin llegar al absoluta pobreza durante años y años…
  • España, un país tan fuerte que ni con el conjunto de esfuerzos de la mayoría de españoles y toda su ignorancia consiguen tumbar…
  • España, probablemente empresa privada a manos ajenas.
  • España, del y para el PP, de y para Franco.

Como exponer mis ideas de cambios en el funcionamiento de la sociedad que conforma el país Español sería una enorme estupidez para ser demasiado radicales (a pesar de no contener nada de violencia), expongo solo algunas ideas simples que no requieren ni siquiera el abandono de la democracia ni el capitalismo.

  1. La ilegalización de todos los partidos actuales y el llamamiento a la creación de nuevos partidos formados tras asambleas obligatorias en todos los pueblos, dirigidas y organizadas por personas no afiliadas a ningún partido ni sociedad con intereses económicos. Llevada por el firme interés de llevar el país de forma honrada, respetando la idea de sociedad para el bienestar de sus socios (todos y todas y cada uno y una de Españoles y españolas, cosa económicamente más que factible si no se fuera todo el dinero en caprichos y lujos innecesarios de los más adinerados).
  2. La ilegalización de formas privadas de financiamiento de los nuevos partidos (y un control exhaustivo de el dinero público que se entrega a dichos nuevos partidos. Transparencia obligada, y obligación de cambio de un mínimo del 51% de miembros cada dos años, sin posibilidad de volver a la política).
  3. La ilegalización estricta de la venta de entidades públicas a propietarios privados. Algo que no quiero ni especificar nada, simplemente no se puede vender una entidad pública porque no debe ser tratado como una empresa, pues su objetivo nunca jamás debe ser lúdico, no puede considerarse un negocio, jamás. Su objetivo y beneficio de cada entidad pública debe ser el bienestar de sus socios (todas las personas que vivan en el país). Por eso pagamos todos juntos impuestos. Juntamos dinero para ayudarnos y no para enriquecer a algunos, ni para empobrecer a otros…
  4. Finalmente, prohibir toda interacción económica basada en la compra/venta de deuda con entidades bancarias que no sean estrictamente éticas y fiables.

Estas serían algunas de las medidas que haría. Todas irrealizables sin el entendimiento de la mayoría y aceptación.

  • Todas irrealizables por la presión económica de los interesados en mantener una clase social por encima del resto de humanos (con la creencia que debe ser así, que así es mejor para todos, que el dinero no lo saben administrar (una decisión por la que jamás se preguntó).
  • Todas irrealizables, por la cabeza embotada de circo en miles de expresiones. Drogas de todo tipo, eventos de todo tipo, deportes de todo tipo y un sin fin de circo cegador más.
  • Todas irrealizables, pero una falta absoluta de interés en llevar el timón del colectivo. En general a España la gente paga y trabaja todo lo que le exijan con tal de no tener que pensar por sí mismo en lo que podría beneficiar más en un conjunto de personas, en una sociedad humana.
  • Todas irrealizables, a pesar de no serlo, a pesar de no costar recursos (ahorrarlos y gestionarlos para la gente (toda ella).
  • Todas irrealizables, incluso a pesar de que esa mayoría democrática a quién le podrías exponer esas ideas le pareciesen buena idea, diría que son irrealizables y radicales.

Vuelvo a decir que mis ideas propias de como debería organizarse el ser humano de forma social para sacar el máximo provecho de nuestros recursos en el logro de ser “felices” y en un crecimiento evolutivo sano (espiritual, intelectual, sanitario, educativo), son mucho más radicales que las aquí expuestas. Irrealizables, pues requieren tres generaciones nuevas educadas en un modelo de bondad cooperativista y no basado en la competencia y el egoísmo.

Espero haber expuesto correctamente y con claridad mis argumentos políticos. No tengo necesidad alguna de ceñirme a nada respecto a los partidos políticos actuales (a quienes pasaría por juicio a todos sin excepción).

Que gane el PP no significa nada para mi. Que ganase cualquier otro tampoco significaría mucho.

Ninguno de ellos planea un cambio de sistema y por lo tanto todos caen en corrupción o ajo el control de entidades privadas con intereses únicamente lúdicos, ideas de seguir llevando España como un negocio, gestionando a las personas como productos.

Politicas, España y negocio