Disculpas y promesas a uno mismo

Saludos, lectores misteriosos, perseguidores de lo recién horneado e inclasificable.
Me han dicho varias veces, distintas personas, que me disculpo demasiado. Me rio imaginándome disculpándome por ello. Entiendo los motivos y la imagen que proyecta una persona así; debilidad, menosprecio por sí mismo, baja autoestima… Aunque cueste creerlo, no siempre tiene porque ser así. Hay un sutil margen entre esto y el querer cumplir con uno mismo. Veréis, cuando me embarqué en la escritura, cuando reconocí que era un escritor ya de niño, inventando increíbles historias que retomaba y avanzaba la trama incluso, a pesar que mi folio estaba en mi mente únicamente; me prometí esforzarme, trabajar duro, ser escritor de verdad, no por dinero, ni por talento ni por los lectores; por mera sinceridad conmigo mismo. Esto implica, para mí, incumplir esta promesa cada vez que me decepciono por no lograr terminar un proyecto. En este caso, tengo el blog abierto y el proyecto es continuo, una entrada semanal. ¿Se entiende la sutileza de considerar que defraudo a los demás a pensar tan solo que quiero hacerlo mejor porque me lo debo? No por eso me olvido que quiero ofrecer algo que valga la pena leer, y le debo al lector una buena historia que le haga estremecerse, pensar, emocionarse, divertirse… Y lo haré, sí. Por todo esto pido una vez más unas disculpas con la cabeza alta de humano que acepta que se equivoca, se llena de trabajo por encima de sus posibilidades (por ahora) y que debe seguir aprendiendo más y más.

Un proyecto en el que estoy metido  (y muchos de mis lectores lo sabréis ya) es: Los 52 golpes. Muy ilusionante y poderoso reto que proponía Ray Bradbury afirmando que si escribías un relato setmanal durante un año era imposible no lograr al menos un buen montón de relatos buenos. Y ese es el reto. Estamos en la semana quince y algo pasó en mí que me provocó el nacimiento de una novela en capítulos cortos, Un universo compartiéndose, al que le he dado por ahora catorce de las quince semanas.

Podéis seguirme la pista en twitter y facebook, donde comparto cada semana el relato nuevo. Por contra, el blog quedó un poco apartado, pues también estoy trabajando en una antología de relatos, en una convocatoria bastante ambiciosa, y compilando el que podría ser mi primer libro antes de la primera novela que ya no queda mucho para tenerla terminada… Muchos frentes abiertos, y hay que empezar a ganar batallas para continuar con la guerra en buenas condiciones.

Disculpas y promesas a uno mismo

El Cyberpunk automático y reorganizado

Hola a todos los lectores que os animéis a salir de la comodidad de lo mainstream y os alejéis del centro para adentraros en los submundos de lo alternativo.

Os traigo, esta vez, un texto automático y transformado en cut-up, gravado en audio y adornado musicalmente.
Estoy en una fase muy experimental y requiero tiempo de mejoría. Aun así estoy muy contento con el resultado. Seguiré creando material de esta índole.

Engranajes rodando calle abajo, váteres escupen grasa de oso y zarpas enteras. Cañerías estallando.
Cables conectados a una red libre de enchufes externos, vuelan pájaros enfermos por cielos rojizos y hambrientos. Cielos hambrientos? Comen sueños, enseñan brillantes estrellas entre sus dientes transparentes, llenos de agua.
Cubos cerrados con candados, custodiados por enormes hombres/armario, con tricornios agujereados de más de un tiroteo.
En los cubos hay la comida desperdiciada de los ricos y a veces, son puertas a clubes alternativos.
Vi un gordo poseedor de por lo menos 50kg de grasa interna entrar en uno de esos cubos (con cierta dificultad.

Cut-up

Cielos hambrientos? Engranajes rodando, comen sueños, cerrados con candados. Cubos ricos y a veces grasa interna. Hambrientos a una red libre llenos de agua. Zarpas enteras, cables conectados, dientes transparentes, tricornios y cielos rojizos estallando cañerías.

Son puertas a clubes alternativos, por lo menos 50kg con cierta dificultad, enseñan brillantes estrellas. Vi en los cubos enormes hombres/armario agujereados, pájaros enfermos por grasa de oso escupen enchufes, váteres custodiados por un gordo poseedor y vuelan calle abajo.

De externos, de los cubos esos, entre su comida, la desperdiciada, hay más de un tiroteo.

Entrar en uno.

El Cyberpunk automático y reorganizado

Dos compañeros de aprendizaje más

Os presento mis dos nuevos amigos con quién aprenderé ha escribir mejor y a a ser más creativo y original.

PresentacióGuiónPoemasExperimentalesPeque

El Guión, de Robert Mckee:

Un maravilloso libro que da la forma del guión no la fórmula perfecta (cosa inexistente por la propia naturaleza de un guión).

La forma no es más que el conjunto de sistemas que han funcionado, que en términos generales ayudan a formar una buena historia, alejada de clichés y buscando la provocación de sinceras emociones.

Hasta donde tengo leído veo que es todo adaptable a la novela. En su práctica, un guión substituye las partes metafóricas que llevaría una novela, por los elementos externos al guión en sí mismo como son las imágenes, sonidos y en la parte de texto es siempre expresado en diálogo.

A un nivel estructural, metódico de creación del guión, funciona de la misma manera que una novela.

Espero sacar mucho jugo y que podáis disfrutar de los resultados bien pronto.

De momento avanzo que se me ha ocurrido una estructura muy interesante que ata dos ideas que tenía sueltas.

 

Escritura en libertad, de Fernando Millán y Jesús García Sánchez:

Es una verdadera explosión de poemas experimentales. La búsqueda de la originalidad.

Consiste en una antología mundial de poemas experimentales, en su mayoría visuales.

Más de una idea nacerá de este universo gráficopoema.

Os dejo algunos ejemplos de estos poemas para haceros una idea.

Dos compañeros de aprendizaje más

Escritura Automática 6

Después de varios textos escritos usando la escritura automática veo un patrón simple.

Mayormente, las palabras se relacionan entre ellas aunque en su conjunto no lo hagan.

Por ejemplo si escribo puente, es probable que hable de un río más adelante, aunque puede que sea un río de lava que pasa por encima de un pueblo y no haya ningún puente en él.

No es mucho avance quizás pero los caminos se hacen piedra a piedra.

Escritura automática.6

Una fuerte dolor de cabeza auguraba un nacimiento. Olas de legumbres pasaban como jinetes del apocaliposis. Vivían como nñómadas, sin casas pero más libres que el viento.

“leo en una caja de galletas: Jugar con todo el tiempo del mundo…” Caballos-pincho dan vueltas alrededor de un niño, que ríe como si hubiera un mañana para seguir ríendose.

Ojos cerrados:

El dharma me contaba historias pasadas sin mñas esmero del que lo haria mi abulas si aun viviese.

Eso si, sus historias eran magnidicas, pero no tme daban luego ningun premio, ni leche con cacao ni pan con tomate yu embutido… Viva el chocolate despuesde nadar.

Viva el correr entre la lluvia,. Buscando amigos al puevlo del lado…

Ojos abiertos:

Y un ferrari aparcado delante la farmacia. Siempre se dijo que las drogas dan mucho dinero, el negocio de la muerte cada vez más en manos mortales… Si llega el apolalipsis nos lo habremos ganado a pulso.

-PARÓN POR VUELTA AL INCONSCIENTE-

Si cayese por el vater decidle a mi hermano que metraiga papel, decidle que nunca le quité su coche favorito. ¿Alguien puede imaginar u color que no conozca?

A mi me gusta el color del dinero… ARDIENDO. Sacándome por un rato a pasear fuera de la neurosis económica en la que es difícil no sumergirse… ¿Alguien adivinaría que pantalones llevo?

Escritura Automática 6

Escritura automática 4

Estos textos están escritos usando la técnica de escritura automática. Con cada uno voy entre viendo su forma de funcionar. Espero poder adaptarla un poco para crear algo nuevo, una variación.

Batería vacía me deja tirado. Como una máquina más de engranajes doblados. Ojos rotos a llorar en frentes sucias de tierra. Mineros en huelga y misiles abriendo brechas. Mi reloj no se paró por nada, ni nadia. Se fugó sin patas huyendo de mi escopeta preparada para el apocalipsis.

Eran drogas duras, decía mi mamá al médico que se reia. Recetaba opio edl sur este asiático para curar la subida de azúcar. Yo solo quería seguir mi siesta tranquilo, pescar nubes bajas llevadas por el viento por debajo de mi.

Una avioneta se quería suicidar estrellandose contra la isla que habitaba. Que asco de casa, pasa de escobas y lanchas y escupele a la cara. Ese político no sabe nada sobre sobornos, no sabe nada ni de cartas de navegación de de aviones de propursión. Jugaba al trivial con su papá mucho antes que existieran enciclopedias espasa o barcos de papel ignífugos.

Que sea la última vez que un bombero tiene que llevarte en brazos, ni gatos ni esfuerzos.

Acentúa tu agresividad antes del partido, puede que fluyan mejor las piezas de cada puzzle, incluso aquí, tan lejos de la India.

Pantalones a rayas no se manchaban. Si lo hacían las planchas de aplanar. Les dije que freír huevos en ellas no era buena idea. Les hablé sobre el vapor y los motores steam, de los punks sin pelos mowak. Ni que fueran escritores no sabrían cocinar nada que se salga de manteca y carne deshuesada…

Escritura automática 4

Lo visceral

LoVisceral

Mi consciente es un envidioso… Dice que si tuviera el tamaño del in- dominaría el mundo.
In- le da igual, sus pretensiones están a otro nivel muy muy lejano.
Estructurando mi mente como industrialista mejorando su cadena productiva. Hablando con mi in-consciente, como pidiendo consejo a un sabio infante, de aquellos que te recomiendan hacer una carrera hasta el parque y, una vez allí, vemos que hacemos.

Prometo una mejora constante, un crecimiento áureo, espiral hermosa hacia el cielo. Me prometo ofrecer al lector, a la lectora, obras que la hagan vibrar como cuerdas de guitarra, como el sonido de un hang. No me gustan las promesas, siempre se basan en una acción futura y el futuro es incierto, incluso para quién sabe adivinarlo es incierto. Aun así prometer algo que se quiere hacer con toda el alma y corazón no duele, no hay riesgo.

Estimadetes de cor a cor

Lo visceral

Maravillas de la escritura 01

MaravillasEscritura.gif

Interior al principio, exterior por inercia. La escritura es una de esas maravillas que hemos creado y no parece que podamos encontrarle el límite. Una de esas razones por la que impediría el exterminio de humanidad si en un juicio yo fuese uno de los abogados defensores

Maravillas de la escritura 01

Zenda Libros

Es curioso que lleve el nombre de una prisión literaria (Anthony Hope) el sitio web creado por un grupo de amigos escritores. Otra forma de verlo es que no podía llevar otro nombre.
En muchas ocasiones los escritores tendemos a sentir que nos «descargamos» directamente de la nube de la imaginación algún elemento de nuestros libros. Por ejemplo el nombre de uno de nuestros escenarios.

Zenda, un lugar de encuentro y aventura. a taberna de literatos y literatas. De amantes de la pluma y la tinta, sus perfumes y rugosos tactos del papel.

En Zenda seréis prisioneros paseando entre miles de celdas repletas de letras.
Podréis encontrar reseñas de libros, artículos de opinión, blogs, libros por supuesto, entrevistas y recomendaciones. Un lugar donde intercambiar palabras entre cómplices, ya seas escritora, lector, periodista o agente literario. Ya vivas en España, Perú, Equador, Argentina o Panamá. Si expiras curiosidad por tus poros y disfrutas de escribir y/o leer este es tu sitio.

Zenda Libros