La mosca detective

Despreocupado viajero, con todo el interés concentrado en un único objetivo,
dar otro paso.
Así podía seguir la aventura Beat.

Otro paso en el camino, otro testigo pasando de manos, cruzando países y océanos.

DÉJENLO TODO, NUEVAMENTE
LÁNCENSE A LOS CAMINOS

Bolañosos poemas rebelándose una vez más, rompiendo otra vez el bucle…
Esto es un relato tranquilo y relajado, un paseo por la montaña. Observando la naturaleza, adentrándose en ella conscientemente (pues siempre estamos en ella). Más correctas palabras serían alejarse de lo humano para acordarse de dónde estamos.

Lagartos y miles de hormigas llenan el suelo que piso. Desaparecen si no me paro a mirarlos.
Árboles que proyectan enormes sombras me protegen del calor solar.

Y ellas, las setas, pueden nacer tras la lluvia.
Están por todas partes. De muchas formas y tamaños.
Algunas se ofrecen como rica comida, otros se vengan de ser devoradas envenenando a su asesino.
Rojos, blancos y marrones, llenan de magia lo que suele parecer un poco más estéril.

SetasEverywhere

Otros pasos más me acercan a la cima,
los árboles se quedan atrás,
el aire se abre una vez más.

Recuerdo otra vez a Keruac, a pesar de haber aprendido la lección de Bolaño…
Al final las letras son mejores cuando en lugar de desesperación hay reflexión, calma, serenidad…
La cima es coronada, y ahora ya veo los lagos de agua viajera.

Después del invierno, el agua prefiere recuperar su forma líquida y reunirse más abajo,
ofrecerse a los peces,
evaporarse y llenar el cielo de nuevas nubes.

Estanys_DesdeDalt

Una mosca llenó su cuerpo de interés
por Arturo Belano.
Quiere investigarlo, quiere saber más,
descubrir sus misterio,
leer todas y cada una de sus tramas ocultas,
sus deseos retorcidamente escondidos.
Cada uno de sus literarios pasos…
La mosca detective absorbe las letras tintadas a papel,
zumba el resto de su vida por el aire de la literatura.

LaMoscaDeBolaño.jpg

Paseos por la montaña, con Keruac, Bolaño y la serena brisa montañosa, que renueva mis pulmones; preparándolos para más acción, para más presentes.

La mosca detective

Reseña Vagabundos del Dharma

Como los vagabundos del Dharma es un libro del año 1958, ya se ha hablado mucho de él, así que seré breve.

El autor, Jack Keruac, famoso escritor de la generación beat, en especial por su novela «En el camino», escribió Los vagabundos del Dharma, maravillosa novela de viajes medio auto-biográfica.

Author-Jack-Kerouac-reading-New-York-City-1958

Se puede ver con claridad muchas escenas que bien seguro fueron momentos de la vida de Keruac. Es común en cualquier autor mezclar su vida con la historia que escribe, a veces ni uno mismo sabe dónde empieza la biografía y termina la ficción; pero en Jack, por su filosofía de no cortar el flujo de inspiración,(una obsesión) quedó más que reflejado. Tras leer Los vagabundos del Dharma quise informarme acerca de él; sobre quién se inspiran los personajes y todos los temas budistas que trata. Altamente recomendado si vas a leerlo, pues muchos conceptos no los explica y son de gran interés incluso para entender bien lo que sucede.

El protagonista es Ray Smith (Jack Keruac), lanzándose a viajar como un vagabundo del dharma, viaje, en casi su totalidad andando o haciendo dedo (auto-stop) o colándose en trenes de mercancías. Durante la travesía por Estados Unidos, Ray se va encontrando con distintos personajes interesantes; algunos de ellos reales. Destacaría en especial que la esencia de la novela es contar el ideal beatnick de llevar la vida como un camino que no hay que dejar de recorrer, donde lo más parecido a una casa sea tu mochila, que cada día sea memorable, las conversaciones y los encuentros, fijar como valor principal el compartir, conocer, crear y descubrir.

Keruac hace una predicción (que personalmente me encantaría que fuera exponencial, hasta transformar las ideas de las sociedades establecidas), dice que miles y hasta millones de jóvenes saldrán con sus mochilas a vagabundear por el mundo, escribiendo poemas, subiendo montañas, conectando con la gente, demostrando el milagro que es la vida y lo mística que es cuando sales de la burbuja social en la que has nacido.

Los lunáticos zen son tipos de personas de las que habla mucho el señor Smith durante su viaje, que no son más que sus amigos beatnicks, poetas, alcohólicos libertinos y felicianos con los que se encuentra a menudo y montan fiestas de largos días en la tranquilidad de las montañas.

Te recomendaría este libro a ti, lector, si eres naturista, te gusta las filosofías orientales, la poesía, los viajes y la vida alternativa.

Personalmente lo disfruté mucho con la excepción de las largas descripciones que hace sobre los alimentos que engulle, el material que compra y lleva consigo. No es que sea cien por cien prescindible, pero tal y como está redactado se hace un poco pesado. Lo acato a que Keruac no corrige, no para la escritura una vez a empezada hasta terminar todo lo que necesita soltar y luego se niega a cambiar nada. Nada que objetar. Tal era así que le gustaba mucho escribir en largos rollos de papel como los antiguos pergaminos para no parar el flujo de escritura. Aquí una fotografía de ello:

Petrusich-Embarassing-Love-For-Jack-Kerouac

En resumen, el libro trata un viaje físico y espiritual de cómo llevar una vida más tuya(porque libre no sería la palabra), conectada con la naturaleza (la totalidad de la naturaleza), caminar en el Dharma como un Bodhisattva, el camino hacia la iluminación propia y para los demás seres con los que te vas encontrando.

Muy recomendable, de ágil lectura y fácil de llevar en la mochila. Especialmente genial de leer en bosques, montañas, playas…
Gracias por leer y que tengáis una feliz vida.

Reseña Vagabundos del Dharma