Los 52 golpes de Ray Bradbury

Queridas lectoras (todas y cada una de esas maravillosas personas), es un placer anunciar mi ingreso en un selecto reto llamado los 52 golpes, en el que he sido cordialmente aceptado. Dicha prueba de habilidad escritora consiste en escribir un relato/poema setmanal, para ello cada semana tienes la opción de escribir uno (y solo uno) en esa semana, obligando a que cumplas o fracases dejando esa semana en blanco.
¡Me encanta! Que mejor forma de mejorar que aumentando un poco la presión ¿no?

Ray bradbury afirmó que si escribías un relato a la semana era imposible que no lograras unos cuantos relatos buenos al terminar el año. Espero que tenga razón y me salgan algunos relatos bien emocionantes.

Aquí os dejo el enlace a mi perfil:

https://los52golpes.com/2019/autor/omduart

Espero salir de esta con vida y 52 relatos más experimentado. También sería maravilloso alegrar, entristecer, hacer pensar, recordar o olvidar penas a más de un lector con cada relato… Arrancar sentimientos. Quiero dedicar este reto a mi mentor Ricard de la Casa, quien me dio las primeras clases de escritura creativa y me animó a hacerme escritor. Él fue el primero en hablarme de Ray Bradbury y de me puso a mis novatas manos el libro: El zen en la escritura del bueno de Ray, donde daba consejos de como escribir y sobrevivir a ello. Maravilloso verme ahora, después de unos cuantos años, animado y persiguiendo la meta infinita… Gràcies, Ricard. Y no quiero olvidar a mis compañeros y amigos escritores que me hablaron del reto. Román Sanz, Cecilio Gamaza, Artguim y Daniel Turambar, todos dignos vencedores del reto 52 golpes 2018 quienes podéis leer dando click en sus nombres.

No sé hasta que punto puedo estar demasiado ocupado como para mantener mi rigurosa puntualidad de una entrada setmanal (todos los jueves a las 16.00 horas) como llevo haciendo (creédme que con gran orgullo, pues me cuesta esfuerzos ser constante y puntual a la misma vez) hasta ahora.  Puede que posteé poemas cortos, fotografías o pequeñas reflexiones. Puede que dedique todos mis esfuerzos al reto Bradbury.

Quiero terminar hablando de una experiencia personal que viví hace poco.
Alquilé una habitación donde vivir en Copenhaguen, y estuve hablando con la arrendataria de la misma pocos días antes de que se fuera de vacaciones. Después de relatarnos mutuamente nuestras aventuras por el mundo, ella concluyó con la siguiente frase: Is not easy be a human.

Tiene razón… Por eso cometemos tantas atrocidades y nos hacemos tanto daño… No es nada fácil, pero seguiremos insistiendo.

Los 52 golpes de Ray Bradbury

Auld Lang Syne

Es típico volver para año nuevo. Menos típico es volver a tener internet en casa en estas fechas.

Auld lang syne“… Por los viejos tiempos…

Cantarle a los viejos tiempos por año nuevo es una tradición escocesa “really bonnie
Auld lang syne es un poema de Robert Burns, un poeta escocés muy reconocido al que he podido ver en forma de escultura aquí mismo en Edinburgh.

Estoy aprendiendo mucho aquí. Me gusta escocia aunque apenas la conozco. Me gusta “Edinburgh”, tan fría que parece derretirse si te acercas mucho. Siempre alcohol corriendo por sus venas, una cierta tristeza y sentido herido de la justicia.
También los y las hay de sangre caliente y casi sobria.
La melancolía que un inmigrante puede comprender es el canto escocés. Aunque ellos hablan de años atrás y no de la distancia entre la cuna y tu pedacito de ciudad para ti.

Si bien es verdad que el frío te despeja la mente, también es cierto que a nosotros los humanos nos gusta caliente. Si bien baja la cerveza irlandesa y aquí la acompañan de un chupito de scotch wiskhey. Mejor sienta todo con una canción en los oídos o en el corazón.

Seguramente trabaje por año nuevo… “Auld lang Syne”, que ya vendrán tiempos mejores. “Que ja veurem brillar més el sol”.
Se esta bien aquí… La poesía es ebría; digo, buena. El alcohol caro, y la gente muy maja.
Esta es una entrada de bienvenida, de reflexión y reconstrucción de uno mismo. Todo muy adecuado en mi parecer; bien sintonizado con esta hermosa canción la que espero estéis escuchando mientras leéis esto o la mayor parte del efecto emocional se irá por la ventana.

Feliz año nuevo y que sigamos pudiendo contar un poco más, pues se podría decir que somos poco más que adolescentes todavía. La humanidad aun le queda más por aprender, amar y cuidar que lo que llevamos… Para el año nuevo solo deseo una pizca más de amor y ganas de aprender que el anterior; para mi y el resto de la humanidad…
Aprender es menos importante que querer aprender, amar es más importante, siempre…

Happy Hogmanay, Sassenach!

Auld Lang Syne

La maleabilidad de la poesía

Tan volátil, tan libre que…

No necesita esqueleto.

Es viento, por el movimiento de gigantes,

Aves,

Montañas.

Si la creatividad no parece tener ningún final, la poesía se creó para representar eso.

Hace poco me retaron a crear un micro poema usando únicamente los títulos de 3 a 5 libros.

Este fue el mío:

micro-poema, libros.png
Podemos construirle ágilmente la sexta extinción.

El reto vino dado por un profesor de un conservatorio de León llamado, Juan Luís García. Aquí la noticia. Y a continuación os muestro un seguido de poemas gráficos que participaron al reto.

 

 

TinaDeLuisMicro-poema
Tina de Luis
Lorena IpuntoMicro-poema
Lorena Ipunto
MicroPoemaRoman
Román Sanz

 

Micro poema con libros
Elisa García
MicroEli01
Elisa García

 

Jordi Ledesma

Al participar en este reto, me acordé de un libro del que hablé en el blog. Escritura en la libertad. La poesía permite tantas formas de expresarla como un río de cambiar de forma, profundidad, dirección…

La poesía no necesita forma. Es río sin estar sujeta a nada. O puede que ser un océano…

PoemaGráfico_Cesarea.jpg
Fragmento de un poema de Cesárea Tinajero.

Poema propio a la poesía, semi-automático.

La manzana del árbol creció tras la última lluvia sin más futuro que una única caída libre como vida. Se la estaba comiendo un gusano. Un humano mordió la manzana y medio gusano. No hay disgusto para aquellos que aprecian la vida, para los que conocen su lógica.
Se la terminó, y el gusano también.
Se tumbó bajo el manzanar, aquella persona sabía disfrutar de su fruto, de su sombra y hasta de su tronco como apoyo.
Semillas sintieron su nacimiento en aquel antro cálido y húmedo como vientre de madre.
Hermosos manzanares brotaban del interior de la persona; crecieron a explosiones.
Atravesar la piel fue  más fácil de lo que una puede creer.
Los recién nacidos querían abrazar a su progenitora y se afanaron a crecer.
Se retorcían en el aire, expandían sus cuerpos con hojas capturando luz.

Espirales, espirales vegetales vivían y respiraban fuerte. Duendes suicidas se colgaban de ellas. ¡Ser inmortal! (el mágico)

Yo no quiero ser más alimento, no quiero reciclarme más.
Abandono el ciclo. Rompo con el Samsara. Lo dejo. Como si nunca lo hubiera amado. Como si siempre hubiera podido irme.

Ahora me reinventé.
Copié del viento y el agua sus formas.
Llené el cuerpo de sangre, y aprendí algunos bailes. reconstruí los pasos
Crecí hacia abajo y fuí espiral que ya no sigue pautas.

Ahora sí. Ya sé volar.

Soy canto, y mujeres y hombres sueñan con que vivo en sus corazones.

Los ocupo, los acelero, cambio y marcho. Una y otra vez.

Hincho tus pulmones, reinvento el grito eufórico.
Reinvento tu latido.
Soy y seré vuestro lenguaje favorito.
El único lenguaje que interprete vuestra alma.
Que la exprese con palabras.

Estos son unos pocos ejemplos de la libertad de la poesía. Puede que muchos poetas no estén de acuerdo (Nada más humano que la contradicción), y también tienen razón.

No hay otro lenguaje que exprese mejor las emociones humanas. Este nuestro lenguaje emocional, la poesía. Quizás es por eso que cuando intentamos analizarlo nacen muchas interpretaciones. Solo nuestra lógica emocional (nuestro sistema neuronal en el corazón) es capaz de interpretar correctamente un poema, pero expresar ese entendimiento con otras palabras se vuelve todo un muro.

¿Lo has intentado nunca?

La maleabilidad de la poesía

La creatividad ahogada

Con el transcurrir del tiempo, la sociedad va exigiendo más al individuo.

Ya no era un niño, era un adulto que puede empezar  producir. Ahora soy un adulto al que se le puede empezar a desangrar un poco…

La manipulación es obvia. Todas las herramientas sociales que sirven para convencer y someter están ahí, usadas con este fin, descaradamente, sin necesidad de enmascarar.

El arte sigue vivo. Siempre hay artistas, en todas las épocas; en mitad de espantosas guerras se siguen creando maravillosas obras.

Sin embargo la creatividad se ahoga cuando se aprieta al individuo para sonsacarle todo su jugo. Si debo dar mucho más de lo que recibo, a gente que recibe muchísimo más de lo que da (que lo que da es dolor), y soy capaz de darme cuenta de ello; lo que me provoca como artista son delirios de pura rabia. Matando, ahogando así mi creatividad.

Y si hablar de justicia en un sistema tal ya me parece una cruel burla; decir que en el pasado estábamos peor (antes del industrialismo) no significa nada para mi. Que ahora pueda enriquecerme si me lo propongo, significa que ahora las herramientas de ladronicio y estafa se han ampliado y creado niveles de uso. Pues cualquiera tiene herramientas (en la medida que es capaz de usarlas o tenerlas en su mano); pero eso no es mejor que cuando solo unos pocos (los que ahora tienen las mejores y más potentes herramientas de ladronicio) disponían de facilidad para enriquecerse.

En el fondo, de lo único que me quejo es de la falta de sinceridad. Como en la película de The invention of Lying, un mundo donde no existe la mentira, la depresión que sienten todos los individuos (todos ellos) es tan palpable como para demostrar lo mucho que valdría la pena modifica el sistema social. ¿Porqué no?

Ni los ricos sienten felicidad de verdad (ni siquiera sabrían distinguirlo del éxtasis provocado por el consumo)

Por estadística, la pobreza disminuye… Por estadística, eso significa una mejora social para la humanidad. Y, por estadística, deberíamos ser más felices. También una vez más, por estadística las enfermedades mentales han aumentado considerablemente…

La creatividad puede verse acrecentada cuando se precisa de ella para buscar soluciones al sentir dolor, sufrimiento y amargura.
Por contra, lo que provoca nuestro sistema social es una obligación constante a producir para aquellos que lo tienen todo (lo material), para que no nos engulla la deuda (en la que ellos nos sumergen). Y eso, eso… Es el ahogo de la creatividad.

Para crear tiene que haber una cierta serenidad. Son muchas las emociones que se pueden sentir sin que impidan por ello la creatividad. Pero la ansiedad que provoca este estilo de vida (Necesito ganar dinero, necesito gastarlo (deber social)), ataca duramente todo interés por algo que se salga de esta base.

Entonces, para mi, un artista, este sistema no me sirve para nada… Ni que el dinero me diera la felicidad, no la quiero si no puedo crear libremente.

Si asumes la injusticia social que tiene el sistema puedes liberarte de la ansiedad que provoca si puedes ganar suficiente dinero, sin necesitar ganar más (entrando en el ciclo de ganar/gastar más todo el rato).

Termino diciendo solo, que esto es un desahogo, como antaño hacia, con la diferencia que ya entendí lo que aquí expongo, y que ahora no significa tanto para mi estos hechos.
Solo es un poquito de verdad, que nada importa.

La creatividad ahogada

Resenya de: Sota pressió

Resenya de Sota pressió – Ricard de la Casa – Editorial Pagès editors

Llibre compost de dos relats i una novel·la curta.

IMG_20170416_173240

Primer relat: Capvespre

Una bonica història sobre l’empatia i la comprensió entre humans i els extraterrestres amables de tentacles i mucoses roses. Imaginar un ser tan complex i posar-lo a ballar amb sers humans te que ser tot un repte.

Planteja una interessant i subtil teoria sobre el desenvolupament de la humanitat… Us repto a llegir-lo i descobrir de quin sabor es el pastís.

Un relat molt agradable de llegir, pinta el paisatge de colors molt vius i càlids; es possible que com jo, pugueu visualitzar-vos assentats al cantó de Sheerin.

Novel·la: Sota pressió

Com amb la primera novel·la de Ricard de la Casa, «més enllà de la equació QWR», aquesta em va costar de seguir al principi. Arribant a rellegir les primeres 10 pàgines. En poques paraules es presenten personatges de diferents races, a diferents indrets i diferents objectius. Pel meu gust, falten paraules clau que et donin informació suficient per entendre la situació.

Per aquest mateix fet, l’autor, en poques paraules, en crear un univers molt gran, varies trames i personatges molt rics en personalitat, molt vius.

La història conta com la raça humana vol ocupar un planeta, perquè el que ocupen es queda sense recursos. Amb el que això comporta.

Modificacions genètiques, entrenaments, conflictes socials, tecnologia, armes… Un pla de llarga durada (En el passat, i al present) sense errors per arribar a una nova llar.

Un detall molt bonic de la història es el mostrar tants punts de vista diferents, eliminant rols de «bons/dolents».

En definitiva, una novel·la molt complerta, originals personatges, complexes i imaginatives tecnologies i unes trames que permeten finals imprevisibles.

Segon relat: 3 segons, la eternitat.

Aquest últim relat es molt interessant des de el punt de vista científic; dons està basat dintre de la possibilitat de pogué arribar a crear a un ser robòtic amb poders divins.

Especialment metafòric, bonic i de gran complexitat. Amb menys personatges que manejar, però de més dificultat de fer-ho per les seves característiques.

Si la humanitat avances tecnològicament fins al punt de ser capaços de crear portes que permeten viatjar a través de l’espai de manera instantània… A què conduiria un acte d’aquest calibre?

Després de llegir la segona novel·la de Ricard de la Casa ja em faig una idea del tipus d’autor que es.

Ambiciós, escrupolós en la profunditat dels seus personatges, enigmàtic i li encanta plasmar ucronies sense partir de cap punt històric. El seu estil li permet trames molt imaginatives i amb tota mena de missatges i metàfores. Gran fan de la ciència ficció, demostrat el domini dintre d’aquest gènere des de la primera pàgina.

Resenya de: Sota pressió

Momo

momo02

 

La reseña de Momo, de Michael Ende

Momo es una novela de aquellas tan hermosas y perfectas que no puedes olvidar jamás.

¿Conociste alguna vez a alguien que, cuando hablas con él, sintieras que entiende tan bien tu corazón que no puedes negarte ha hacer lo correcto?

Una persona que con escucharte (escuchar de verdad), te ayuda a comprenderte, hasta tener una verdadera imagen de ti, sin las comeduras de cabeza que te deprimen, ni el extraño orgullo que te hace pisar a los demás sin más motivo.

Momo es una representación del ser humano queriendo comprenderse a sí mismo, su tiempo en vida.

Cuenta la historia de una niña (Momo) que vive en las ruinas de un anfiteatro. Con el tiempo, Momo va conociendo a más y más personas que la ayudan a sobrevivir. Le traen su granito de arena. Uno trae comida, otro construye una mesa y una silla, otro le cose una manta…

Con el tiempo, esas personas que cuidan de momo descubren que necesitaban tanto a Momo como ella a ellos (sino más).

Extraños sucesos en la ciudad, hacen que las personas vayan cada vez con más prisa, corriendo a todas partes, dejando de lado las actividades menos productivas, momo y sus amigos intrigados querrán descubrir porque. ¿Quieres descubrirlo tú también?

“Si las personas conocieran a la muerte, no la temerían nunca más”

En el transcurso de la novela te das cuenta de la relatividad del tiempo, de la importancia del amor y el valor de la vida. Nunca jamás olvidarás el gris ceniza.

¿Has sentido (tú, buen lector) alguna vez que se te escapa el tiempo por más que corras?

¡Ve a leer a Momo!

¿Sientes que tu tiempo dejó de estar en tus manos?

¡Ve a leer a Momo!

¿Ya no vas a ver a tus amigos, ni vagueas en el parque, ni te ríes entre copas en un bar, solo trabajar y trabajar?

¡Ve a leer a Momo!

Momo

Reseña, Fluyan mis lágrimas

Reseña de: Fluyan mis lágrimas, dijo el policía – Philip K. Dick

Philip .K Dick es muy conocido por su obra, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

, la cual fue llevada al cine más adelante con la película Blade runner.

La novela nos sitúa en un mundo distó-pico donde la sociedad esta regida por un fuerte control policial.

Nuestro protagonista Jason Taverner, emprende la búsqueda de su propia identidad, pues ha sido olvidado los demás, cosa realmente horrible para cualquiera y más aun por un famoso cantante.

Por quien no conozca a K. Dick. Él se movía por el género de la ciencia ficción, así que en la novela veréis con claridad a coches voladores, armas extrañas y demás futurismos.

Un detalle muy curioso es su final (tranquilidad, no voy a estropearlo), donde Philip cierra todas las tramas por secundarias que sean, dejando el lector bien tranquilo y con la seguridad de que no habrá segunda parte. Algo interesante este hecho, pues el señor K se obligaba ha hacer nuevas historias cada vez sin recrearse en una.

(Por cada reseña que hago me doy cuenta de lo difícil que es hablar de algo que ya se habló en la red)

Más curiosidades interesantes es el seis, es ser un seis, el punto de misterio extra a la trama… Un seis un seis… ¿Que contará? Solo puedo deciros que es mejor un seis que un humano.

Para acabar de rematar una novela buena como esta le suman numerosas drogas, cosa siempre interesante de describir en letras. Curiosamente en un mundo como el presentado, parecería que las drogas son ilegales, pero no. Nada mejor para un buen control de la población que tenerla flipando para superar dolores y aburrimientos.

Reseña, Fluyan mis lágrimas