Un poquito sobre La surfera de Higuer

Estuve reticente en escribir esta entrada, pues es como una reseña a mi propio relato… lo cual queda feo… pero me decidí cuando leí la entrada que escribió: José Andrés, sobre su relato Salado también publicado en la colección de niña loba (y reseñado por mi, jiji), José añadió un montón de información sobre todo lo que envuelve a Salado y después de leerlo me dio como un gusto extra al recuerdo de la lectura del relato; mola. Me parece que puede quedar bonito y ser divulgativo sin caer en el spam excesivo ni pesado ¿no? probaremos.

La surfera de Higuer, embrionada:

El relato nació en una semana de verano en la que yo moría de nostalgia. Soy nostálgico ya de personalidad, pues además regresaba de casa de mis padres después de una larga temporada de viaje. Fui a la playa con amigos y amigas con los que me crie por la noche, algo que algunos años atrás nos gustaba mucho y quisimos revivirlo. Lo bueno de esa experiencia es la tranquilidad que suele haber y el gusto de bañarse desnudos sin ningún tipo de pudor ni incomodidad por la penumbra y la confianza. Y ahí estábamos ya secándonos en la orilla y fumando un poco… ahí nació la idea inicial, que como siempre mutó bastante antes de llegar delante del portátil para transcribirlo. Ahí, mirando el mar en la penumbra, con un oleaje suavísimo y el agua aún caliente de todo un día de sol.

La anécdota del D20:

Esta es una historia divertida de aquellas que solo ocurre cuando te juntas con peña interesante que por su forma de vivir siempre se apuntan a un bombardeo, a una aventura. Así fue como partiendo del programa la mierda postmoderna donde presentamos La surfera con Daniel Turambar y Darío Méndez, editor de Niña Loba, Raúl Sánchez me propuso tirar un dado D20 en la web Roll20 para decidir cuantos euros pondrá para comprar mi relato que está a precio libre. Eso fue lo que pasó:

Reseña en vídeo Daniel Turambar:

De qué trata La surfera de Higuer, subtexto/autolectura

Esto es lo típico que no recomiendan que cuentes, pues no se explica lo que uno escribe… pero eso no es una explicación, sino mi lectura propia de la Surfera.

El objetivo que me propuse fue imprimir de la forma más sencilla posible el sentir de la nostalgia. Una historia que cualquier persona pudiera leer, comprender, disfrutar independientemente de su edad, cultura, experiencias y lo que sea que nos divida, excepto la lengua, claro…
Pero por mi gusto por la metáfora y el simbolismo diré:

Que la surfera es el espíritu aventurero imbatible, superviviente y curioso de las personas.

El pescador es el recuerdo, el pasado que da perspectiva al presente.

El mar es el ritmo vital, que nos lleva y manda, nos da y nos quita.

El barco del pescador son las costumbres que se arraigan fuerte hasta convertirse en tradiciones de las cuales no se recuerdan sus inicios.

Y la historia, el relato, es la propia vida, construyéndose infinitamente en esa amalgama de subjetividades y sentidos, confusiones y placeres y dolores.

Presentación en la Mierda postmoderna

Y eso es todo por ahora, espero que os haya gustado y que os animéis a leerlo, La surfera de Higuer, a precio LIBRE en Lektu.

Un poquito sobre La surfera de Higuer

La mierda postmoderna

La vida moderna, aquel programa de radio que me me daba curiosidad y una cierta gracia en sus primeros programas. Luego, me gustaba y me sacaba carcajadas. Un poco más adelante me fanatizó más allá de lo que quisiera admitir… y ya casi la mitad de sus programas después de su auge es basura que se corrompe hasta casi inventar nuevas pestes…. tanto es así que me desubscribí y lo grabé metiéndolo en un cortometraje que hice para participar en el segundo festival de cortos de la filmoteca maldita.

Pero esto es la mierda postmoderna. Un programa inventado por el escritor Daniel Turambar, con la colaboración de la escritora/poeta Andrea Dones, Raúl Raw y la mía, Omduart, además vienen invitados maravillosos de vez en cuando.

El programa se realiza todos los viernes de 8 a 9 de la tarde horario de España en el canal de Youtube y su Twitch de Daniel Turambar. Que por otro lado, Daniel sube video-relatos muy emotivos, reseñas de libros muy divertidas cuando le acompaña su compañero el tiburón. También tiene una serie de éxito para escritores novatos! buenísima y muy recomendable.

La mierda postmoderna es un experimento social, un plagio bienintencionado, un ejercicio de libre expresión y una manera agradable de esperar el apocalipsis desde la tranquilidad de tu casa.

Todo empezó con el reto del agowrimo, creo que se podría llamar, no estoy seguro. El caso es que consistía en quedar cada día un ratito para picarse unos a otros a escribir más durante todo el agosto de 2020. Creo que ya estábamos confinados y esa una forma de supervivencia y positivismo. Sacarle partido a los problemas. Incluso había un ranking, cuyo podio fue de la gran Lehna perseguida por Andrea y Daniel. Todos unos escritores geniales. El caso es que después de cada sesión escritoril, había una charleta desenfadada, a menudo out of context en el que también nos lo pasábamos muy bien y salían temas muy interesantes relacionados con la literatura aunque no fuera directamente. Y eso derivó en lo que es ahora la Vida postmoderna. Una copia sin apenas recursos pero con ilusión, conocimientos y mucho humor.
En cada programa hablamos de un tema concreto que intentamos perder de vista lo antes posible, y aun así volvemos a él misteriosamente. Daniel al mando introduce y y capitanea currándose un montón unos buenos audiovisuales iniciales y seguimos abriendo tema.

Hablamos de cosas tan interesantes como los bots que escriben poesía. Como por ejemplo éste micro-poema tan genial y perturbador:

En el mundo hay tres tipos de personas:
Los que quieren mantenerlo como es, los que quieren cambiarlo y los que quieren desayunar.
BotPoet

Hablamos de la auto-exigencia y la auto-explotación: un mismo concepto, pero uno es usado por el mercaderío y el otro por el placer de crear de un artista. Hablamos de la censura, en todas sus vertientes de la vida postmoderna. Del proceso creativo. Del dinero y la muerte del artista. El clickbait, las redes de los escritores. Desvaríamos acerca de los derechos de autor, cancelaciones, corrección política. Entre carcajadas, soltamos ideas de cómo mejorar nuestra sociedad y sobre todo nuestro modo de preparar cócteles con alcohol. Hablamos de psicología y de responsabilidad social. Hablamos de lectura y de editoriales, de premios literarios y otros temas de igual o más o menos importancia.
Lo más destacable, diría yo, es la sorprendente capacidad de soltar grandes reflexiones mezcladas con risas y absurdismo extremo. Nos han descrito como el mejor podcast para cocinar y procrastrinar de la tarde. Y eso es una medalla que llevamos con orgullo.

Aquí la lista de reproducción con todos los programas hechos hasta ahora:

Espero que algún simpático lector de este blog le dé por curiosear un viernes de esos tontos que cualquiera puede vivir y más ahora, y se pase a saludar en directo… a mi me haríais muy feliz, peña.

Un fuerte abrazo y a cuidarse mucho.

La mierda postmoderna

Mi amigo Artur

RESEÑA DEL RELATO: MI AMIGO ARTUR

Hacía ya un tiempo dilatado que no leía un relato… y, ¡qué bien remediarlo!

La verdad es que la historia no me llamaba mucho así de entrada. Más segunda guerra mundial… más dolor e injusticia intragable y más y más e infinitísimo odio humano… ¡PERO! Ésta estuvo bien.

Sospecho que está feo quejarse todo el día del sufrimiento propio… y peor aún cuando se predica todos los días que hay un terror nuevo invadiendo el mundo entero y dejando en segundo y tercer plano los efectos adversos que siguen ahí a pesar del ruidoso “nuevo terror”. Por eso me sienta bien un relato así, contando la historia de la vida de siempre. La narrativa del miedo a las inevitables pesadillas y las migajas de valor que podemos usar para defendernos. A veces estamos armadas con baguettes enteras y aún así tendremos que aceptar tarde o temprano que se acabó el pan, pero que bueno estaba, cuando aún olía a recién cocinado.

Después de esta extraña introducción os hablaré de Mi amigo Artur.
Un joven rubio, hermoso, alto, músico, rebelde orgulloso y judío, demasiado judío por los tiempos que le tocó vivir, en una Krakóv invadida por nuestros queridos y preferidos villanos, los Nazis. A partir de aquí, la historia se intuye conocida y sin embargo con Lubomir de narrador melancólico, un cuenta-cuentos con una memoria viva a pesar del cuasi ineludible(o sin el cuasi) cocheo, el relato fluye y te deja apreciar la dureza de unos tiempos durísimos, la vitalidad y valentía de la juventud polonesa que partiendo de una derrota, siguen decididos a intentar disfrutar el tiempo que tienen y mantenerse fuertes ante la violencia sistemática de sus enemigos.
Todo una oda a la amistad que no pide más que un corazón sincero, un deseo del bien común (que no comunista), un agradable compartir de ese tiempo que se deforma con el dolor y el placer y el aburrimiento y sobretodo la buena lectura como la que ofrece este relato tan ameno.

Artur no pasaba por ser judío si lo mirabas a los ojos. Más bien parecía ser un distinguido oficial del Tercer Reich.

El autor, Jorge Morcillo, me intriga, pues no es o no aparenta ser un autor/empresario de los que se habla ahora y tanto me disgusta, al menos cuando eso se traduce en convertir el trabajo de escritor en una máquina de producción más en la industria que parece querer convertirse la raza humana a tiempo completo. Más allá de mis suposiciones sin fundamento, en el relato de Artur denota tener más sensibilidad que afán de realismo y documentación. Lo cual tampoco prueba mucho… así que dejaré que cada cual descubra a Jorge a su modo, como debe ser.

Por último, comentar el bonito proyecto anti-crisis, pro-cultura y adaptación a las nuevas lectoras y las de toda la vida que llegaron a estas fechas, que lleva a cabo la editorial Niña Loba.
Como cuentan ellas mismas, ahora muchas artes venden sus obras cambiando el orden de la compra. Primero obtienes, luego pagas. Algo bastante lógico para estos tiempos, donde el consumo está tan alto y está tan al centro de nuestras vidas que necesitamos saber exactamente qué compramos y porqué, desapareciendo el placer de acertar intuitivamente la obra que queríamos o basándonos en recomendaciones, reseñas y demás herramientas para simplificar o acondicionar la compra. Pero vamos, no es lo mismo comprar papel higiénico que un libro, el primero ya sabemos que haremos con él, el segundo deseamos no hacer lo mismo.
Pues con esa premisa, Niña Loba ofrece una serie de relatos al precio primero de cero euros y al precio segundo de lo que tu creas conveniente. Una buena solución para quienes tengan ingresos periódicos y los que no, también, aunque podrían vivir un sentimiento de culpabilidad. Por ahora yo sigo en la categoría de: ¡Gracias por dejarme este libro, amigo! ¡Ésta es justo la novela que quería para mi cumpleaños! o como molan los relatos a precio social de Lektu!

Por cierto ¿Alguien tiene trabajo (pagado) para un: cocinero, reseñista, profesor de yoga, tarotista (aficionado), obrero, transportista (coche o bici) y cualquier cosa(suena atractivo ¿no?) que me propongas hacer? Podéis contactar conmigo por redes o por mi correo electrónico. edu.artbalcellsARROBAgmail.com

¡Muchas gracias y por encima de todo, lean mucho y bien y diviértanse!

Mi amigo Artur

Un día de furia 1993

¡Hola hola, lectoras!

Normalmente en mis reseñas destripo un poco la obra, pero con cariño, como romper un poco el envoltorio para que se aprecie ligeramente aquello de los que os hablo. Pues bien, con esta película tengo un problema porque me muero de ganas por empezar destripando salvajemente el final.

Duke nuken, digo, Día de furia

Pero me aguantaré.

Todo empieza con nuestro protagonista, un AMERICANO, hombre, blanco y sin más expresiones que las de un cubito de hielo angustiado por estar derritiéndose dentro de su coche que está atrapado en un terrible atasco.
Una mosca le recuerda lo insignificante que es y la de mierda que aún le queda por soportar. El hombre tiene la habilidad o la maldición de transmitir un mal rollo impresionante, una sensación escalofriante de que en cualquier momento va a matar a todo ser vivo presente. Con ese título parece que no pueda ocurrir otra cosa. Toda la trama ocurre en un solo día, lo cual siempre le da un ritmo acelerado incluso en los momentos más tranquilos. La banda sonora de todo el film es una delicia, mayormente un tecno suave que acompaña muy bien la atmósfera de estar todo a punto de estallar en una orgía de violencia sin parangón. Tan es así, que quien haya jugado a algún GTA (Grand Theft Auto) pensará que es un tributo a dicha saga. La verdad es que buena parte de la peli corre mostrando un prota que parece controlado por un jugador de dichos juegos… armas, violencia gratuita, locura, más violencia y todo ello en un mundo como el nuestro y en la cotidianidad de nuestras vidas.

SIN EMBARGO, y aquí viene la genialidad que me ha hecho amar mucho esta obra, lo que va a ocurrir o incluso quién es el protagonista se mantiene en una incógnita casi absoluta. Incluso cuando te dan entender lo que pasará, lo que sientes es que en algún momento u otro todo será una explosión de violencia, llamas y explosiones, como cualquier pelí de acción “yankee” más y… no… es más, se ríen de eso.

Y éste tío es el poli que se va a jubilar hoy:

Su último día de trabajo, como no podía ser de otra forma, se lo pasa queriendo resolver un último caso bien complejo e irse con todo el orgullo. La verdad es que en la peli se le trata como la trama secundaria para mantener la atención y el deseo de más bien alto, pero logran que sea bien interesante y una vez más procuran machacar un poco los clichés policíacos tan sobados ya en el 1993.

De alguna forma, se podría considerar un tributo modernizado de “Taxi driver”, lo cual ya es toda una hazaña. Pero sinceramente, a mi me gustó más ésta(“Taxi driver” la vi de jovenzuelo sin apenas culturilla cinéfila), principalmente por la necesidad que tengo de optimismo… pues acaba imposiblemente bien… y hace héroes a quien nunca siento que puedan serlo por sus circunstancias, u se ríen de clichés constantemente. Adoro que una obra se ría de los clichés… es una de las maneras más cómodas y agradables de ser originales y conseguirlo.

¿Qué le da esa madre a esa hija?

Irremediablemente regreso a la necesidad de contar el final… tan inesperadamente conseguido… y es que una película que aparenta ser una chorrada para pasar la tarde resulta tener mensaje, poso, moraleja. Incluso me atrevería a decir que es feminista cuando no da casi ni una señal de ello.
Para terminar quiero resaltar lo bello del personaje principal, donde su violencia es siempre elegante, sutil incluso, consigue transmitir rabia, fuerza, capacidad destructiva al máximo nivel, pero al final solo quiere cumplir su objetivo, llegar a tiempo al cumpleaños de su hija…
Otra BUENA historia sobre la relatividad de la bondad y la maldad, la psique humana, tan compleja, delicada, contradictoria…

Creerme, son dos horas de peli muy bien aprovechadas, sorprendentes, entretenidas, y para todos los públicos a partir quizá de los 14 años o así… tampoco sé muy bien como proteger a los niños en este mundo donde todo lo que se puede hacer, se hace… da igual leyes, justicias o morales.

Un día de furia 1993

Dioses Menores, reseña

Terry Pratchett… me siento una mierda cuando recuerdo que conocí a Terry Pratchett hace relativamente poco, y que no me dolió el alma con su muerte… cosa que sí ocurrió después de leer Dioses Menores y ver algunas adaptaciones al cine de sus obras de Mundo Disco.

Dioses menores forma parte de la famosísima (y más que tendría que ser) saga de Mundodisco, la mejor e insuperable saga de libros de fantasía aplicada. Una fantasía que recoge el testigo de los cuentos con moraleja, pretendiendo parodiar la realidad del mundo humano. Ya sea para pasarlo bien o sufrir con los descubrimientos de uno mismo y su entorno. Ya sea para aprender, y llorar, y reír…
Como me ocurre a menudo últimamente… siento que ya se ha hablado mucho y mejor sobre Mundodisco, por ejemplo en este vídeo que cuenta la filosofía Pratchiana con mucha claridad y estilo:

Pero retomemos, con DIOSES MENORES Terry decide tratar la religión. Así que nuestro protagonista es un monje, firme seguidor de Om, un poderoso dios representado con la forma de un toro. Deidad que el bueno de Terry no tarda ni cinco páginas en presentarnos en forma de tortuguita indefensa que habla y que nadie cree que pueda ser su poderosísimo dios del que habla la iglesia de Omnia, la ciudad estado bastión de la fe en Om. Aunque como digo, la fe hace tiempo que cambió de lugar y pasó de Om a la misma estructura de la iglesia que pretendía adorarle y ganar seguidores.

Fragmento del libro:
Muchas historias comienzan mucho antes del principio, y la de Brutha tuvo sus orígenes miles de años antes de su nacimiento.
En el mundo hay billones de dioses. Hay más dioses que mosquitos en un pantano. La inmensa mayoría de ellos son demasiado pequeños para verlos y nunca llegan a ser adorados, al menos por nada más grande que las bacterias, las cuales nunca dicen sus propias oraciones y no son lo que se dice demasiado exigentes en cuestión de milagros. Son los dioses menores, los espíritus de los lugares donde se cruzan los caminos de dos hormigas, los dioses de los microclimas que hay entre las raíces de las hierbas. Y la mayor parte de ellos se quedan así.

Porque les falta fe.
Un puñado de ellos, no obstante, terminan subiendo de categoría. El cambio puede ser provocado por cualquier cosa. Un pastor busca una oveja perdida, la encuentra entre los zarzales y dedica un par de minutos a levantar un montoncito de piedras en señal de agradecimiento general a cualquier espíritu que pueda haber por ahí. O un árbol de forma peculiar llega a ser asociado con una cura para la enfermedad. O alguien talla una espiral encima de una piedra solitaria. Porque lo que necesitan los dioses es que crean en ellos, y lo que quieren los humanos son dioses.
La cosa suele detenerse ahí. Pero a veces va más lejos. Más rocas son añadidas, más piedras son levantadas, un templo es edificado allí donde antes se alzaba el árbol. El dios se vuelve más fuerte y la fe de sus adoradores lo impulsa hacia arriba como mil toneladas de combustible para cohetes. Para unos cuantos, el cielo es el límite.
Y a veces ni siquiera eso.

Fin del fragmento.

Me encanta estos párrafos. Yo como escritor me ocurre a menudo que escribo un párrafo así pero con cualquier otra idea y ya no logro desarrollarla… Pratchett me da unas buenas lecciones literarias.

En el mundo hay billones de dioses. Hay más dioses que mosquitos en un pantano.
Terry Pratchett- Mundodisco: Dioses Menores

Bien, ciñámonos a la novela en sí.
Brutha, el monje analfabeto de corazón de oro, se encuentra con una extraña tortuga parlante mientras está trabajando en el huerto como le han mandado sus superiores de la iglesia de Om a la que pertenece. Todo esto ocurre en la ciudad-estado isleña de Omnia, cuya cultura recuerda, misteriosísimamente a la cristiana en su época de mayor poder político, con obvios márgenes de diferenciación. Omnia tiene una disputa con otra ciudad estado llamada Efebia, cuya cultura recuerda misteriosamente a la ateniense clásica en su época de esplendor filosófico. Ello, lleva a Vorbis, líder de la inquisición, a llevarse a Brutha que a su vez se lleva a la tortuga endemoniada o divina, ya cada cual lea a negociar la paz con Efebia. Para ello cruzarán el mar, y el desierto, y la ciudad, y todo tipo de divertidos peligros. Y luego regresar, disfrutando entonces de un poco más de seriedad (habiendo espacio durante toda la novela tanto para las risas como para las reflexiones) y experiencias místico-religiosas.

Para mí ha sido todo un descubrimiento. Como presenciar un milagro. La fantasía es un género que disfruto mucho en el cine y que en novela no me atraía nada por lo que se conoce como las dragonadas. Pratchett machaca el género y nos recuerda a todas que NO HAY LEY INAMOVIBLE hecha por las personas. Lo celebro. El mundodisco es un canto a la creatividad por erudición. Estudiar infinitamente todo lo que hay en la humanidad repartida por el azul mundo y luego retocar, fusionar, cortar y recortar, coges un nombre por aquí, una leyenda por allá, un dios por más allá y un cuento infantil, y una serie policíaca, y otra sobre abogadas, y hombres, y mujeres, y niñas y bebés, y verdes y rojos… y lo montas todo en una tortuga… pero le falta altura para darle epicidad, y montas cuatro enormes elefantes a la tortuga que ahora es cósmica, y encima de los lomos de los elefantes ya cabe perfectamente un planeta, un planeta plano circular (esto para vosotras, mis queridas seguidoras terraplanistas) y tan hermoso como peligroso, tan sumamente bello como absurdo… tan auténtico como el nuestro.

Para terminar, quisiera dar mis más sinceras gracias al gran escritor Guillermo Estiballes, quien me regaló este delicioso libro (porque dejarlos y que no los devuelvan nunca es una pérdida de energías absurda).

Así que ya sabéis niñas y niños y niñes, leed mucho, regalad libros y explorad la vida con la misma pasión que la literatura y al revés y viceversa o multiversa.

Dioses Menores, reseña

La guerra y la necesidad de infierno

Hola a todas las personillas con ojos, internet, y ganas de leer cosas random que escribe gente tan aleatoria como yo.

Llevo unos días reflexionando sobre la guerra… en la historia, después de una muy lógica carrera armamentística, llegamos a este punto donde hemos superado con creces nuestra capacidad de construcción con nuestra capacidad destructiva, de modo que la carrera pierde sentido… y entonces ¿Llega la paz? El destructor de mundos estadounidense dijo que debería… pero también lo dijo un predecesor, el de los premios con su nombre y el inventor de la dinamita y parece que aún no hay paz… pero ¿Sigue habiendo guerra? ¡Claro!

La guerra siempre se ha librado en todos los frentes… mientras haya necesidad de ser mejor, de ser diferente, de ser más fuerte que…, de sacar esa intensa y asfixiante nube de vapor ardiente de nuestro cuerpo… seguirá habiendo guerra. Y de eso quiero hablar.

Aparentemente hay menos guerras sangrientas, de las de tiros y bombas (que siguen habiendo pero hacen menos ruido), pero eso es porque ya no queremos más? Esa es otra ilusión… igual de bonita pero con la misma falta de verdad, o como diría el viejo este de las drogas, la historia y la filosofía que tenemos por España, es una ilusión enemiga de la realidad.
La realidad es que la guerra jamás faltó en ningún periodo de nuestra laaarga historia…

La necesidad… la sed que nunca termina… hay un gen en cada humano que nos impulsa a desear el infierno. Provoca picores a veces en forma de hambre, otras de envidia, pero las peores picoretas son las del odio por desentendimiento. Y esto SIEMPRE está ahí… y más en un mundo capitalista donde a la guerra se le llama competencia. Y MÁS AÚN, en un mundo donde el único peligro de un gobernante es su gobernado.

LA GUERRA, POR FALTA DE ESPACIO, SE HA GUARECIDO EN NUESTRA MENTE, Y SE EXPANDE POR INTERNET…

No hace falta recordar demasiado para encontrar memorias de haber leído mensajes de “justicieros” que ya no saben distinguir entre un mal que cambiar y un enemigo al que eliminar… donde sus causas implican convencer y no atacar, lo que desvirtua por completo su causa.

¿Y no se puede escapar de esa sed de sangre? ¿De esa rabia? ¿Del insanísimo sufrimiento infinito? Buda dijo que sí, que meditando, que sí el camino medio… desapego… desapego… y entonces ¿llega la paz?
Bueno… pues el budismo lleva inventado un porronazo de años… y seguimos aquí… con guerrrrrraaaaas, y dolor… y caos y injusticias del tamaño de la tierra… y nada cambia incluso cambiendo constantemente…
¿Y entonces?

Y entonces aquí estamos, algunos comentamos, otros juegan, y para evitar estallar y desaparecer como especie, la mayoría se dedica a observar… y todo está igual de bien.

¡Viva la literatura!

La guerra y la necesidad de infierno

El Bojack catalán

¿¡Qué tal, lectoras!?
Hoy me dio por compartir algo de lo que escribo, para variar.

Bojack Horseman es el protagonista de su propia serie de humor animada estadounidense creada por el cómico Raphael Bob-Waksberg. Como hago siempre, o mejor dicho como siempre evito hacer, hoy tampoco voy a enredarme a hablar de algo que ya se ha hablado mucho y que google os encontrará por todos lados con facilidad, así que ni me molesto a contar el argumento de Bojack porque no es el tema. Para entendernos, simplemente decir que Bojack tiene un carácter marcadamente narcisista, es rico, famoso y muy vicioso, una mezcla terrible que lleva inevitablemente a pasar por unas tormentas emocionales bestiales.

Bojack Horseman

Una vez presentado a Bojack, ahora viene el catalán. Que es ni más ni menos que Joel Joan, un reconocido actor de teatro, cine y televisión, sobretodo y a su pesar, conocido por interpretar a David Guell uno de los coprotagonistas de la serie catalana Plats Bruts. Pero para ser justos, vamos a seguir ciñéndonos a la ficción, y hablaremos de Joel Joan, el personaje protagonista de la serie El Crac, cuya personalidad coincide con la de Bojack, restándole el vicio, más o menos.

El Crac

Para ser sincero inicié este post cuando ya terminaba la ver la serie del Crac y pensé que Joan había plagiado a Waksberg, pero dándole unas vueltas llegué al punto que ambos estaban retratando el mismo personaje pasado por el filtro de la misma industria del espectáculo y en el mismo contexto histórico y de ahí que parezca que hay plagio… pero eso no es posible, ¿Queréis saber porqué?

Joel, creó y uso la serie del Crac como una especie de terapia sin olvidar en ningún momento que debe seguir cumpliendo como producto de entretenimiento. Pero ahí está, con su mismo nombre, interpretando una versión caricaturizada de sí mismo y atacando sus debilidades y defectos. Bojack, por su lado, parece alejarse de lo personal y acercarse más a una crítica de Holywood y su sustento. Dicho esto…

¿A qué vengo a hablar? Pues acerca de esta frase que tanto asco me da, tanto cuando pienso que es repulsivamente cierta como cuando pienso que es la excusa para convertir cualquier arte en una industria más:

El buen artista copia, el mejor, roba. ¡Y una mierda que te comas!

Crear por definición real implica la mezcla de varios elementos que al unirlos con una cierta dinámica que a su vez es una mezcla de elementos, forma un elemento nuevo. Por lo tanto, no hay forma humana de crear algo de la nada, y de ahí la fracesita estúpida del copiar y el robar…
¿Porqué el enfado? pues por lo de siempre… si hay una manera de usar algo en contra del beneficio del resto de la vida, se usará, siempre. Así nacen miles de plagiadores sin ninguna capacidad creativa que han encontrado la forma de ganarse el plato en la mesa quitándoselo a otros que sí crean obras propias. Pero este no es el caso del Bojack catalán.

No sé si da para reflexionar todo esto que escribo por aquí… quisiera que fuera el caso… pero al menos me gustaría convencer a la gente de ver las series de El Crac (en youtube) y Bojack Horseman (Nettflix).

Si me animo (se aceptan ánimos), quiero hacer una segunda parte de este post para hablar centradamente sobre la creación artística, principalmente desde su punto económico y político, que es donde escuece.
¡Hasta pronto!

El Bojack catalán

El joker/ El Guasón

El joker, un Tyler Durden/Travis Bickle simple y maquillado y la opción redentora del Holywood.

Celebro el triunfo de la película El Joker (El guasón en latino-américa). Sin duda es algo positivo, principalmente porque es una de esas obras que les demuestra a los cobardes inversores holywoodienses que no hay motivos para hacer basura repetitiva llena de explosiones, tíos y tías buenas, tiros y más tiros y rayos y mucha riqueza sin fin. Se puede reventar taquillas con una buena historia, bien contada, como demuestra Todd Phillips.

Mi opinión final es el regusto que me queda al terminarla y ver que básicamente vi fight club o taxi driver pero simplificada y actualizada. Eso no quita que sea buena y necesaria.

Y es que es eso y nada más, por mucho que se enfaden los comic fans (a los que me cuesta horrores respetar (por favor, si eres uno de ellos te pido que me calles la boca compartiendo nombres de joyas del cómic que yo desconozco (no vale Alan Moore).
El Joker es el espíritu de una persona que vive en la actual sociedad de consumo que ya está extendida a una gigante parte de la raza humana y tiene que aguantar la frialdad, el maltrato y la presión que supone vivir aquí, además de la injusticia (yo creo que la justicia no existe, cosa probada). Es muy enloquecedor tener que aguantar tanta mierda, a tanta gente cuyo modus operandi consiste en aprovecharse del esfuerzo de los demás una y otra y otra vez (bien recompensado por el sistema de “meritocracia” actual) y un sin fín de porquería más. Pues bueno, fight club ya habla de todo eso y te sigue contando más cosas interesantes sin restarle valor a este tema, el disgusto y disconformidad social por un sistema enloquecedor por exceso de contradicción y humillación en muchas formas. En cambio el Joker no tiene más “chicha”, lo cual es normal pues al fin y al cabo es un personaje diseñado como un villano, por lo tanto aunque su desarrollo está bien hecho y es importantísimo para que batman no sea un multimillonario traumatizado ridículamente vestido que va por las calles de noche dando ostias a delincuentes de poca monta; no es protagonista desde su nacimiento, sino a posteriori por ser realmente un personaje con el que se puede empatizar mucho mejor que el hombre murciélago (me cae muy mal Batman, peor que Superman al que aborrezco muchísimo).

Se nota cuando no me apasiona la obra de la que hablo porque desvarío mucho más… perdón.

Hay algunos detalles que me parecieron preciosos. Como la representación de la ya mítica escalera por donde sube amargado y al final la baja feliz, transformado, bailando, libre. Y es que se trata de las escaleras de la cordura social. En cuanto decide que tiene razón, que la gente siente lo mismo que él pero tiene demasiado por perder para aplicarlo, que se va liberando conforme es rechazado, vilipendiado y humillado y puede por fin asumir en plenitud la idea que ya le iba corriendo por la cabeza…

El chiste no es algo divertido, es algo terrorífico, horrible, repugnante, increíblemente trágico que se convierte en gracioso por la imperativa necesidad de supervivencia, relativismo, intención positivista (incluso partiendo del pesimismo la comedia siempre va hacia ser positivos(no necesariamente optimistas))…

La vida es una broma como dijo el comediante, que es un Joker clarificado y mejor diseñado para expresar esa idea desde su inicio (y basado en el Joker).

Bueno, quisiera decir más, pero ya está todo dicho en miles de canales de youtube/blogs y demás, por eso yo me he dedicado a decir lo malo más bien para darle perspectiva.
Una buena peli, simple para que triunfe cómodamente, representativa de un sentimiento compartido por muchas personas y por lo tanto empática y con acción justa (ni más ni menos), bien narrada y con una fotografía excelente. El actor principal mola un montón y entendió muy bien el espíritu que tenía que transmitir, y Philips supo elegir muy bien. Y nada más, solo espero no quedar demasiado postureta contracultural… a mi me encanta que el cine más convencional y enfocado en la taquilla y no en el lado cultural del arte nos de obras como esta que defienden y demuestran que al gran público también se le puede dar de comer rico y saludable no necesariamente comida basura super saborosa.

El joker/ El Guasón

Cuervo y Castor

Cuervo & Castor o QK(cuca) para los amigos(desde ahora y al menos para mi), es una revista de literatura contra-cultural alineada con las distros alternativas en contraposición a la industria editorial hegemónica(vale decir que no se hacen bombas, sino “BOMBAS!!!”).

Para hablar de Cuervo y Castor es imprescindible empezar por…

el #BookCore!

Escrito por 2Cabezas

El bookCore se podría comparar con la línea editorial de Dos cabezas, aunque como dicen, no publican libros, hacemos cosas juntos…
En un mundo humano tan (PERO TAAAN) dedicado a hacer dinero, ganar popularidad y acumular poder, la peña que sigue priorizando las relaciones humanas, el calor de la piel por encima de la comodidad de un traje de marca… esas personitas que siguen insistiendo en arriesgarse y tener una relación con sus complejidades en lugar de miles de mini relaciones fáciles y llenas de sexo: decías que tenías 22 años? ¿Esos pectorales los has trabajado mucho? No vuelvas a llamar, ya me aburrí.
Creo que me he ido mucho del tema pero me gusta como queda… ahora sustituyan relaciones humanas por relaciones con la literatura y su forma de generarla y ya se entiende.
¡Aquí no! principalmente porque Cuervo&Castor publicará siempre siguiendo la directriz de compartir textos comúnmente censurados en otros medios y aún con más frecuencia rechazados por los mismos por no tener atractivo comercial… por no ser un producto de consumo y olvido sino un medio cultural para conocerse, colaborar, ayudarse, divertirse, excitarse también… y todo un hermoso abanico de emociones humanas que ahora empaquetamos en productos etiquetados y con precio rebajado desde su lanzamiento.

Nos parece muy necesario apropiarnos de nuevo de lo políticamente incorrecto

¡AQUÍ SE BUSCAN BOMBAS!
Como el terrorismo ya empieza a pasar de moda para dejar espacio en las redes para el nuevo miedo/rival, las pandemias, un miedo mucho más efectivo al no tener un enemigo a quien machacar, culpar y derrotar tan claro y simple como los barbudos árabes con ese enfado tan grande en el rostro…

¡PERO!

Aquí se buscan misiles, escritos sin concesiones ni disculpas. ¡PERO!
Con corazón, raciocinio, neuronas funcionales…¡PERO! Sin miedo ni vergüenza… y un último pero: con la pasión de la madre que da vida y la comparte.

¡Pasemos a la revista!

Escrito por 2Cabezas

En este primer número facilitado GRATIS en lektu (una plataforma de cultura digital genial) vais a poder:

  • Liberad vuestras dudas sobre la revista, el bookcore y la editorial 2cabezas.
  • Asustaros de un futuro trans-humanismo que ya es presente de la mano de Daniel Canals Flores y una conversación entre Hitler y el Bukowski ficcionado.
  • Agonizar hasta el extravío en los mares de palabros de Román, acompaña a X en su viaje desde y hacia la locura.
  • Conocer al autor de cómics más temerario, visceral, sincero y sobretodo un autor que cogió a la puta y la ramoneta y las mandó a paseo de la buena letra del hermano Castor (que misterioso ¿no?)
  • Recordar los valientes inicios del movimiento sufragista hablando del libro Ladronas victorianas. Una delicia de artículo al estilo de agente provocador escrito por la hermana Cuervo (oh dios, me corroe la curiosidad).
  • Emborracharos de política tan fría y violenta como Siberia y el corazón (en el caso que hubiere) de Putin, de las fauces de nuestro querido hermano Castor.
  • Partiros el culo con el monólogo de Edén, una bella y sensible criatura humana que se explora a sí misma. Este es mi relato, Omduart, hay sorpresas, risas, horrores, en definitiva: bizarrismo transhumano y con él cerramos este primer número del que estoy muy feliz de formar parte.

Yo mismo espero con ansias el siguiente. Disfrutad mucho y no dudéis a:

Uniros al #BookCore !

¡Felices lecturas!

Link descarga gratuita de la revista

Todo lo dicho aquí es bajo mi nombre. Sobretodo lo referente a las directrices del BookCore y 2Cabezas, es mi visión y la revista probablemente difiera en varios puntos, como siempre, una lectura, una obra.

2cabezas: Facebook y Twitter

Cuervo y Castor

Solo importa la review

–¿Qué tal fue el concierto de yung bf? ¡Todo el mundo está flipando con él!

–¡Genial, perla! El muy cabrón trajo con él a seis pibas con tremendos culazos que hicieron un truerquing desnudas y el Beef les daba duro en sus nalgas. La polla, hermano.

La crítica a muerto junto el periodismo y la libertad (la de verdad) de pensamiento y expresión. Todo ocurrió un buen día cuando la mentira y la publicidad superó con creces las posiblidades de negocio a la verdad y el interés cultural. Así que nada, que os jodan a todas, putas, lo que quiero es que me chupen la polla, me den coca buena y billetes frescos, grandes, verdes…

Pero el problema es mío y solo mío… Por viejo… por inadaptable desde siempre (y quizá para siempre). De verdad que he intentado encontrarle algo… pero es que no lo hay, eso es el triunfo… hay tanto que cuanto menos ofrezcas más gustas… O no… no sé… ¿Entendéis algo de la vida actual? Yo creo que no lo hacéis, pero hay días que creéis que sí, y otros que no os importa tanto como para preguntaros eso… los segundos son los más. Y yo… me enfermo cada vez que quiero comprender algo… y escucho buena música para recuperarme, y canto, y bailo, y escribo… y parece que vuelvo a recuperar el color… y la semana siguiente aquí estoy otra vez… cagándome en todo….

No, esto no va sobre trap (en exclusiva), ni tampoco de un desahogo más de los que todo el mundo se la suda porque para mal ya estoy yo, no me cuentes ni tu vida ni tus mierdas a no ser que lo hagas en la tele, gritando mucho y follándote a otra peña que salga por la tele… para todo hay tubo estrechos por donde debes pasar si quieres que tu basura sea visible, querida, buscada y sobre todo comprada.
Esto pretendía ser un post más abierto y con menos ponzoña… pero mira, no me sale en esto días…
Si le gusta a mucha gente automáticamente deja de ser “algo” (lo que sea) juzgable como malo… aunque lo sea, aunque no lo sea, el punto es que deja de importar.

Y nada más… Este post requeriría colaboración en forma de comentarios para que parezca que hay más gente por ahí que piensa algo así como lo que aquí mento… Pero bueno, no os preucupéis mucho tampoco… intentad pasarlo bien que es lo importante de verdad.

Muchos abrazo y besos para toda esa gente a la que escupo veneno cada día hasta que recuerdo que yo estoy hecho de la misma mierda y por lo tanto todos y todas podemos apestar o embellecer…

Solo importa la review