Exhibition in Hawick

Great inspiration for any artist, enjoy to the artwork of Mark Boston, The be wilddered cauliflower.

The Bewildered Cauliflower

banner09

For the first time, my ongoing project of ‘Encounters’ drawings and paintings is being exhibited, at A7 Art Space in Hawick, along with my larger paintings, old and new. Together with fellow artist Celyn ( C. L. Booth ), we have put on a joint exhibition showing our artworks, on display until 15th September.

The opening evening was a surprise, a delight and an inspiration. Thank you to everyone who came to support the artistic spirit.

display04 Above, with Celyn, setting up the exhibition

display02display05display03

display06 Above: Wednesday 8th August opening

Ver la entrada original

Exhibition in Hawick

El horror corporal

¡Hola, mis queridísimos e intrépidos lectores!

Veo que eso de escribir artículos no se me da del todo mal y que tienen mayor y mejor acogida que mi poesía o trabajos un poco menos convencionales y ligeramente experimentales (obviamente). Y nada, me vienen temas a la mente de los que me doy cuenta sé lo suficiente para contar unas palabras al respecto.

250px-David_Cronenberg(CannesPhotoCall)-
David Cronenberg

Hoy actualicé una entrada antigua, esta: Naked lunch, y me dí cuenta que unos años después he aprendido mucho más al respecto, sobre todo acerca del director de cine que menciono, David Cronenberg, el fundador del body horror o en español, el horror corporal. Con cada película que veo de él me gusta más su estilo, y es que tiene aquel encanto del artista sincero que no se puede falsear; ese don que a veces provoca fracasos en taquilla, pues no puedes traicionarte nunca y te debes a la sinceridad de tus pensamientos y emociones. Por años que pasen, por gran calidad que se logre con los efectos digitales, Cronenberg seguirá usando elaboradísimos efectos plásticos para sus monstruos, heridas, deformaciones y demás horripilantes expresiones de terror físico. Y aquí llega el quid de la entrada.
Como siempre, y siendo coherente conmigo y mi trabajo, relaciono lo que hablo con la literatura que es mi campo primordial. Viendo el cine de este director me he inspirado mucho… y quizás no es muy trasladable a la novela, al menos por el hecho que cuando se lee suele gustar lo sutil y no explícito, sobre todo cuando se trata de violencia. Bien, eso no significa que no se pueda transmitir el terror de sentir y ver como tu cuerpo se deforma y muta; la horrible experiencia que supone eso… Al final ¿no es ese el motivo principal por el que leer? Descubrir sensaciones que ni imaginabas, explorar posibilidades que da la vida. Escribí un relato para una convocatoria intentando reflejar el body horror con un personaje al que le cortaron su miembro viril y tiene un parásito dentro de él… Expresar eso en imagen, sin ser fácil, te da un margen de impacto mayor que en palabras, creo o me apoyo y excuso con eso. No por este motivo voy a dejar de esforzarme en precisar más, hurgar en la herida y provocar el escozor en los lectores. Aquí un fragmento de Cuerba, el relato de terror del que os hablo:

Malos recuerdos invaden mi mente. Lúgubre subterráneo con tan solo velas negras iluminando el día que renací. Mutar a ángel, lograr una alternación tan herética y contra natura que probase el gran poderío de la orden de Duusakh. El forzado desmembramiento andrógeno, sangre y sexo, abierto en vertical, cabalística de la circuncisión llevada al extremo donde predomina la verdadera magia, el profundo conocimiento del verbo, de los átomos, la ciencia religiosa elevada, el ocultismo por necesidad.

En mi opinión aún quedé lejos de lo que pretendía. Una crítica que me hicieron sobre el relato es que es demasiado explícito con la sangre y a mí me parece que no, que no transmito hasta el punto de sentir el cuchillo abriendo la carne, una quirúrgica operación tan intensa como si la vivieras de verdad. Pero lo lograré, al menos me enfoco en conseguirlo.

Para terminar quiero regresar a Cronenberg.

david-cronenberg-2-scanners.jpg
Scanners

Una de esas memorables frases que definen con pocas palabras el body horror la podemos encontrar en una de sus mejores y polémicas películas: Videodrome. En una escena muy poderosa visualmente, el protagonista grita: Long life to the new flesh! Que se traduce como: ¡Larga vida a la nueva carne! Expresando como se aceptan los cambios, las mutaciones, incluso cuando son internas y físicas. Cronenberg en uno de sus juegos con el body horror, intenta fusionar la carne con el metal; a su vez y con la misma intención, transforma la carne en metal y el metal en carne. Viendo sus películas más representativas se puede apreciar con suma facilidad eso. Por ejemplo 3xistenz, Scanners y la mencionada Videodrome. Si buscáis emociones fuertes y películas originales, Cronenberg os lo ofrece; y en un tiempo, yo también.

cronenberg_videodrome

Un saludo y felices instantes.

El horror corporal

Novelas de relatos

Me gusta escribir relatos, me encanta leer novelas y ahora estoy escribiendo una mezcla de ello. Un universo compartiéndose.

Sé que no es una idea original  pero, si soy sincero, no he visto jamás un libro escrito de este modo, que ofrezca la posibilidad de leerse como se quiera, empezando por cualquier capítulo porque son relatos que sin estar separados, sí tienen espacio entre ellos, conectados como propone la física cuántica. Quiero aprovechar el conocimiento de los lectores y preguntar por títulos que cumplan esa descripción. Relatos tan unidos como para ser capítulos, pero con esa estructura individualista, como la humanidad misma. Tan gregarios como lobos solitarios; tan libres como dependientes. Muy propio de mí encontrar el equilibrio fuera de la balanza.
Dejad comentarios hablando de las novelas con las estructuras más extrañas que leísteis.
Dejaros absorber por las novelas como si la gravedad os atrapara. Creo que consigo esa sensación con estos relatos, pues conecto los libros y la vida, la fantasía y los sueños con la realidad… No te la pierdas.

Quiero aprovechar para hacer una sinopsis de esta novela que tengo entre manos:

Un universo compartiéndose es la historia de un carro repleto de libros que lleva una mujer por su barrio. Esa mujer es Valeria, una librera que decidió dejar de intentar vender libros para pasar a dejarlos cuando descubrió que su profundidad era mucho mayor de lo que creía. En su vida entran una gran cantidad de personajes estrafalarios, algunos ni siquiera en el plano de la realidad tangible y todos ellos memorables. Llena de metaliteratura, juegos e imaginación, la historia te hace viajar continuamente por miles de lugares y personas, únete a este universo abriéndose y compartiéndose.

Creo que no debemos dejar nunca de experimentar, me niego a decir que todo está inventado y que la originalidad es copiar con astucia… Se pueden hacer aún nuevas mezclas, el universo es demasiado grande como para pensar que ya se hizo todo… Existe el olvido y nuevas fórmulas de mezclar lo existente; se ha escrito mucho pero siempre habrán nuevas historias que contar… Lo que de verdad es un límite es la actitud acomodada del lector que tan solo quiere leer lago sencillo, que lo lleve como en un vagón de primera clase, sin luchas ni percances hasta la siguiente parada donde ir a tomar el sol… ¡No! Al menos no siempre… A veces hay que colarse en un tren de mercancías y pelear con vagabundos por el rincón del vagón que no le da el aire frío directo en la cara. Hay ocasiones que tenemos que coger el camino y andar, solos, valientes, confiando en nosotros y nuestras fuerzas. Lectores valientes e intrépidos hacen falta, eso es lo que hará que los escritores nos pongamos las pilas y creemos nuevas historias dignas de ser abiertas y exploradas.

Universocompartiendose

Novelas de relatos

Happy end y cómo contar una historia invertida de forma líneal

¿Habéis pensado alguna vez cómo sería la percepción del mundo si todo funcionara de forma invertida? Éste es el relato de la película happy end, empezando justo cuando montan, usando una guillotina, la cabeza de nuestro querido protagonista. Continúan con dos guardias llevando al recién nacido hombre del brazo hacia su primera habitación con barrotes, donde lo verá un sacerdote que le explica como será todo eso de la vivir…

Happy end es una de las películas más originales que he visto nunca, provocando que mantengas tu atención en lo más alto durante todo el film; ofreciendo dos historias en una, la que te ofrece el protagonista y narrador, que cuenta cómo nace en una prisión y muere de niño atravesando la puerta al interior de su madre y la historia que se deja entender si fuera contada de forma tradicional… donde se ajusticia a un hombre por sus crímenes. Increíble y fascinante, recomendable para cualquier público adulto ya que tampoco es tan “gafapastera” como pueda parecer.

Como escritor, me enseñó como se puede crear una historia aparentemente común y darle la vuelta para hacerla totalmente novedosa y fascinante, lo que siempre hay que buscar (al menos desde mi punto de vista).

happy-end

Algunas de las mejores escenas son las que encajan tan bien las dos líneas argumentales a la vez; o los diálogos, que también se consigue que se crucen maravillosamente. La película ofrece también grandes escenas puramente visuales, donde los actores “bailan” del revés, o sacan galletas de su boca y llenan tazas de té.

Por último quiero hablaros (como ya hice en otra entrada) cuál es la mayor y mejor fuente sobre cine que he encontrado: Se trata de la filmoteca maldita, un canal de youtube llevado por el genial y gentil Fe0, un antropólogo historiador que aprendió edición de vídeo y se dedica a devorar el cine más escondido en el recóndido y profundo pozo del universo. Creedme que no exagero cuando digo que es uno de los más entendidos cinéfilos con quien puedes hablar en español. Aquí os comparto el vídeo donde habla de Happy end.

 

 

Aquí un hermoso sitio donde podéis descargar gratuitamente y legalmente la película:

 

Descarga legal y gratuita

 

Happy end y cómo contar una historia invertida de forma líneal

“Fake news de la antigua Roma”, de Néstor F. Marqués — Las lecturas de Guillermo

«Engaños, propaganda y mentiras de hace 2000 años.» «La apasionante historia del mundo romano contiene algunas falsedades curiosas que todos damos por buenas.» En Fake news de la antigua Roma, Néstor F. Marqués nos va a hablar de las mentiras y de la propaganda gloriosa creada por los propios romanos sobre su presente y su […]

a través de “Fake news de la antigua Roma”, de Néstor F. Marqués — Las lecturas de Guillermo

Cita

No convencional y reflexivo

Cine de aquel poco o nada convencido ni convencional. Esta es la etiqueta que llevaría una muy buena película que acabo de ver y no puedo estarme de hablar de ella.
Decir tengo que soy bastante cinéfilo aunque no muy entendido (hay tanto, ¿verdad?), y este último film me encantó por sus formas y simpleza. Se trata de PVC-1 del director Colombiano/Griego Spiros Stathoulopoulos. La película esa grabada en un único plano secuencia, lo que significa que se hace del tirón, sin cortes, 85 minutos grabados seguidos de principio a fin con una única cámara que sigue la acción allá donde va.
La sinopsis:
Observas cómo un grupo de bandoleros secuestran y amenazan a una familia rural para lograr robarles 15 millones de pesos. Al no lograrlo en el momento, le colocan un collarín explosivo a la mujer, madre de tres hijos y esposa. El film transcurre con toda la desventura de librarse de la bomba. Durante la misma podemos ver gran variedad de escenas interesantísimas. Considerando que se trata de una familia rural en Colombia, podéis imaginarlos lo que supone el mero hecho de encontrarse con la policía. Caminan, corren, cruzan ríos, piden ayuda a vecinos, incluso hay una escena que me impresionó mucho donde usan unas vagonetas desmotorizadas que empujan unos jóvenes corriendo. Sin duda una película muy interesante que no puedo recomendar a cualquiera. A pesar de la dificultad de mantener el buen ritmo y el interés, debo decir que conmigo lo logró 100%. Los actores provienen del teatro, cosa lógica sabiendo la intención del director de hacer un plano secuencia.

Creo que es la primera vez que hablo de cine en mi blog, entero dedicado a la literatura de algún u otro modo. Por eso es mi obligación decir lo mucho que me inspiran películas así. En todo momento estuve analizando la cantidad de detalles curiosos que tiene la película. El miedo que siente la banda de criminales ante el acto que van hacer y su nerviosismo. Dejan entre ver la probabilidad de que se trate de una familia. El guión tiene poco diálogo y muchas escenas con gran cantidad de información visual. Con todo ello, no dejo de pensar en el reto que sería trasladar un largometraje así al formato novela y lo interesante que resultaría. Se podría hacer con una narración en segunda persona quizá, como si fuera un documental. También desde un hijo mudo, que solo piensa lo que vive. Con una idea tan simple, el suspense está concentrado en si explotará el artefacto o no; si lo hace, cómo y con que alcance de daños… Consiguen mantener muy bien el clímax y alcanza un final muy logrado.

Con amabilidad les dejo el link donde pueden verla legalmente a mi página web favorita de cine: https://zoowoman.website/wp/movies/pvc-1/
También quiero añadir que este clase de cine no estaría a mis manos sin la maravillosa información que regala setamanalmente el genial canal de youtube: La filmoteca maldita que os recomiendo encarecidamente si os gusta sorprenderos con películas poco conocidas y de gran calidad.

No convencional y reflexivo

La reflexión (literaria)

En esta ocasión os traigo una reflexión sobre la literatura actual, espero poder hacer muchas más y ofreciendo una lectura de la misma no tan solo eso, que es más bien la apertura de un debate (que sinceramente espero generar a la escala que sea).

Para estar viviendo la época de mayor cantidad de información de toda la historia conocida de la humanidad, creo que se podría hacer mejor en todos aquellos ámbitos pertenecientes a la “no” utilidad. Y aquí termino la parte más genérica para darle vueltas a esa idea de lo que no es útil no se estudia.
La literatura parece haber perdido interés en analizarse a sí misma en estos tiempos(por favor, demuéstrame que me equivoco). Entiendo que una ola creciente y aparentemente infinita de más autores y obras es abrumador. Sí antes se publicaba quizás unas diez mil obras y se rechazaban noventa mil, ahora es posible que se publiquen veinte mil y todas las que serían rechazadas se auto-publiquen. ¡Angustioso! El principal punto de esta, “supuesta por mí”, falta de análisis de la literatura contemporánea erradica en el hecho que se eliminar lo que se considere inútil o hacer útil lo que no lo es.
Aquí entra un debate muy asqueroso a mi modo de ver. Pues para mí la literatura es extremadamente útil; es terapéutica y educativa y en nuestra era, por la facilidad tecnológica y la idea de convertirlo todo en un producto, se solapó esas grandes virtudes útiles de la literatura con el puro entretenimiento. Con eso afirmo que se sigue escribiendo bien, se hacen grandes historias, emocionantes, educativas y terapéuticas pero ya no es destacado como valor principal.

1084075

Digamos que la FUNCIÓN LÚDICA ensombrece TODO lo demás.

El valor más importante es el número de vendas del cual se gradúan los demás valores importantes: número de lecturas, críticas y capacidad de generar productos a su alrededor: películas, camisetas, videojuegos… Que sea una vaca lechera en lugar de un ternerito.
Pues bien, hay que avivar el fuego de la reflexión, el estudio de todas aquellas materias más allá de la capacidad de enriquecer (que no es malo). Yo fui muy anti-capitalismo, ahora, no lo defiendo y creo que podemos encontrar un sistema menos exigente en adaptabilidad y se acople más a nuestra humana piel; sin embargo, por fin entendí todos los méritos que tiene ese capitalismo salvaje ofreciendo a todos los ámbitos en los que tengamos interés la posibilidad de que hayan recursos para desarrollarlo más.
¿Qué podía hacer antes un buen médico para estudiar enfermedades desconocidas si tenía que dedicar todo su tiempo a curar las conocidas porque no había nadie que pudiera mantenerle a él (o ella)? Eso es extrapolable a cualquier ámbito.

Retomo ahora la literatura. Dije que hay que avivar el fuego, así, como un deber, como nuestro deber. Porque si no hay autores que quieran conocer sus tiempos… ¿Hacía dónde vamos? Y no digo que no haya futuro si no se conoce el presente, al fin y al cabo escribir, escribimos, leer, leemos y dinero hacemos para mucha gente, así que futuro literario lo habrá mientras no nos extingamos. Pero, ¿podemos caer en un círculo de repetición? Apoyados en la idea de que está todo contado, es demasiado fácil caer en la comodidad del modelo bestseller como el único ÚTIL para nuestros tiempos, mezclado con el new age de: “debes hacer lo que te salga del corazón, que siempre será lo mejor”.
Ahí tienes harry potter con un camino del héroe moderno y impresor de billetes. Y repito, no crítico eso como que sea algo malo, pero no debería solapar el resto de literatura, necesaria para conocerse como individuos y como colectivo… Más ahora que estamos confusos por ir tan rápido y sin destino claro.  Entonces mis preguntas son las siguientes: ¿Qué estamos escribiendo? ¿Cuáles son los últimos testigos recogidos? ¿Qué hay más allá de los modelos económicamente útiles? ¿Para quién es la literatura? Esta última, le he puesto un hiperenlace a un artículo que me pareció muy interesante donde entrevistan a un crítico/escritor que se planteó y se plantea muchas de las cuestiones sobre la literatura. Considero importante ignorar la política en este caso, la ideología es innevitable cuando se escribe, la intención de confrontación política no, yo hablo desde el arte y por el arte, lo demás no son mis temas.
Podemos apoyarnos con cierta comodidad al empleo paga-facturas para escribir siendo libres como no podían muchos de nuestros antepasados, eso me parece una oportunidad desaprovechada. Lo que quiero decir, y ahora vuelvo a generalizar englobando todos los artes que hemos desarrollado: Esta época debería ser dorada para el arte, tenemos los medios para crear sin límite, expandir el máximo la creatividad. Y sin embargo… Hacemos productos fáciles de vender, digerir y olvidar, adaptándonos tan bien al sistema que olvidamos que la máquina la hicimos para que nos sirva ella a nosotros y no al revés. Hay que investigar caminos nuevos (los hay, o por lo menos vale la pena escribir pensando y deseando encontrarlos), trabajar juntos para aprender y generar nueva literatura, desacomodarnos, retarnos de nuevo.
Me gusta imaginarme peleando con un dildo engarzado en la punta de un florín, contra Arturo Perez Reverte, por el honor de la literatura, por recordar el largo camino recorrido y las nuevas fuerzas para continuarlo saliéndose del circuito cerrado.
Un director de cine que me gusta mucho dijo: Hay que hacer una película que, aunque no te guste, dé dinero y poder hacer la siguiente a tu manera y principios aunque eso conlleve menos ganancias. Lo dijo Kevin Smith, y para mí esto deberían ser los principios básicos de cualquier artista que no tenga la suerte o el enorme trabajo de hacer coincidir su estilo y talento con algo muy comercial (que también se consigue): ejemplos que admiro mucho de esto son: Roberto Iniesta (extremoduro) y Bob Dylan (no hace falta presentación) en el mundo de la música, David Linch (cine de autor), Alan Moore (novela gráfica y cómics) y otros tantos que logran esa maravilla de vivir haciendo lo que quieren sin necesidad de generar un producto, manteniendo orgullo de artista.

Me gustaría terminar esto animando al debate a todos aquellos colegas de profesión que lleguen aquí por las casualidades algorítmicas de Internet. Hablad, compartid, pensad y hacerlo más allá de ventas, que también y por supuesto son importantes.

La reflexión (literaria)