Piccadilly Circus

Te escribo para informarte que he aceptado.
Me he unido al grupo del Piccadilly Circus. Estoy seguro que no son tan malos, no creo que sea ninguna secta de locos por las cartas ni nada así. Por ahora, nadie me ha pedido dinero ni tampoco que trabaje de cartero o que compre sellos. Como ya te conté, se trata de una iniciativa inocente, cada sábado un miembro escribe una carta a otro miembro recordando al anterior que le escribió previamente. Así, sin más, desde el cariño a la escritura creativa, desde el ánimo de jugueteo que nos hace tan humanos. Alberto, del blog La hoguera de los libros no es ningún pirómano como tu decías, es más, está claro que le gustan los bosques y los ciervos. Además su libro quedó finalista en un concurso. No se lo darían a una mala persona este honor, no en estos tiempos en un país Europeo. Quiero creer en su buena fe. Además, me invitaron a un grupo en Twitter:

Son majos. Hace unos días, Alberto nos hablaba sobre la reina ingles muerta con mucha educación y humor. Aprendí cosas de historia y todo. Hoy, Félix nos contó sobre su vecino y lo buena persona que es y lo raro que esté siendo investigado por la policía. Es de esos vecinos que siempre saludan, que dan sal, azúcar y huevos con una gran sonrisa y los domingos te invitan a su barbacoa aunque no traigas ni cerveza. Gente bien. Como mucho te piden discreción si ves que tienen el garaje un poco sucio porque se les derramó pintura roja por todas partes para no se hable de lo descuidados que pueden ser. Todo en orden. Así que yo ya he empezado a redactar mi carta. Espero que te haya dejado más tranquila ahora que ya sabes más sobre mis nuevos amigos. Acuérdate de limpiar bien a papá, ya sabes que en el curso de taxidermia que hice no me enseñaron nada acerca de humanos y yo hice lo que buenamente pude, como me pediste. Si le echas abundante insecticida y algún ambientador aguantará muchos años. Cuídate, mama.

Te quiere, tu hijo.

Piccadilly Circus

2 comentarios en “Piccadilly Circus

  1. Lo de «épater les bourgeois» está bien cuando está bien.
    Lo de hacer de taxidermista con el abuelo no es de recibo, aunque las infiltraciones, el botox yla tanatoplastia esté de moda entre mis coetáneos, hasta parecer cadáveres devueltos por el mar en estado de saponificación.

    Deja el curso de taxidermia y haz el curso de esteticista para sobrevivientes de la movida que se creen que lo de ser joven de corazón a nuestra edad no es indicio de senilidad avanzada.

    De nada. Ya sabes que me gusta ser útil.

    l’agüela Gatopardo

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s