Lo visceral

LoVisceral

Mi consciente es un envidioso… Dice que si tuviera el tamaño del in- dominaría el mundo.
In- le da igual, sus pretensiones están a otro nivel muy muy lejano.
Estructurando mi mente como industrialista mejorando su cadena productiva. Hablando con mi in-consciente, como pidiendo consejo a un sabio infante, de aquellos que te recomiendan hacer una carrera hasta el parque y, una vez allí, vemos que hacemos.

Prometo una mejora constante, un crecimiento áureo, espiral hermosa hacia el cielo. Me prometo ofrecer al lector, a la lectora, obras que la hagan vibrar como cuerdas de guitarra, como el sonido de un hang. No me gustan las promesas, siempre se basan en una acción futura y el futuro es incierto, incluso para quién sabe adivinarlo es incierto. Aun así prometer algo que se quiere hacer con toda el alma y corazón no duele, no hay riesgo.

Estimadetes de cor a cor

Lo visceral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s