Poemas rescatados

Hoy encontré dos pájaros cantarines medio ahogados en un viejo baúl.
Los rescaté, claro que fui yo quien los encerró y olvidó.
Retoqué ligeramente a uno de ellos, pues tenía las alas mal heridas y una voz débil.
Disfruten del Omduart de unos años atrás.

Este es un clásico Omduart escrito usando la escritura automática. Es probable que sea el primer poema automático que escribí.

Este es mucho más especial, pues nació inspirado por esta hermosa camiseta. Regalo dibujado a mano por Arselí Izquierdo, un gran ilustrador y amigo. Lo conocí por las casualidades del universo juntando y separando células y de la misma forma hace mucho que no lo veo… La vida.
Puede que lo más hermoso del poema sea el sentimiento y el querer expresar la dualidad humana entre ser lo que quieres y no ser lo que odias o temes (que es casi lo mismo);  puedes descubrirte mucho más cuando aceptas todos tus rasgos y te dedicas aprender de uno mismo.

Unas palabras más compartidas con las buenas y malas gentes que puedan llegar a estos lares digitales… Un día más de poesías y otras formas de pintar realidades.
Pásenlo bien, pásenlo bien.

Poemas rescatados

Reseña creativa. INTRUSIÓN

Reseña Intrusión, de Román Sanz Mouta.

Fase cero

La única persona en el mundo a la que no capturaron, mataron, comieron o esclavizaron desde la invasión hasta el presente, se escondió; en la montaña más alta del planeta.
El resto seguimos prisioneros, tiranizados, cobardes…
Juntos.

LA INVITACIÓN

Vamos a conocer los mecanismos del camino de la memoria, los recuerdos soñados o vividos.
Descubrir toda la verdad y la mentira en aquellos rincones del cerebro donde escondemos, temerosos, nuestros miedos y vergüenzas, traiciones y maldades inconfesables.
Os invito a leer la intrusión de Román Sanz, tal y cómo él lo hace. Os convido a ser el lector detective, el cual es el que más diversión y aprendizajes se lleva de cada lectura.
Intrusión trata sobre un arriesgado experimento mental que realizan Beatriz, Joan, Adrián y tú, lector. Un viaje entre sueños, charlas, recuerdos y la desconcertante realidad a la que no sabemos cómo hemos llegado a ella.
Para esta reseña, creí oportuno probar algo distinto. Pues, podéis creerme que no se trata de una novela común. No es líneal y esconde tanto como muestra (sino más). Así es como inspirado por el estilo Romaniano (del que se hablará), decidí crear un nuevo tipo de reseña (creo es nuevo).

La reseña creativa

La intrusión

Joan no podía quitarse la sensación de estar siendo observado. Ninguno de los dos podía, pero más le costaba a Joan por encontrarse en su territorio, sus dominios.
Había algo, en el resquicio de la mirada, un ángulo oculto. Algo que escapaba al intentar enfocarlo. Una sombra solapada a cualquier otra sombra, disfrazándose de ella, robándola.
Acechando. “¿Quién nos mira? ¿Quién nos sigue? ¿Quién nos vigila?” Eso se pregunta, eso se preguntan, incluso alguna vez con percepción compartida. Pero no hay respuesta a la paranoia.
Porque, a estas alturas de la vida, confunden fantasía y ficción con realidad.
Porque viven fuera del presente. Porque quieren vivir fuera del presente.

Robin Soenz , acude a a la sección de historia, para ver si ya figura en ella y puede morir.
Observa con atención aquel par de jóvenes en la última mesa de la biblioteca y elige uno como víctima de su juego. El viejo juego consiste en escribir sobre una persona desconocida presente en el lugar donde te encuentres.

Empieza:

Se levantan y deciden abandonar la biblioteca. Tienen una cita. Con la misma mujer.
Para que queden claras las dudas, una performance, ésta en concreto, es como una obra de teatro, una representación que puede ser colectiva o individual. Y que suele estar apartada del arte convencional por alguna faceta diferente.
Lo extremo, lo cruel, lo extraño, y así sucesivamente. En este caso, asisten, previo abono de la entrada a la intrigante:

“TEATRO KABUKI DE MARIONETAS INVISIBLES QUE DISCUTEN”.

Intrigados, los dos jóvenes, que ahora bautizo, como autor que soy del juego, Adrián y Joan. Ojean entre las filas de sillas, buscándola a ella, y ella aparece para colocarse detrás, con ventaja.
La función va a empezar, y estéis listos o no, no podréis cerrar los ojos, ni el libro. Bienvenidos a la intrusión.

Mapa de recuerdos, la segunda intrusión.

Ella lo tenía claro, más tras la noche anterior. Ya sabe cómo son. No ha pensado en elegir. No se digna a ello. Merece más y se valora como debe. Deja que sean ellos quienes decidan. Están igualados siendo distintos, el valiente, el más atrevido, el que no dude, el que haga lo suficiente, y eso es mucho, la ganará.
Con todo lo que han ganado hoy, la sensación en la suma es de pérdida.

Joan y Adrián se miran. Hay una competición en marcha. Cada uno tiene sus virtudes y sus armas para este juego. Jo lo corta de raíz. No habrá rivalidad, porque no dará lugar. Antas hubo algunas ellas. Pero no eran ella. Me voy a pasar la noche con ella, dice Joan. Será si ella te deja, responde Adrián. Y joan solo sonríe, con la confianza de un siempre ganador.

COMPRENSIÓN Y DESCOMPRESIÓN

Beatriz se debate entre tres corrientes de pensamiento, que varían dependiendo de cuánto quiere, cuánto sabe y cuánto cree. El amor, el conocimiento y la certeza.

Empecemos por el principio del desorden.

No sabe qué ni cómo, pero cada noche llega a ellos, a él. Espía, descubre, está presente…
Han vuelto a entrar. El último viaje ha sido una promesa. Algo a cambiado. Adrián lo sabe, es él mismo. Jo solamente lo nota. Siente el peligro. Suenan alarmas por el interior de la cabeza, y es una sensación curiosa, ya que ambos están dentro de esa mente.
Echan a correr, sin elegir dirección, porque no pueden. Salen disparados en el mismo sentido. No debiera ser así, no tendría que haber sido una competición.
No hay apenas espacio físico, mucho menos caminos, calles o carreteras. Cajas y cajas, cajas dentro de cajas que están dentro de otras cajas. Cajas amontonadas, cajas enterradas, cajas tituladas y otras sin marcar, cajas precintadas y otras abiertas; miles de cajas de cartón, papel, hierro, plástico y madera. Entre ellas, se abre camino…

Plan B. Pienso en quedarme solo. ¡Qué difícil! ¡Joder, se me va la olla! La suya y la mía, la tuya y la nuestra. Harto de tanto pensar, de tan rebuscado habla…Jajajajaja.

Todo sobre intrusión

Cómprala

Presentación del autor

BookTráiler

Entrevista a Román

Editorial camelot

Espero haberos llenado la mente de ganas de haceros con intrusión. No os dejará indiferentes.
También deseo que esta intrusiva reseña os haya impactado y sorprendido, voy a probar el método par otros libros a ver que tal funcionan.

Muchas e intensas lecturas

Reseña creativa. INTRUSIÓN

Escamosa cabellera

Micro relato de horror para quién no le apetezca dormir. Para el que goce del dolor.
Basado en hechos auto-biográficos.

 

Preludio
Fresco viento de montaña acaricia mi calva. Nada más sano que subir piedra tras piedra, al paso largo.
Nada puede ir mal en un día soleado. Todo es paz, es una pena que los pájaros no tengan árboles donde cantar.  Una hora más y llego a la cima, el sol calienta mi piel, acostumbrada a la fría luz de una lámpara fluorescente.

Escamosa Cabellera
El cerebro me arde. La piel se desquebraja. El poco pelo que me queda, muere.
El dolor que siento es parecido en freír lomo de cerdo con queso. Donde el queso es la cobertura de mi cráneo.
Mi piel no tarda en perder toda hidratación y se endurece. Siento unas ganas enormes de sujetarme la cabeza; parece que va a derretirse entera.
El sol sigue castigándome, como pude olvidar mi sombrero.
Imágenes de escamas de dragón pasan por mi cabeza, brasas desmenuzándose como carne de pollo para caldo.
Ácidos ardores en cada parte de lo que fue mi cabellera.
Más pinturas venidas del infierno de mi imaginario recrean un archipiélago de rocas volcánicas flotando en magma. Negrura y pestilente olor a azufre.
Mis manos se llenan de lo que parecen alas de mosca, tras peinar con ellas mi pelada cabeza.

Un hellraiser ha nacido.

 

Iré a por agujas para coser este estropicio.

Escamosa cabellera

El sueño millennial

Prosa poética recitada automática. Esa es la mejor forma que he encontrado de definir este audio tan divertido que salió de mi surrealista cerebro.
Descarado, burlón y con mucha comedia.
Espero que lo disfrutéis.

Texto completo del audio:

Sexo, sadomasoquista homosexual en mitad de una futura guerra santa. Aullidos estadounidenses, desnudos, apuñalándose con jeringuillas compartidas. Una visión alegre de la guerra de Israel. Médicos atendiendo a civiles recién heridos por francotiradores semitas.

Esto que lluevan bombas no es gracioso… Pero mejor que fuego es el gaseoso pedo de Trump.

Que montón de chifladuras y que pocos artistas de verdad, de los que mueren drogados y lúcidos por miedo a perder la cabeza antes de terminar su primera obra.

Y yo escribo y escribo más. Me distraen, dejo el alcohol y otras drogas. Me engancho a la meditación, al zen, al lado sano de la realidad, la plurirealidad inclusiva, sin luchas sociales, sin fascismo, ni del bueno ni del peor.

Y escribo mi novela, y preparo más experimentación. Estallan algunos vasos en mi habitación, y yo preparo más gazpacho fresco para librarme de este apestoso calor veraniego.

Hecho tanto de menos la nieve que puse mis huevos en el congelador.

Se engancharon y perdí una parte de la bolsita escrotal que tanto caracteriza a un hombre. Y me reí. Y me acordé de aquel chamán moderno, de su sangriento sacrificio a los dioses homosexuales que ofrecía su sangre exigiendo la destrucción de la masculinidad.

Ya no hacía tanto calor y se me pasó el miedo a ser cobarde. A ser tildado de cobarde, el miedo a la sumisión; a ser tildado de sumiso. Yo si lucho, todo el rato; en la lucha más grande e importante de todas ellas. La lucha por no luchar de la que hablaba Cabral.

Retomo.

Faltas automáticas que no hay árbitro que pite. Ni pito. Maradona invita y ya tenemos rallas kilométricas contando. Tomando apuntes. Bailan y bailan más. Que sexys, no parece ni siquiera un campo de muerte, un battlefield sin nada que ver con los vídeojuegos, o eso parece.

Cómprate una skin, otra piel, una de reptil, endurecida, imposible de humedecer.

¡Bájate la luna! Pues ya no hay nada que ver por ningún telescopio. Están todos llenos de pop-ups que creo ser el único bloqueador.

Pero ahora si es bonito. Lo absurdo, la victoria definitiva del fascismo. El no querer ser el malo, el no trabajar escondido ni en toda la cara. El tendero simpaticón detrás de la pantalla. Si te venden todas las drogas que quieras y todo. ¿Qué más puedes pedir? Lunas de cristal, papeles arrugados, papeleras desbordantes y reciclajes imposibles. Los otakus si que saben lo que hacen, confeccionando cada vez con menos tela.

Gracias japón, enhorabuena capital. Jódete estupido Marx; deberías haber matado a la gente correcta y engatusado a los surrealistas si pretendías sobrevivir al tiempo….

Escrituras automáticas, nuevas biblias, psicólogos chamánes y cómicos de Shiva. Nuevas conquistas espaciales, debajo de faldas, encima de pechos, héroes y heroína en nuevas venas sudorosas y culos rojos de tantos latigazos.

La libertad social es esto amigos… Culpar y ser culpado. Sin justicia, la convivencia entre monstruos, bombas y balas, drogas y monjas, fuego en los museos y muchísima cocaína en la borsa. No lo entiendas, sé surrealista. No te preocupes, solo evita la publicidad y conserva el cerebro dentro del vaso de formól. No te preocupes más, lucha por seguir viendo youtube y sentir que hay tiempo que perder, TIEMPO QUE ENTRETENER.

La matemática del ser, confundida al querer interpretarse. El agua que fluye hacia arriba, la heroína cortada. Todos y todas ellas buscando la nada, o nadando hace ella, la sociedad soñada. No. no es cierto ni tampoco tiene valor alguno. Lo bonito es no pensar, no gestionar ni juzgar. No pretender comprender. No rezar, por supuesto. No ser ni estar… Lo bonito es crear y destruir.

El sueño millennial

8 Versos desesperados y cerramos

A veces, incluso yo quiero escribir algo más… Normal, aceptable, que guste a personas fuera del mundo alternativo.
Este es un poema corto, trabajado, no experimental, apoyado e inspirado en el cool jazz de Chet Baker. Profundizando en la melancolía que tan bien creo conocer…
Espero que os guste; yo, lo disfruté…

 

8 desesperados versos

Contar sílabas me enloquece,
estoy siendo dependiente,

de una rima que no llega,
medio triste y medio en vela.

Como poco y suena Baker,
bebo menos, vendo miel.

Noche seca, versos muertos,
casi tristes, mudos aciertos.

Las trompetas son más grises
cuando fuman los poetas tristes.

Y quise embellecer,
como un gusano de seda.

Se acabó la miel,
solo quedan cubitos de hiel,

apurados versos,
¿A qué horas de cierras?

Si la obra nunca acaba,
la rima siempre llega.

 

Omduart

8 Versos desesperados y cerramos

La mosca detective

Despreocupado viajero, con todo el interés concentrado en un único objetivo,
dar otro paso.
Así podía seguir la aventura Beat.

Otro paso en el camino, otro testigo pasando de manos, cruzando países y océanos.

DÉJENLO TODO, NUEVAMENTE
LÁNCENSE A LOS CAMINOS

Bolañosos poemas rebelándose una vez más, rompiendo otra vez el bucle…
Esto es un relato tranquilo y relajado, un paseo por la montaña. Observando la naturaleza, adentrándose en ella conscientemente (pues siempre estamos en ella). Más correctas palabras serían alejarse de lo humano para acordarse de dónde estamos.

Lagartos y miles de hormigas llenan el suelo que piso. Desaparecen si no me paro a mirarlos.
Árboles que proyectan enormes sombras me protegen del calor solar.

Y ellas, las setas, pueden nacer tras la lluvia.
Están por todas partes. De muchas formas y tamaños.
Algunas se ofrecen como rica comida, otros se vengan de ser devoradas envenenando a su asesino.
Rojos, blancos y marrones, llenan de magia lo que suele parecer un poco más estéril.

SetasEverywhere

Otros pasos más me acercan a la cima,
los árboles se quedan atrás,
el aire se abre una vez más.

Recuerdo otra vez a Keruac, a pesar de haber aprendido la lección de Bolaño…
Al final las letras son mejores cuando en lugar de desesperación hay reflexión, calma, serenidad…
La cima es coronada, y ahora ya veo los lagos de agua viajera.

Después del invierno, el agua prefiere recuperar su forma líquida y reunirse más abajo,
ofrecerse a los peces,
evaporarse y llenar el cielo de nuevas nubes.

Estanys_DesdeDalt

Una mosca llenó su cuerpo de interés
por Arturo Belano.
Quiere investigarlo, quiere saber más,
descubrir sus misterio,
leer todas y cada una de sus tramas ocultas,
sus deseos retorcidamente escondidos.
Cada uno de sus literarios pasos…
La mosca detective absorbe las letras tintadas a papel,
zumba el resto de su vida por el aire de la literatura.

LaMoscaDeBolaño.jpg

Paseos por la montaña, con Keruac, Bolaño y la serena brisa montañosa, que renueva mis pulmones; preparándolos para más acción, para más presentes.

La mosca detective

Cut-up motivacional

La lucha contra la procastinación que todo artista debe mantener.
Este es mi escudo contra ella.

El móbil motivacional
Escribe movidas y otras culturas, Con piratas de regalo y con toda el alma.

Hay que dejar el camino modelo artístico alquitranado.
Porque en él se nos quedan pegadas las neuronas.
Hay volar libre, en el mar del imaginario individual y colectivo.
Recordar que crear cultura es más que entretener,
es más que un forma de mantener_ser,
buscar la originalidad incluso en el cliché,
en la copia, el aburrimiento.
Buscarla en el pasado,
Imaginarla en el futuro,
Incluso en el flujo atemporal y constante y para siempre…

Cut-up motivacional