El vagabundo de las estrellas

El vagabundo de las estrellas es una novela de Jack London.

Mi edición de la novela: EL vagabundo de las estrellas, editada por Libros Río Nuevo.

La novela sigue la vida de Darrell Standing, quien ha asesinado a un compañero de trabajo y se encuentra en prisión por dicho delito. Relata él mismo su experiencia en la cárcel y porqué lo van a ejecutar…
Y así, sin más, podría ser una premisa un poco pobre para desarrollar una historia profunda y de aventuras, que es, y con múltiples protagonistas. Remarco lo de aventuras y minimizo lo de profunda, aunque para mi, habla de algo super interesante y profundo como es la rencarnación. London trata el tema de la rencarnación con mucha elegancia y habilidad, consiguiendo saltar de periodos históricos, países y situaciones muy diversas y encarnar a personajes distintos y todos ellos bien desarrollados en pocas líneas, como son un legionario romano de origen danés, un noble francés maestro de esgrima, un marinero holandés naufragado en Corea, un náufrago que acaba en un peñasco muy pequeño tan solo habitado por focas, o un niño en una caravana en estados unidos en la época de los pioneros y buscadores de oro. Esta última toca más de cerca a Jack London, pues él la vivió justo de niño y ya de adulto vio como terminaba poco a poco en pro de un país más controlado y unificado. Por eso quizá es la historia más cercana a la realidad.

Veréis, el vagabundo de las estrellas empezó gustándome muchísimo y ya al terminarla sentí que no había leído la gran novela que pensaba que era al inicio y me quedó un regusto de bestseller. No es extraño eso, pues Jack London trabajaba de escritor más que lo era en sí mismo. Quiero decir, él declaraba dedicarse a la literatura por dinero no por pasión. Tampoco odiaba el oficio ni lo hacía con desgana, pero si no hubiera ganado bastante dinero con él, lo habría dejado sin dudarlo, cosa que yo, por ejemplo no haría, ni tampoco la mayoría de mis amigos escritores que ni uno puede permitirse vivir exclusivamente de los ingresos de su escritura (tristemente) y aún así siguen escribiendo y tampoco lo hacen como un pasatiempo, no lo es, no es por entretenerse… es otra cosa, es vocacional, es por saber que se trata de tu lugar en el mundo, de algún modo… y sin embargo, El vagabundo de las estrellas es una muy buena novela, con bastante miga, y os diré el porqué lo creo así:
Todo esto que es ser escritor o no serlo o trabajar de esto o lo otro, ser blanco, negro, asesino, hombre o mujer o lo que sea se relativiza cuando aceptas que la rencarnación es real, y en esta novela lo es, al menos para Darrell Standing, quien es capaz de recordar sus otras vidas a voluntad, que no exactamente de control. Como va relatando, Standing, pues él, usando una especie de meditación inducida por la enorme presión de una camisa de fuerza, la desnutrición, la sed, la soledad y la oscuridad, consigue viajar, como un vagabundo de las estrellas a través del tiempo y recuerda sus otras vidas. Todo este proceso pasa despacio y niveladamente, narra cada paso, y logra transmitir como una persona pasa de no creer en nada y solo usar la lógica para vivir a desarrollar la espiritualidad, que no es tanto fe como sí es confianza en el sentir, confianza con la capacidad de mover la consciencia al lugar que deseas y notar el movimiento y sentir que realmente está moviéndose ahí y permitiendo algo que no parecía posible desde la lógica… Darrell Standing, encuentra en la muerte, en la pequeña muerte, su escapatoria de la cárcel la huida perfecta. Pues matando la materia consigue que la consciencia se desplace fuera del cuerpo de Standing y pueda así acceder a la memoria del espíritu que ya ha sido otras vidas, ha ocupado otros cuerpos, ha nacido y ha muerto.

Quizá lo único que no me gustó de la novela es la marca de clasismo que la impregna respecto a su protagonista, que en todas sus vidas es un hombre blanco heterosexual, fuerte y valiente, incluso cuando es un niño, es un niño super valiente y en la mayoría de vidas tiene una mujer a su lado a la que ama y es correspondido. Quizá la peor de las partes y a que echaría atrás a lectoras feministas es cuando Darrell recuerda una vida muuuy pasada, donde es un hombre de las cavernas y conoce a una mujer a la cual rapta de otra tribu, golpea y golpea hasta demostrarle que él manda aquí y que no puede irse y debe aceptarle como su hombre ahora, cosa que al final hace y cazan juntos y duermen juntos y tienen hijos y ella es feliz así… yo lo acepté bien pues es un hombre de las cavernas y Jack London vivió en los Estados unidos más salvajes de la época, en el final de los westerns… y en última instancia no tengo ninguna necesidad de juzgarle más allá de la calidad de su obra… la cual sin alcanzar lo sublime es muy buena y la disfruté mucho.

Jack London de niño y un perrito precioso en blanco y negro.

Quiero hablar del prólogo escrito por Ignacio León, el traductor de la novela. Un prólogo genial, en contra de lo que piense Javier Miró, escritor español, divulgador literario, director de Autorquía y de Libros prohibidos y una persona genial que respeto mucho. Y es que el tema, yo creo, es usar bien el prólogo, que no sea una lamida de culo para el autor de la novela y la propia novela sino una aportación interesante a la misma, sin reiterar, sino aportando, como hace Ignacio León, que básicamente ofrece un resumen biográfico de London super interesante para dar contexto a su obra, sabiendo así quién fue a grandes rasgos y su forma de pensar. Disfruté mucho de la lectura del prólogo y me ayudó a a sacarle más provecho a El vagabundo de las estrellas. Por ejemplo, London era muy aficionado a la agricultura y la ramadería, tal es así que se compró una gran extensión de tierra e inventó métodos innovadores para cultivarla y también de de criar ganado. Pues Darrell Standing, el protagonista del vagabundo, es ingeniero agrónomo… me fascina conocer a los autores solo por poder seguir esos hilos que hay entre ellos y sus creaciones. También comenta sobre algo que sufría London que él llama la fiebre roja, que viene a ser un ataque de ira donde se descontrola por completo en un acto de violencia extrema ya sea para defenderse o para atacar a alguien que odia profundamente. Hay muchos detalles en el prólogo que le da una profundidad deliciosa a la obra, y es así como se debe sacar provecho a un prólogo.

Últimas pinceladas sobre El Vagabundo de las estrellas. Se trata de una novela de aventuras, casi episódica por su formato, donde el protagonista sin abandonar nunca la primera persona (cosa que me encanta, pues adoro la primera persona) va siendo distintos personajes, cosa que aprovecha para crear muchos relatos que se relacionan a través de Darrell Standing. Aunque la intención de la obra es la de vender, ser entretenida, adictiva y satisfactoria, logra tener alma, consigue transmitir espiritualidad y hablar de la naturaleza humana, el tema favorito de Jack London, sobre todo del espíritu de supervivencia, de lucha, de valentía y logra transmitirlo con claridad y bella sencillez. Lo cual es hermoso y genial… He de decir que El vagabundo de las estrellas es una novela que me gustaría haber escrito y que puede que lo haga a mi modo sin tocar el plagio. ¡Cosa posible! es más, lo llaman aplicar un modelo ahora a esto. Jack London fue un tipo duro, el estadounidense perfecto prácticamente si no fuera quizá demasiado contestatario, pues incluso estuvo en la cárcel en alguna ocasión, cosa que cuenta por encima el prólogo, así se entiende que no hable en vano cuando Standing describe como es la prisión y sus habitantes.

En definitiva, otra muy buena novela que debo recomendar, creo que siempre la recomiendo pues me cuesta mucho reseñar una obra que no me guste y del mismo modo terminarla de consumir ya sea una película, libro o de cualquier otro tipo… si me pagaran por ello podría hacer reseñas malas y no me dejarían por contrato así que es lo que hay.

Leed mucho, leed bien. ¡Hasta la próxima!

El vagabundo de las estrellas

Cashback, la belleza

Hoy toca reseñar una película, una que vi hace años y ayer me dio por volver a verla.

Cashback

Cashback sigue la vida de Ben, un universitario que está estudiando para ser pintor. Cuando la vi por primera vez pensé que se trataba de una comedia romántica pero más original y con una intencionalidad más estética que otra cosa. Pero hoy, creo que añade el humor estúpido (que no absurdo), el romance más sencillo a una especie de galería de fotografía buscando transmitir la belleza, como intentando estandarizarla pero no por la fuerza sino como diciendo: ¡Mira, es eso! a ver si por el otro lado lo ves mejor, sígueme!

Ella es Susy.

Ben, sufre una ruptura con su pareja por un motivo bastante peculiar, y es que él le dice a Susy que no puede hacerla feliz, que quizá sea mejor romper. Cosa que Susy se toma muy mal, probablemente porque lo entiende como que es él quien la deja con una excusa, y sin embargo lo que quiere decir Ben es que es demasiado caprichosa y una frase bonita que suelta es esta: Ella cree que el jardín de al lado siempre es más verde. Eso es algo que ocurre y se llama insatisfacción perpetua, que no tiene que ver con la ambición ni el anticonformismo. El caso es que en esa ruptura, Ben pierde algo más que una relación sentimental, pierde la capacidad de dormir, le ataca un insomnio tan fuerte que simplemente es incapaz de dormir en semanas. Aquí empieza el toque fantasioso de la peli, el cual va muy bien para ayudar a hablar más tranquilamente de la belleza, el tema principal y más importante. Todo lo demás se subyuga a eso, cosa que se puede notar con el hecho que los personajes no están muy trabajados, ni la trama que en realidad es así, un chico que rompe con su novia, le da insomnio, empieza a trabajar de noche en un supermercado, se enamora de nuevo, puede dormir otra vez, fin…
¡Lo cual es bueno! me gustan mucho las obras que son capaces de recortar en todo para centrarse en un único aspecto que es el que de verdad quieren tratar. Si se hace bien, todo lo recortado ayuda a resaltar lo importante, en este caso es la belleza en la imagen.

Una anécdota pequeñita es que yo he comprado mucho en saintsbury, el supermercado donde trabajan la mayoría de personajes importantes de la peli, se trata de uno de los supermercados más importantes del reino unido y me hizo gracia reconocer eso de mi aventurilla cuando vivía en Edinburgh.

Es posible que que me haya visto bastante identificado en Ben, que se queda embobado mirando cosas que para los demás son como vacías de sentido, como por ejemplo las partículas de polvo visibles en pocas ocasiones cuando la luz entra por una ventana a una habitación que por lo demás está oscura. Un montón de pequeñas motas flotando hacia todas direcciones, como insectos silenciosos…

Es posible que eso me haga disfrutar de una película que según como se podría considerar machista. Aunque no tenga esa intención. Pues sitúa a la mujer en el foco de la belleza y puede sentirse cosificada por ello. Si hay alguien que salva esa lectura es Sharon, una mujer que trabaja en el supermercado en horario nocturno en el que empieza Ben más adelante. Sharon es una mujer bonita, sencilla que no simple, que estudia italiano con el objetivo de dedicarse a algún empleo que le permita viajar y conocer el mundo. En una escena muy bonita por su sencillez y humanidad, Sharon y Ben están tomando algo y se cuentan sus sueños, Ben quiere ser pintor y Sharon viajar… porque Sharon, aunque Ben se obsesione con su imagen y la pinte mil veces, tiene vida y objetivos y personalidad y por lo tanto vive por sí misma y no solo como objeto de atractivo para los hombres. También está Natalie, una mujer que se dedica al striptease ya de niña, lo cual yo creo que tenía un objetivo más humorístico que otra cosa en el film y no sé hasta qué punto se podría ver con malos ojos. Natalie es una mujer que tiene las cosas claras, sabe lo que quiere y como lo quiere y hace lo que debe para ir lográndolo, lo cual también me parece un personaje femenino bien desarrollado a pesar de hacerlo muuuy poco, por lo que menciono anteriormente, todo el largometraje se ciñe a mostrar la belleza fotográfica.

Aún no he hablado de lo que quizá sea el detalle que más llama la atención, y es la habilidad que desarrolla Ben para que el tiempo transcurra más rápido cuando está trabajando en el supermercado de noche. Él es capaz de parar el tiempo, aunque dice que lo imagina tan solo, hay varias escenas que chocan con el hecho de que no lo esté haciendo de verdad, que no esté parando el tiempo. Pues logra hacer muchos retratos de personas cuando el tiempo está parado. Como digo, y por última vez, todo gira entorno la belleza y lo demás no importa.

Para terminar quiero decir que recuerda bastante a American beauty en el tono. Se podría haber llamado England beauty, ya que Cashback es del 2006 y American beauty del 1999. Sin embargo tampoco es una copia para nada.
Como digo es una comedia romántica, así está catalogada y sin embargo consigue ofrecer algo más, demostrando que se puede ser original incluso en los géneros más llenos de chichés. ¡Se puede! por favor, hacedlo, dejad la fórmula e intentad hacer algo ligeramente nuevo…

Ah, y ya por último ultimísimo un detalle que me pareció muy bonito es que hay varios desnudos y sin embargo por el tono usado, los planos y la narración en off, no quedan nada sexualizados y eso me parece a parte de un reto un regalo muy hermoso para el mundo en el que vivimos, donde ver un par de tetas solo puede relacionarse con el sexo y no es necesariamente así, se puede ver belleza, se puede ver maternidad, se puede ver incluso simple comodidad y frescor… y nada más, gracias por llegar hasta aquí, os animo a todas y todos a ver está película, apta para todos los públicos (a mi modo de ver), no hay nada de violencia y casi nada de sexo aunque incluyan desnudos.

Cashback, la belleza

Podemos construirle

Podemos construirle (We can build you) es una novela poco conocida del gran autor de ciencia ficción Philip K Dick.

En ella, un par de empresarios de un negocio de fabricación de instrumentos musicales se pasan al negocio de los simulacros, lo que para Dick eran robots de su tiempo. Aunque sería mejor dicho que inventan los primeros robots. Estos simulacros funcionan con cintas donde tienen almacenadas su programación que les permite moverse, hablar y simular inteligencia y emociones. La idea inicial de la empresa es usar esos simulacros para construir un parque de atracciones y recrear la guerra civil estadounidense. Por eso sus primeros prototipos son el presidente Abraham Lincoln y Edwin M Stanton. Una idea multimillonaria, por eso no tardan los buitres a ver qué se puede rapiñar.

Fotografía de Omduart.

Como le ocurre a cualquier escritor, el proceso de terminar una novela suele dilatarse en el tiempo y a menudo hay algunas partes que se nota eso, se nota un cambio del sentir y pensar del escritor. En esta novela que por un lado parecía centrarse en una trama de política empresarial, innovación tecnológica y los retos que supone todo esto y de repente se tuerce y deriva hacía otro lado que no parecía ser el transcurso natural… lo cual no es malo.

Estaba yo leyendo y disfrutando muchísimo de ver como Stanton se presentaba sin compañía humana ante el presidente de una empresa rival solo para demostrarle el enorme potencial de su existencia cuando de repente lo que importa es una enfermedad que sale de la nada… y un enamoramiento con una jovencita Pris…
Recuerdo sentirme casi traicionado por Dick, pues yo estaba muy feliz disfrutando de esa historia de ciencia ficción cuando se convirtió en un extraño romance y trama psicológica… recuerdo googlear para leer otras experiencias lectoras y encontrarme con opiniones así: Philip cuando escribió esta novela estaba divorciándose, pasando por una época especialmente marcada por la paranoia y el abuso de alcohol y todo ello tuvo que afectarle irremediablemente en la escritura de su novela. Es posible que fuera así. Pero ahora, bastantes años después, me da por pensar que quizá pudiera tener un sentido más vital. Porque la vida se tuerce a mitad de algo siempre. Del mismo modo que apareció el covid y se crearon unas duras medidas para combatirlo que rompió miles de planes, a Dick la vida le rompió la novela y decidió que estaba bien así, que debía quedar constancia de ello y remarcar que incluso un invento tan fascinante como los simulacros podía quedar desheredado y convertirse en realidad en una forma de explorar el género humano, de reconocerse a sí mismo con sus miserias y defectos que nos lleva a cagarla una y otra vez, aprendiendo o no de ello, avanzando o no, viviendo en Maya o viendo la realidad más cruda, sin velo en los ojos.

Podemos construirle en una novela psicológica y casi de autoconocimiento metida en una atmósfera de ciencia ficción muy bonita y muy estadounidense y yo la recomiendo.

Probablemente no sea de las mejores novelas de Dick, pero sin embargo tiene un encanto especial al tener, a mi parecer, las barreras emocionales bajadas, imprimiendo sinceridad…

Por último quiero contar una pequeña anécdota personal. Y es que este libro me lo regaló mi maestro de escritura creativa, Ricard De la Casa, a quien tengo en gran estima por todo lo que me enseñó y su carácter cariñoso y amable. Un buen escritor de nacionalidad española pero residencia andorrana sin ser un youtuber evasor de impuestos, pues es profesor de escritura creativa y de fotografía, escritor, fotógrafo y tertuliano literario de radio. Él me regaló este libro junto al consejo que jamás empiece a leer a un autor reconocido por sus libros más reconocidos. Yo le había pedido la novela: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y lo tenía, y me lo mostró y me dijo que me lo compre cuando haya leído Fluyan mis lágrimas, dijo el policía, también de Philip K.Dick. Así que le pedí éste, podemos contruirle de su biblioteca gigante. Recuerdo que me contó que no era una gran novela, pero que podría servirme para aprender acerca del proceso de escritura de un proyecto grande como es una novela, la dificultad de mantener el mismo tono y camino a pesar de todos los engaños y vueltas que se pueden dar a voluntad del demiurgo que es el autor. No vale perderse uno mismo, me decía Ricard, hay que saber hacia donde vas y ir por delante del lector siempre, sin perderse ni dejar el lector demasiado atrás y manteniendo la distancia con él.

Podemos construirle

Memorias olvidadas, Guzmán Vaillardón — Altavoz Cultural

Existe una gran virtud en aquellos libros que nos retrotraen a nuestras primeras lecturas, a aquellos primeros atisbos de descubrimiento de nuestro gusto por la Literatura. No resulta baladí la aparente sencillez con la que nos abrazan los estímulos más primarios, como no resulta menor la capacidad de aquellos autores aptos para ofrecernos tal […]

Memorias olvidadas, Guzmán Vaillardón — Altavoz Cultural
Memorias olvidadas, Guzmán Vaillardón — Altavoz Cultural

Moviendo los marcos del patriarcado: El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán — Altavoz Cultural

ALTAVOZ CULTURAL Y MÉNADES EDITORIAL PRESENTAN MOVIENDO LOS MARCOS DEL PATRIARCADO  El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán Entrevista a las autoras Marilar Aleixandre – María López-Sández Bienvenidas, Marilar, María, a Altavoz Cultural. Lo primero que querríamos solicitaros es una breve presentación individual. ¿Quiénes son las autoras de Moviendo los marcos del patriarcado? Marilar: Tengo […]

Moviendo los marcos del patriarcado: El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán — Altavoz Cultural
Moviendo los marcos del patriarcado: El pensamiento feminista de Emilia Pardo Bazán — Altavoz Cultural

Sh00ter, un doc pirata

Sh00ter, un documental pirata sobre el evento. Una novela de Raúl Sánchez editada por Defausta editorial.

A través de varios personajes entrevistados por un/a supuesto documentalista anónimo o mejor dicho, fantasma, se desarrolla un documental sobre un juego de tiroteos que se podría describir como un shooter (videojuego) adaptado a la realidad a través de un brazo mecánico controlado con un mando de consola actual, así como puede ser de playstation o xbox. ¡Una locura!

Sería algo así el brazo pero cogería el arma entera y las manos del usuario usarían un mando de playstation, más o menos y en última instancia cada lector se lo puede imaginar como le plazca.

Como prologista nos encontramos con el escritor y poeta Munir Hachemi, quien describe la novela así: Sh00ter: un documental pirata sobre el Evento es un libro para los niños perdidos del futuro. Y ya con esa frase os podéis hacer una idea genial de lo que es Sh00ter.

Durante la historia se van presentando personajes muy bien caracterizados con sus propias narrativas y miserias, centrándose en el grupo principal que inventan el juego, cansados del playtowin, de los ricos y su puto sistema opresor. Sin más intención que la de batirse entre ellos, ser mejores jugadores, pasarlo bien, superarse y seguir siendo ellos, la carne y sus reflejos las herramientas directas a usar para combatir, Sh00ter se adapta a la realidad y al humano.

Sh00ter es una novela exigente con el lector poco habituado a que le sorprendan con estructuras fuera de lo común. MUY recomendable para gamers/lectores, especialmente está escrita para esas personas que pertenezcan a esos dos grupos a la vez. Mucho mejor, obviamente, si como gamers les gusta los shooters, claro. Sin embargo, la historia es amable con lectores en cuanto vocabulario dando margen para pensar en lo que esconde y no dejará a nadie atrás…
Y es que Sh00ter es ese tipo de novelas que más disfruto de leer, donde se simplifica mucho por un lado para que la lectura fluya fácil y agradablemente y por el otro lado está LLENO de referencias y huevos de pascua, lo cual le da un sub-texto brutal a toda la novela.

Raúl Sánchez presentando su novela en el fnac (vale mucho la pena verlo), son 3 partes. Una curiosidad genial de Defausta editorial es que es una editorial de rescate que solo publica autores muertos, siendo Raúl, el primer no muerto publicado por ellos, después de Adolfo Domínguez (si sí, el diseñador no muerto publicó con Defausta su novela, Juan Griego).

Disparar a tu mejor amigo, destrozar la cara de tu novio, o tu hermana, que su sangre te ensucie la ropa y unos segundos después… ¡Respawn! los nanomédicos hacían su trabajo y te devolvían a tu ser querido para que pudiera reventarte a tiros en la siguiente partida. Esto es Sh00ter, hasta que la política se mete por en medio. La experiencia de no morir tras ser asesinado era tan liberadora como adictiva. Por terribles que fueran las pruebas para iniciarse, caros los alquileres o doloras las partidas, Sh00ter ofrece una experiencia nueva deseada desde que el humano es humano. La liberación de la muerte y el regreso, la experiencia del dolor extremo y la vuelta.

Durante toda la novela se deja ver un conflicto político que es afrontado desde la amistad y la fidelidad a la familia, a tu clan, al equipo que se forma espontáneamente durante la vida para poder afrontarla y para mi, eso es lo más hermoso que ofrece Sh00ter, pues desde una perspectiva de ciencia ficción punk, sucia como las letras de Bukowski, Raúl Sánchez insiste en el amor y el cariño entre personas que se respetan tanto como para luchar juntos contra quien haga falta para protegerse y honrarse.

Por último quiero decir que encontrar actualmente la novela en venta es un reto, está descatalogada de la mayoría de librerías, por otra parte, el reto merece la pena. También podéis incordiar a su autor por facebook o twitter. Donde sí podréis leerla es en la biblioteca de Princeton, en Estados unidos, donde un o una bibliotecaria ha cometido la insensatez de pedir una copia. Probablemente para replicar la consola de Sh00ter y hacerla real y crear por fin el deporte definitivo que acabará con el reinado del terror del fútbol.

Leed mucho, leed bien, y no escribáis, que ya está Raúl Sánchez para eso.
Felices lecturas.

Sh00ter, un doc pirata

Stefan Zweig — Café Literario en Buenos Aires

Stefan Zweig nació el 28 de noviembre del 1881 en Viena y falleció el 22 de febrero del 1942 en Petrópolis, Rio de Janeiro, Brasil. Fue novelista, dramaturgo, periodista y biógrafo.   Vamos a leer Mendel el de los libros, uno de los relatos más conmovedores de Zweig.   Escrito en 1929, Mendel el de los libros narra […]

Stefan Zweig — Café Literario en Buenos Aires
Stefan Zweig — Café Literario en Buenos Aires

Revista Distopía — LITERATURA TROPICAL

El laboratorio Literario “El año de la distopía” se realizó durante el mes de marzo y abril bajo modalidad virtual, por una iniciativa Espacio de Arte y Cultura FaDe de la Secretaría de Extensión de la Facultad de derecho, Ciencias sociales y políticas de la UNNE. El taller estuvo orientado al género fantástico, y específicamente […]

Revista Distopía — LITERATURA TROPICAL
Revista Distopía — LITERATURA TROPICAL

Nankurunaisa

Nankurunaisa suena a magia budista, me encanta! 🙂

Donde No Les Dejan Nadar

“Nankurunaisa” es una palabra japonesa. Se considera la más bonita del mundo y tiene un significado muy particular, muy detallado, pero también muy etéreo y profundo.

Para algunas personas significa “con el tiempo se arregla todo”, para otros, quiere decir “todo irá bien”. También puede entenderse como “lo importante es la salud”, “mientras haya vida, hay esperanza”, “las cosas acabarán poniéndose en su lugar”, “de una manera u otra, todo mejorará”, significados que ha ido adquiriendo con el paso del tiempo.

Así, se ha convertido en una palabra cargada de un significado muy positivo, que rezuma energía bonita, de esa que te pone la piel de gallina y los pelos de punta cuando la escuchas o la lees.

“Vive hoy, haciéndolo bien para el mañana y no te olvides de sonreír”, dicen sus sílabas, procedentes de un dialecto de Okinawa; “nunca olvides quién eres, vive para el hoy y para…

Ver la entrada original 192 palabras más

Nankurunaisa

Rango: Por dinero, pero bien

Rango es una película de animación de la Paramount, así que esta vez no linkearé creadores por mis cosas de no colaborar con empresas acaparadoras de mercado cultural. Pero mira, me vi su peli, ja.

Bien, si me he animado a reseñar está película es por dos motivos importantes:

1.- Es un tipo de animación poco común en estos tiempos, donde no se endulza la imagen (tampoco es que sea amarga). Los personajes son feos, todos ellos, incluso la mujer que se enamora del protagonista (algo que ocurre rápidamente y absurdamente, cosa que mola por el siguiente punto.

2.- Es un camino del héroe más, PERO, te lo narran literalmente, contando los puntos por los que transcurre cualquier historia con las mismas características, dando como un aire a crítica del modelo.

El camino del héroe es un modelo de historias que funciona super bien con el gran público. Siempre se trata de una historia agradable, empatizable y con un gran sentido de la superación. En muchos puntos donde alguien desconocido y más o menos marginal acaba siendo reconocido por toda su sociedad y venerado como un gran personaje, suele terminar venciendo a un enemigo del colectivo y resolviendo una graaan crisis colectiva. Él solito aunque reciba ayudas. Todo así, muy grande.

Rango, concretamente, es un lagarto sin identidad propia (porque es una hoja en blanco) y está solo en la vida. De algún modo, es un tipo de creador enfrentándose a un inicio. Como vive en el desierto de Mojave, no tarda en inspirarse por el entorno e inicia su aventura montando un western con un cierto aroma postapocaliptico, y mete todos los ingredientes de manual. La chica de quien enamorarse, el conflicto social, el villano y sus secuaces, el toque de misticismo con su clasiquísimo mentor y la suerte que lleva el protagonista a pasar de ser un cobarde a superarse a sí mismo y vencer las adversidades. Ah, y muuuchas referencias del cine más conocido. Desde miedo y asco a las vegas a piratas del caribe e incluso con una persecución que podría ser la carrera de carros voladores de Star Wars. Y es que el actor de doblaje de voz es nada menos que el protagonista de ambas pelis mencionadas a parte de otros miembros que participan en los metrajes; todo queda en familia.
Por sus formas, la película me llevaba a pensar a menudo en el momento de escribir el guión. Yo creo que nació después de ver Fear and Loathing, que sin duda alguna es la obra que más a inspirado a Rango. El protagonista, llevando la misma camisa y con el cuello torcido al igual que la portada lisérgica de Fear and Loathing. Hay una escena de miedo y asco, donde el Jonnhy Deep alucina unos lagartos en un bar… y uno si no recuerdo mal está hablando de golf… definitivamente ahí sale la semilla de Rango.


Lo que aún no había visto yo es esa sensación de hastío de un artista reflejada en su obra, haciendo lo suyo por dinero de una forma tan marcada… encontrándose contando sus trucos, desvelando lo que muestra descaradamente porque claro, ya lo ha hecho muchas veces, ya se ha hecho miles de veces… Es que de verdad, incluso hay algunos pasos del camino del héroe que están hechos como con prisa y aburrimiento, como el romance. Quizá lo mejor logrado es la parte final, la marcha hacia el sol de cara en solitario, donde el héroe vuelve a quedarse sin identidad propia para ser solo el héroe de la gente y nada más… me parece que logra cambiar la perspectiva de la película y remarcar que en realidad es una crítica pero como cumpliendo con lo exigido por los que ponen el dinero.
Una vez más, es la misma historia pero con otro atrezzo… ¡Pero que pasada de atrezzo! Ahí empiezan las cosas buenas. Y es que visualmente me parece una película deliciosa, realmente hermosa. Cada personaje tiene su caracterización pulidísima y atractiva a su modo desde la fealdad, que eso es lo mejor, pero como digo, por fuera, el dibujo está muy bien, en cuanto la personalidad ya flojean todos, pues son arquetipos clásicos y ya. En especial las escenas de soledad de Rango son las mejores para mi, logrando sacarle mucha belleza a la imagen y empatización con la mayoría de creadores que trabajen solos.

¿La habéis visto? La recomiendo para una tarde de domingo, manta y palomitas. Hans Zimmer pone la banda sonora, nada más que añadir.

Rango: Por dinero, pero bien